Vuelven las boinas y se convierten en el accesorio indispensable de la temporada

Vuelven las boinas y se convierten en el accesorio indispensable de la temporada
La clásica francesa, con perlas, canutillos o lentejuelas.

Ya sea por su toque europeo, porque remite a los clásicos de antaño y porque es abrigada y práctica, la boina -en todas sus versiones- parece que vuelve para quedarse.

El invierno europeo es la puerta de entrada para los lanzamientos de temporada y marca fuerte la tendencia mundial en cuanto a moda. Así, para comienzos del 2021, vimos en revistas y desfiles, la aparición de un accesorio fiel y elegante: la boina. Desde Taylor Swift a Gigi Hadid e incluso Halle Berry aparecen con este accesorio insignia de la década de 2000, que posteriormente fue reemplazado por caps y gorros más modernos. Sin embargo, lo clásico nunca se va del todo y la boina siempre consigue volver de manera inesperada, sobre todo por la practicidad y el toque parisino.

Lily Collins popularizó el uso de boinas en la serie Emily en París

Moschino, Emporio Armani, Astrid Andersen, Prada, Gucci y David Hart, entre otros, presentaron este año sus líneas líneas de pasarela combinadas con boinas. De hecho, Boinas Elósegui, una tienda artesanal que lleva más de 150 años haciendo boinas de todo tipo en Tolosa, España, afirmó que “La boina, icono cultural, contractual, fashion, revolucionaria y contemporánea, busca sacar esa personalidad de todos llevamos dentro”. Muchas de las que ellos fabricaron terminaron convirtiéndose en accesorios de estrellas de Hollywood, como Brigitte Bardot, Jack Nicholson, John Lennon y David Bowie y hoy se encuentran expuestas en el MoMa, de Nueva York.

La boina inglesa tiene una forma estructurada y queda bien en hombres y mujeres

Tanto para hombres como para mujeres, aporta un look elegante y sofisticado, es perfecta para protegerse de las bajas temperaturas en invierno, con aquellas de material abrigado, y las tejidas de hilo o seda, son un accesorio súper chic para el verano,

Ya sea estilo Peaky Blinders -también llamada “gorra del vendedor de diarios”-, beret -la clásica francesa-, baker boy - estilo marinero-, inglesa -de mayor estructura-, o gaucha, la ventaja de la boina es que se puede usar con todo.

Para un look sofisticado, se puede llevar con vestidos o faldas midi, rememorando el estilo femenino de los dorados años ‘20. En cuanto al peinado, los recogidos son los grandes aliados, aunque un prolijo alisado suelto o unas ondas descontracturadas también son el marco perfecto para llevarlas. Para un look casual, llevarla con un jean y camisa básica es el acierto.

Además, es un accesorio que queda bien en distintos materiales: de lana, corderoy, terciopelo, vinilo e incluso strass, sin olvidar las opciones en pied de poule o animal print, parece que llegaron para quedarse como el nuevo básico invernal.

Las boinas tipo marinero, con estructura y visera.

Luz Belén Gerlero es una joven que encontró en el bordado de boinas, además de una forma de expresar su pasión, una fuente de ingresos a través de las redes sociales: “comencé a bordar en mayo del 2020, con el inicio de la pandemia. Mi motivación fue una foto de la Virgen de Luján, bordada a mano” cuenta la joven, que a poco de haber iniciado su emprendimiento tenía más de dos mil seguidores. “Al principio era algo propio, pero después quise compartirlo con todos y así nació belita.bor”, agrega Luz Belén, que recibe pedidos no solo de sus contactos sino también de Chile, Brasil y Estados Unidos.

Lo cierto es que las boinas bordadas -sobre todo a mano- se están convirtiendo en un accesorio que trasciende modas, ya que para quienes las usan, tienen un significado más allá de las tendencias. “Para mí, es una forma de hacer Patria, de recordar nuestras costumbres, nuestra música y nuestra tierra…. Bordar el escudo Nacional, la escarapela, las Islas Malvinas, los escudos provinciales, flores nativas y exóticas, es para mí una forma de compartir mi amor por mis ideales y poder transmitirlos a la gente”, expresa la joven mendocina estudiante de veterinaria.

Los bordados a mano guardan un significado especial para quien la porta.

Hay muchos supuestos orígenes de la boina, según cuentan los libros de moda. El primer registro data del año 2000 A.C: una escultura de bronce que representaba a un hombre de Cerdeña con una boina.

Su origen también se puede rastrear en varios países: en Francia, en el año 1500, era usada por los trabajadores para cubrirse del frío y luego, en 1800, las boinas fueron utilizadas por los militares de España, en color rojo.

Cuenta la leyenda que, en la mayoría de sus usos, la boina representó a un grupo militar o a uno revolucionario. Además de las características boinas rojas en España, las verdes fueron típicas de los militares de Estados Unidos. También es un complemento que se relaciona con la Revolución Cubana, inmortalizada en la imagen del Che Guevara con su boina, y además, con la resistencia militar en Francia a la Alemania nazi.

Los hombres también las adoptaron como símbolo de buen gusto

También son famosas las boinas de los artistas franceses, que las usaban como complemento de sus delantales de pintor.

Lo cierto es que más allá de los orígenes, formas y materiales, las boinas nos enamoran. Los nuevos modelos combinan diferentes tipos de telas, tramas, texturas, colores y viseras. Algunas no solo están bordadas, sino que también tienen perlas, canutillos, encaje y hasta lentejuelas. Todo vale y todo queda bien, solo depende el gusto de quien la lleve. Además, no son privativas, quedan bien a cualquier edad tanto en hombres como en mujeres.

La boinas gauchas quedan bien con cualquier atuendo.

Si la idea es sumarlas a los looks de invierno, es bueno saber que pueden combinarse con todo, desde la sastrería (especialmente en trajes con pantalón) a equipos en total denim de jean con camperas. Las fanáticas de los tejidos oversize pueden complementar sus outfits con una boina tejida y así armar un total look muy trendy.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA