Trabajan en la elaboración de un sistema para el manejo de pasturas en campos de secano

Desde el INTA llevan a cabo una experiencia piloto en campos del sur mendocino. La idea es diseñar un plan de manejo de pasturas. Apuntan a elaborar un manual para que lo apliquen los productores.

Trabajan en la elaboración de un sistema para el manejo de pasturas en campos de secano.
Trabajan en la elaboración de un sistema para el manejo de pasturas en campos de secano.

Dentro del Plan Estratégico 2030 que desarrollaron los ganaderos, también se incluyó la necesidad de desarrollar y difundir modelos productivos ganaderos para el secano. Esto implica elaborar modelos de producción recomendables acompañados de manuales para el manejo ganadero en campos naturales.

Sebastián Mora, ingeniero agrónomo y especialista en pastura de la Estación Experimental Agropecuaria (EEA) Rama Caída del INTA, en San Rafael es uno de los técnicos que está trabajando en la puesta en práctica de un sistema para manejo de pasturas y carga animal en los campos naturales.

La pruebas piloto las iniciaron en campos de General Alvear. “Lo que nosotros estamos haciendo es tratar de empezar a difundir y aplicar con un poquito más de certeza en la zona, técnicas de manejo de los pastizales, básicamente apuntado a lo que es el ganador de cría, y que si bien fueron desarrolladas en gran parte del país, nosotros estamos haciendo adaptaciones locales porque Mendoza tiene algunas características fundamentalmente como lo es la variabilidad de la lluvia”, explicó el ingeniero Mora.

Las pruebas piloto que se está llevando a cabo tiene como fin estandarizar los programas de rotaciones de animales a partir de cuantificar la oferta forrajera en los campos de la zona de secano.

Realizamos muestreos en el campo para determinar cuánto volumen de paso tenemos y lo apoyamos con imágenes satelitales”, dijo el ingeniero y luego acotó que “esa es la primera parte de la cadena forrajera” y después de eso “poder ajustar la carga animal”.

Nuestras zonas áridas producen muy poco pasto y esa producción está altamente relacionada con la lluvia. Entonces si nosotros podemos cuantificar la oferta podemos ajustar la carga y estimar cuántas vacas podemos meter en nuestro establecimiento. En la medida que podamos tener ese dato mucho más fino nunca vamos a hacer un sobre pastoreo ni un sub pastoreo”, indicó Mora.

Además, dentro del sistema de rotación se deja uno de los cuadros de descanso y en las épocas de escasas lluvias se convierte en una reserva de pasturas.

Dentro del plan de manejo del campo también monitorean la condición corporal de la vaca para determinar si se está alimentando correctamente o al no recibir las proteínas necesarias es necesario sumplementar. También se puede establecer si está en condiciones de ser preñada, o si es preciso realizar un destete precoz.

En cuanto al estado de los campos luego de la intensa sequía, el ingeniero del INTA aseguró que hay dos zonas bien diferenciadas, por un lado está Lavalle (Norte), La Paz y Santa Rosa (Centro) y por el otro lado San Rafael y General Alvear (Sur).

“San Rafael y Alvear, salvo determinados sectores, esta primavera ha sido dentro de lo normal, ni excesivamente lluviosa ni por supuesto seca”, comentó Sebastián Mora.

Lo que sí es preocupante, es la zona de San Santa Rosa y La Paz y al norte también, donde todavía las lluvias son escasas en esta primavera pero además tenemos un arrastre de problemas del año anterior, así que la parte forrajera viene complicada”, afirmó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA