lunes 14 de junio de2021

Disco menstrual: el nuevo formato que permite combinar sexo y regla
El nuevo disco menstrual permite mantener relaciones sexuales durante el período femenino.
Sociedad

Disco menstrual: el nuevo formato que permite combinar sexo y regla

Entre sus tantas variables con la copa tradicional, la que más llama la atención es su posibilidad de tener relaciones sexuales durante el periodo menstrual. Te contamos los detalles de la nueva copa que causa furor.

Disco menstrual: el nuevo formato que permite combinar sexo y regla
El nuevo disco menstrual permite mantener relaciones sexuales durante el período femenino.

Es un hecho que la copa menstrual toma cada vez más discípulas. Sumando comodidad, economía, protección y cuidado ambiental, la copa resume todo lo que busca una en sus días del mes y suplante productos más costosos y dañinos para nuestro cuerpo.

La única falla que tenía hasta ahora la copa menstrual era su incapacidad de complacer a aquellas que disfrutan de mantener relaciones sexuales durante esos días. Pero ya no más, el disco es la solución a ese punto y ha sido una sensación desde que se dio a conocer.

Hace poco tiempo se dio a conocer esta variable en nuestro país y la lluvia de preguntas es inevitable. ¿Es confiable? ¿Sirve realmente? ¿Se siente durante el acto sexual? Cosas que todas nos preguntamos, hoy dos especialistas responden todas las dudas.

Por su silicona más fina es mucho más flexible lo que permite que llegue a la pared del cuello uterino.

¿De qué se trata el disco menstrual?

Empezaremos por el principio. Diseñado de un material similar al de la copa menstrual, es importante aclarar que no existen por separado. El disco es un derivado de la copa ya que su función es la misma, aunque algunas particularidades los diferencian.

“Vamos a decir que el disco es una variante de la copa menstrual, sigue siendo un anillo de silicona de alta calidad solo que es mucho mas fino el espesor, se compara con el pétalo de una rosa. El material no es poroso, por lo cual no hay posibilidad de infecciones o modificaciones del PH vaginal”, informa la ginecóloga Silvina Games (mat. 7745).

El disco se diferencia tanto en su tamaño, forma y espesor de la silicona con respecto a su madre la copa menstrual. Es hipoalergénico, por lo que cualquier mujer podría utilizarlo sin problemas y sin miedo puede utilizarse ya que, a diferencia de la copa, es mucho menos probable mancharnos.

“Se adhiere bien a las paredes de la vagina a través del anillo que tiene, por lo cual no se producen derrames al igual que con la copa.”

Diferencias y similitudes entre la copa y el disco menstrual

Ya dijimos que ambos formatos pertenecen a la misma familia de productos, aunque las diferencias son notables. Obviamente su objetivo principal es el mismo: almacenar el flujo menstrual.

“El disco menstrual está dentro de la familia de la copa, no es distinta porque el fin principal es retener el sangrado menstrual y de esta manera reemplazar las toallitas y tampones por una variante ecológica y medioambiental. Y también por prevención de infecciones y variaciones en el PH vaginal que llevarían a distintas patologías infecciosas o inflamatorias del cuello uterino”, asegura la ginecóloga.

Respecto al costo, ambos productos se encuentran en precios similares. Variando entre un promedio de $1500 y $2000, ambos productos rondan por este precio, aunque el disco actualmente sólo se puede pedir por internet ya que, al no ser un producto tan conocido, aún no se encuentra en las farmacias.

Cuando hablamos de las diferencias que existen entre ambos formatos, la lista es un poco más extensa. Tamaños, finalidad y durabilidad son algunos de los puntos fundamentales.

“El disco no viene en tamaños como la copa, es un tamaño único. Esta indicado en cualquier mujer, pero tiene una propiedad que viene muy bien para pacientes con alguna debilidad en el piso pelviano, o un prolapso leve (cuando desciende la vejiga o el recto, común en mujeres que han tenido partos normales o que están llegando a la menopausia).”

En cuanto a la diferencia fundamental, se encuentra esta posibilidad que es su principal fuente de curiosidad: “La diferencia más importante es que se pueden mantener relaciones sexuales con penetración vaginal, no así con la copa. El disco menstrual se coloca muy pegadito al cuello uterino, distinto a la copa que se coloca mucho más abajo a mitad de camino entre la vagina y el cuello.”

Esta diferencia permite que el disco almacene una cantidad mayor e impida derrames que con la copa ocasionalmente pueden ocurrir. “Reteniendo una cantidad de sangre mayor que la copa menstrual, unos 76ml, puede durar hasta 12 horas. Obviamente dependiendo de la cantidad que menstrúe la paciente, se adhiere muy bien a las paredes vaginales por lo que no permite derrames.”

Respecto al retirado, la doctora Games aclara que “la copa hace un vacío, no se tira del agarre para sacarla, sino que hay que doblarla para poder sacarla. En el caso del disco no tenemos ese agarre”, por lo que el disco puede resultar un poco más difícil de retirar.

Y como última diferencia y no por ello menos importante, la durabilidad de cada uno de los productos presenta una brecha bastante considerable. “El disco dura menos tiempo, dura hasta 2 años porque tiene toda esta capa tan finita de silicona que no tiene la misma durabilidad que la copa. La copa puede durar entre 5 a 10 años.”

¿Cómo se coloca el disco menstrual?

Una de las inquietudes que más nos atacan al momento de decidir ¿disco si o no?, es su colocación. Para quienes tienen experiencia con la copa menstrual, saben que el proceso de comenzar a usarla resulta dificultoso los primeros uno o dos meses, ya que después de ese periodo el cuerpo solo de adapta.

En el caso del disco, la pregunta principal es ¿cómo lo pongo y lo saco? Sin contar con algo que nos permita agarrarlo, como es el caso del “palito” de la copa, resulta todo un desafío acceder a hacer este cambio, aunque la doctora asegura que en ambos casos es cuestión de práctica.

“Es bastante fácil, el anillo se dobla y se hace como un 8 con nuestros dedos, se coloca dirigiéndonos hacia la parte de arriba llegando al cuello ubicando uno de los extremos hacia atrás y el otro hacia adelante donde esta nuestro hueso pubiano, así vamos a saber que cubrimos el cuello del útero. Es casi imposible colocárselo mal si usamos esta técnica”, explica.

Pero el problema que surge en la mente de todas es, ¿cómo lo saco? “La retiración puede ser más costosa ya que no tiene el agarre de la copa menstrual, pero si podemos llegar con nuestro dedo hasta el contorno del disco y traerlo hacia abajo. Es muy importante que sea lento y con cuidado para que salga de forma horizontal y evitar el derrame.”

En cuanto a la higienización, tanto en el disco como en la copa es lo mismo. Ambos se deben hervir durante 5 a 10 minutos antes de utilizarlos al principio de la menstruación. Durante los días de periodo, basta con lavarlo con agua y jabón en cada retirado y una vez terminado el periodo, se vuelve a hervir y se guarda en la bolsita hasta el próximo mes.

Lo principal: las relaciones sexuales

Si hace un año atrás hubiesen dicho que se podía tener sexo con la copa menstrual puesta, todas hubiésemos negado esa posibilidad. Y es que nadie pensaba que se podría lograr este hallazgo, hasta que surgió la idea del disco.

Su tamaño pequeño y su ubicación hacen posible que hoy hablemos de este tema. La psicóloga y especialista en sexología Emilse Rojo (mat. 3445), comenta sobre esta posibilidad y resulte todas las dudas que se presentan.

“El hecho de mantener relaciones sexuales durante el periodo menstrual depende mucho de la pareja, hay parejas que les es cómodo y otras que no. Lo importante es que sepan que éste no es un método anticonceptivo, incluso durante la menstruación puede haber un embarazo. Si no se busca un embarazo, igual se debe usar preservativo con el disco”, explica la especialista.

Una de las dudas principales que surge es si hay posibilidad de que la penetración provoque un derrame del flujo menstrual. “Tendría que ser un pene súper largo, porque como va al fondo casi llegando al útero es casi imposible que llegue el pene. Es como cuando están embarazadas y tienen relaciones, preguntan si lo pueden tocar con el pene y es imposible.”

Quienes tienen experiencias con la copa, es difícil imaginar no sentirla ya que, si bien no es incómoda, hay momentos en que una es consciente de que está ahí. Pero con el disco no pasa lo mismo.

“No es incómodo para el varón porque no lo va a sentir y para la mujer es lo mismo que la copa, quizás al principio lo sienta, pero es hasta que se acostumbre. Como está al fondo no existe esa sensación de que se puede caer o salir como la copa normal.”

Y respecto a esto, la doctora Games aclara que, aunque aún no existen muchos estudios sobre el disco, “es un dispositivo parecido al diafragma. El disco no interfiere en las relaciones sexuales, no se siente ni para el hombre ni la mujer y no hay derrames durante la penetración. Pero es importante aclarar que no es un método anticonceptivo.”

¿Es recomendable tener sexo durante el periodo menstrual? “Algunas mujeres sienten más deseo por la parte hormonal. Eso depende mucho de las parejas, pero siempre hay que tener en cuenta que se use preservativo si no se busca un embarazo. Los dos únicos riesgos que pueden existir son el embarazo o una infección, por eso se recomienda el uso de preservativos.”

Y en cuanto ala existencia de los famosos “dolores”, la sexóloga admite que “las relaciones sexuales alivian todos los dolores, esa excusa de que me duele la cabeza es todo lo contrario. El efecto que tiene en el cerebro de sedante, de relajación hace que se te pasen los dolores.”