Reseña: Morbius, un intento de Marvel de llevar a sus personajes al lado oscuro

Morbius llegó a los cines aunque no sobresalió tanto como esperábamos.
Morbius llegó a los cines aunque no sobresalió tanto como esperábamos.

La reciente cinta del UCM, que se estrenó el jueves en los cines del mundo, propone un cambio de aires en la franquicia de superhéroes. Sin embargo, ¿se vio eclipsada por múltiples factores?

La nueva cinta de Marvel llegó: Morbius, el nuevo villano de Spider-man, finalmente desembarcó en los cines después de varias postergaciones y atrasos en su estreno. La película protagonizada por Jared Leto proponía un concepto bastante interesante en materia de superhéroes, especialmente en Marvel, ya que su tono siniestro y oscuro es algo que anteriormente no habíamos visto en la franquicia.

Marvel es indiscutiblemente una mina de oro. Aunque Morbius parece salir un poco de la regla en varios sentidos. La película llega después de Spider-man: No way home, cinta que tuvo un éxito agobiador y que podría eclipsar a cualquier otra.

En primer lugar, creo que ese fue uno de los errores principales. Porque Morbius se trata de un villano del universo del Hombre Araña, aunque la cinta no hace siquiera referencias a ello hasta el final, y de manera muy vaga.

Es una lástima ya que la película propone explorar un espacio que Marvel no había incursionado antes: personajes más oscuros, siniestros y serios. Y no digo que sus películas no lo sean, pero su tono acostumbra a ser más colorido y cómico.

La historia sigue a Michael Morbius, un médico científico que pasa su vida buscando una cura a una enfermedad sanguínea que él y su mejor amigo llevan desde su nacimiento. Su investigación comienza a tomar un curso completamente diferente cuando incursiona en la mezcla de razas, intentando encontrar la cura combinando su ADN con el de un murciélago.

Todo resulta salir mal cuando, a pesar de encontrar una solución a su enfermedad, debe pagar un precio muy alto. La película es interesante, entra de lleno en la trama y no necesita de una introducción demasiado larga, aunque una falencia destacable es que quizás pasa demasiado rápido a la acción.

Al espectador le cuesta entrar en clima y conectar con los personajes. Algo que podría justificarse tras saber que Sony y Marvel decidieron retirar algunas escenas de la cinta, lo cual podría haber corrompido el desarrollo natural de la historia.

La cinta presenta muy buenos efectos especiales y una actuación magistral en manos de Jared Leto.
La cinta presenta muy buenos efectos especiales y una actuación magistral en manos de Jared Leto.

Hay algunos puntos que resultaron muy flojos en tema de guion y desarrollo. Empezando por la motivación de sus personajes. El mejor amigo de Morbius, Milo, se convierte en villano de un momento a otro sin siquiera tener razones específicamente viables.

Podría tratarse del bullying que sufrió de pequeño por ser diferente, o la misma ira atravesada por no ser una persona normal, aunque nada parece tener justificación.

Por otra parte, otro factor que parece desfavorable para la cinta es la falta de conexión que tiene con Spider-man. Porque ya sabemos que pertenece a su universo, aunque en ningún momento, durante su desarrollo, logra conectar con los sucesos que ya conocemos del superhéroe.

La única escena en la que descubrimos que posiblemente en el futuro se encuentren es en la escena post-créditos. Y, aun así, resulta no tener sentido alguno. Las carencias son pocas, pero tienen un gran peso a la hora de hacer un balance sobre qué nos aportó esta cinta que anteriormente no teníamos.

En cuanto a lo negativo, la falta de motivación de los personajes y un desarrollo vago de ellos impiden conectar con la película.
En cuanto a lo negativo, la falta de motivación de los personajes y un desarrollo vago de ellos impiden conectar con la película.

Ahora sí, en sus aspectos positivos, la película cumple por completo las expectativas de sus espectadores en materia de actuación y efectos. Jared Leto realmente se luce en este papel, contenido por el impulso de su personaje en los momentos calmos, pero totalmente a la altura cuando todo se sale de control.

Desde el comienzo, sabíamos que se trata de un actor polémico en sus formas y personajes. Y debo decir que, en este caso, han dado justo en el clavo con la elección. El resto de los protagonistas no se destacan demasiado en relación a él, por lo que no hay demasiado que decir.

En cuanto a efectos especiales, a pesar de que a veces pueden fallar y verse algo irreales junto a los actores, la personificación de Morbius debo admitir que cumplió las expectativas.

Principalmente en los momentos en los que el personaje tiende a mutar del ser humano al vampiro. Los rasgos de Morbius son escalofriantes, impresionantes y hasta en momentos, asquerosos. Pero es lo que debe ser: se trata de un hombre murciélago.

Morbius es interpretado por Jared Leto y se sumará al universo de Spider-man.
Morbius es interpretado por Jared Leto y se sumará al universo de Spider-man.

Concluyendo con esta reseña, creo que la última cinta de Marvel está bien, aunque posiblemente no obtenga el reconocimiento que merece habiéndose estrenado después de un tanque como fue Spider-man: No way home, y como lo será la segunda parte de Doctor Strange.

Sin dudas, habrá que esperar a ver cómo evoluciona el universo de Spider-man, después de una ventana abierta a que las anteriores versiones del personaje en el cine puedan regresar con su propio protagonismo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA