Las cinco canciones de desamor escritas por mujeres que son éxito

Miley Cyrus volvió a romper un récord con su single "Flowers", dedicado a su ex marido.
Miley Cyrus volvió a romper un récord con su single "Flowers", dedicado a su ex marido.

Shakira y Miley Cyrus pusieron en el tapete temas tan universales como una ruptura amorosa y el rencor. Un repaso y comparación por esos temas que son hit, pero detrás tienen un corazón roto.

¿Cuál es mejor, “Flowers” de Miley Cyrus o “BZRP Music Sessions Vol. 53″ de Shakira con Bizzarrap? A juzgar por los números de escuchas (Cyrus le arrebató el primer puesto a la colombiana en cuestión de días), las comparaciones son inevitables cuando detrás de una canción hay una historia de amor conocida.

Lo que sucedió, como pocas veces en la industria de la música, es que dos estrellas del pop lanzaron en menos de 24 horas dos temas que hablaban directamente de su ruptura amorosa. Del fenómeno se desprende un nuevo análisis del tema del desamor y el despecho, como tópicos comunes en el arte.

Y si revisamos la historia de la música, Mozat, Enrique Santos Discépolo o hasta el propio Elvis Presley le cantaron a ese amor que se fue. Pero las intérpretes y autoras también han contribuido al tema, teñido por la mirada machista sobre el leitmotiv de las canciones, y como también una mujer puede usar el arte y la música como catarsis de su historia de desamor.

Aquí un repaso por cinco canciones que marcaron un momento y contribuyeron a la popularidad de las cantantes.

El efecto Shakira en la música.
El efecto Shakira en la música.

Shakira, despechada y rencorosa

Una de las separaciones más mediáticas y polémicas fue la de Shakira y Gerard Piqué, con una infidelidad en el medio, después de diez años de matrimonio y relación. Lo cierto es que la colombiana volvió a escribirle al desamor, pero esta vez lo hizo sin pelos en la lengua.

En “BZRP Music Sessions Vol. 53″, Shakira expresa con golpes bajos, rimas capsiosas y metáforas básicas su dolor por la ruptura, mencionando directamente a su ex pareja y la actual novia de este, Clara Chía Martí.

Claro que entre versos y rimas, el comercio de la industria sigue su curso y la frase “Las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan” se hizo realidad, porque en un solo día superó más de 40 millones de escuchas y sumó unos cuantos dólares más a su abultada cuenta bancaria.

Esta Shakira despechada del siglo XXI nada tiene que ver con la compositora que aflora en discos como “Pies descalzos” o “¿Dónde están los ladrones?”. Trajo voces a favor y en contra sobre la forma de expresar la ruptura, que lo único que trajo es revanchismo puro y un negocio que no se acaba.

Miley Cyrus y las sutilezas de “Flowers”

Parece que Miley Cyrus entendió todo; como pegar donde duele, con altura y sin golpes bajos. Es que un día después del efecto Shakira, la artista lanzó el single “Flowers”, en coincidencia con el cumpleaños de su ex esposo Liam Hemsworth.

Una canción de amor propio más de despecho, pero que además de un ritmo electro pop super pegadizo, con una respuesta directa al tema 2When I Was Your Man”, de Bruno Mars, que Liam le dedicó en el pasado.

Pero no solo el tema tiene varias sutilezas que recorren parte de la historia de ambos y el proceso de dolor que pasó la cantante, sino que el video tiene elementos que la hacen aún más interesante. En primer lugar, fue filmado en la casa que ambos compartían y donde el actor le fue infiel varias veces. Además en una de las escenas principales, Cyrus viste el traje de casamiento de su ex marido y baila sin tapujos, como dejando atrás un capítulo importante de su vida.

Para muchos seguidores, Miley Cyrus dio una lección de cómo hablar de desamor con altura y mucho swing.

Alanis Morissette y “You oughta now”

La artista canadiense Alanis Morissette rompió todos los moldes con su disco “Jagged Little Pill” (1995), en donde de manera explosiva expresa todo su dolor y despecho.

Y la canción “You oughta now” se convirtió en un hit poderoso, pero que tenía una razón; el actor y comediante Dave Coulier con quien tuvo un romance. Aunque ella lo negó varios años después, lo cierto es que el tema es punzante, cruel y poderoso ante el engaño y la pasión que puede despertar una ruptura.

No estoy tan bien, pensé que deberías saber / ¿Se olvidó de mí, Sr. Duplicidad? /Odio molestarte en medio de la cena / Fue una bofetada en la cara / Qué rápido fui reemplazada / ¿Y estás pensando en mí cuando te la coges?), reza parte de la canción que sin pelos en la lengua desparramó toda su bronca ante la ruptura y hasta deslizó varios aspectos de su intimidad.

Valeria Lynch y el profesional de la mentira

Si hay una cantante latina que tiene baladas apasionadas sobre el amor y desamor, esa es Valeria Lynch. Y “Mentira” es uno de sus clásicos, que en la actualidad no puede dejar de cantar.

La canción compuesta por el chileno Buddy Richard en 1981, fue incluido en el álbum “Quiéreme” de Lynch en los ‘80, donde comenzó su popularidad como intérprete y le canta directamente al engaño y mentira descarada de un hombre.

“Y fui creyendo en ti, sin sospechar / Que solo estaba frente a un profesional de la mentira / Tu vida siempre ha sido una mentira / Una vulgar y estúpida mentira”, apunta el estribillo de esta balada apasionada con la que hasta la actualidad muchas mujeres se identifican. Y es que no hay nada que hacer frente a las mentiras, que no pierden vigencia en las relaciones de pareja.

Adele y su divorcio en “Easy On Me”

Si hay un disco personal de la cantante británica Adele, ese es “30″, donde contiene doce títulos que dan cuenta del proceso de separación, divorcio y el reencontrarse con ella, además de la relación con su hijo.

Pero en “Easy On Me” una balada más que sentida, la intérprete expresa lo que siente al enfrentar el divorcio de Simon Konecki, quien fue pareja durante cuatro años y es padre de su hijo. En el tema no hay despecho, sino reflexión de los errores cometidos, y que su ex compañero no la espere, porque no habrá ningún cambio que pueda remediar la situación.

“No hay ningún lugar para que nuestras cosas cambien. / Cuando ambos estamos tan profundamente atrapados en nuestras costumbres. / No puedes negar lo mucho que lo intenté. /Cambié quien era para ponerlos a ustedes dos en primero. /Pero, ahora, me rindo”, reza la canción que es un sentido tema para escuchar en momentos de ruptura.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA