Qué insecticidas orgánicos se pueden elaborar en casa para la huerta o jardín

Qué insecticidas orgánicos se pueden elaborar en casa para la huerta o jardín

No sólo son fáciles de preparar, sino que no constituyen un riesgo para niños o mascotas y, además, son efectivos.

A muchas personas les puede causar mucha emoción llegar con una nueva planta al hogar. Y ni hablar cuando se logra que aparezcan los primeros brotes de la huerta que se armó en el patio o jardín. Sin embargo, todo ese entusiasmo puede terminar por el suelo cuando aparecen las plagas y no se quieren utilizar productos que se venden en el mercado. ¿Y si fueran tan sencillo como usar elementos de todos los días para prepararlos en casa? En esta nota te contamos cómo.

Infocampo compartió ocho recetas de plaguicidas que se pueden elaborar en forma casera, tienen una alta efectividad y, sobre todo, no constituyen un riesgo para los niños ni las mascotas, ya que se trata de preparaciones orgánicas. Una aclaración importante: recomiendan aplicar estos productos sólo cuando la población de insectos o la presencia de algún patógeno sea significativa y se observen daños en varias hojas. De lo contrario, es preferible no utilizar ningún preparado, ya que se pueden producir efectos no buscados.

Para atacar pulgones: spray insecticida con ajo. Especialistas en huertas, aseguran que el ajo es un potente repelente natural de insectos. Para prepararlo, se debe licuar una cabeza de ajo con algunos clavos de olor y agregar dos vasos de agua. Luego, dejar reposar un día para después mezclar esta solución nuevamente en 3 litros de agua. La mezcla obtenida puede ser vaporizada directamente en las hojas de las plantas.

Para combatir al oidio, mildiu y roya: fungicida con leche. Los hongos en las plantas suelen aparecer cuando la temperatura y la humedad son elevadas. Para preparar este fungicida, se necesitan ocho partes de agua, preferentemente de lluvia. También se puede usar de la canilla, aunque se debe dejar reposar por dos días. Luego, añadir dos partes de leche -para un litro, serían 800 ml de agua y 200 ml de leche-, idealmente descremada, ya que lo que interesa del producto son las sales y los aminoácidos. De hecho, el ácido láctico es un potente fungicida. A esta mezcla se le debe añadir 20 gr de bicarbonato de sodio por cada litro (tiene un gran poder desinfectante y cicatrizante). Y, por último, se coloca en un pulverizador y se mezcla bien. Se aplica dos días seguidos, siempre al atardecer o luego de una tormenta, y después, de forma preventiva, cada 15 días.

Para eliminar pulgones, gusanos y orugas: insecticida con tomate. Las hojas del tomate son ricas en alcaloides, un excelente repelente para varios insectos. Para su elaboración, se necesita llenar dos tazas con hojas de tomate picado y agrega agua. Deja reposar al menos una noche y diluir la mezcla en dos vasos de agua. Luego, se procede a rociar con spray de tomate las plantas y luego de unos días se verán los resultados. En este caso es importante: mantener lejos de animales domésticos, ya que puede llegar a ser tóxico para ellos.

Para alejar orugas y caracoles: cáscara de huevo. Los residuos del huevo son excelentes para la huerta, ya que tienen un doble impacto: se pueden utilizar como fertilizante y a la vez como repelente, en trozos o triturado. Los fragmentos se deben esparcir en la base de las plantas, creando una especie de anillo, lo que crea una barrera para que los caracoles y orugas no puedan ingresar.

Para deshacerse de caracoles y babosas: ceniza, cerveza o cafeína. Los caracoles y las babosas suelen ser uno de los mayores problemas al que se deben enfrentar los amantes de las plantas, ya que se comen las hojas, pero más que nada, porque se alimentan de los brotes de las recién plantadas. Lo ideal es aplicar estos productos cuando se convierten en plaga (si tenemos pocos caracoles y los daños no son muy graves, los especialistas recomiendan no aplicar nada). Existen tres ingredientes que logran acabar con ellos: se pueden esparcir restos de ceniza de madera; se puede colocar sobre la tierra un recipiente con cerveza, que los atrae por el olor y se ahogan en el líquido; o se puede mezclar agua con un 2% de cafeína alrededor de las flores, lo que los mata.

Para atacar a la arañuela roja, mosca blanca y pulgón: insecticida de cebolla. Para elaborarlo se deben mezclar tres cebollas con agua en la licuadora. Luego colocar la mezcla en un frasco con agua y dejarlo reposar durante la noche. Al día siguiente, filtrar y ya está listo para aplicar.

Para eliminar hormigas y cucarachas: aceite cítrico de naranja. Se deben mezclar tres cucharadas de jabón líquido orgánico con 30 ml de aceite de naranja y añadir cuatro litros de agua. Luego, aplicar el producto a las plantas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA