Got Talent Argentina: así fue la exótica presentación del mendocino que se autoproclama “El príncipe del kerosene”

Con un serrucho en la mano y una historia fabulosa sobre su nombre artístico, Tomás se presentó ante el jurado con un show que ya recorrió las calles de Mendoza

El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento
El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento

Este lunes, al escenario de Got Talent Argentina llegó la realeza mendocina. Frente al jurado, “El príncipe del kerosene”, un joven mendocino presentado como si viniera de Córdoba, vaya uno a saber por qué. Su nombre es Tomás Guiraldez Marzari y quienes hayan pasado por la calle San Martín, tal vez se lo cruzaron tocando su peculiar instrumento en la puerta de la galería caracol.

Su presentación como músico de serrucho no convenció al jurado, y con tres cruces rojas y el no del jurado, el camino de Tomás en el certamen llegó hasta ahí. Sin embargo, su locuacidad, su carisma y su historia, sedujo a los jueces del reality. Hasta ahora son 5 los mendocinos que siguen en competencia. El caso de Carla Masignani, el primer botón dorado, es particular. A ella la presentan como de Mendoza, por haber hecho el casting acá, pero ella es de Buenos Aires. Vivió algunos años en la provincia y la adoptamos, ¿no?

Quién es el príncipe del kerosene

La historia de su nombre artístico se remonta a la década del 40, más o menos. Los padres de su abuelo eran “keroseneros”, actividad que por aquellos años era muy requerida porque no había gas. Los keroseneros se sindicalizaron, armaron una fiesta de fin de año, al mejor estilo fiesta de la vendimia, pero del kerosene, y su abuela salió electa Reina del Kerosene.

El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento
El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento

La cosa se pone mejor porque un año después llegó el gas a la provincia y la gente ya no usaba más el kerosene, algo que se reservó para limpiar lampazos o las más arriesgadas lo usaban como pediculicida. El sindicato se desarmó y no hubo más elección de reina, por lo tanto, su abuela sigue ostentando el título y la corona, por lo que él se convierte en el príncipe del kerosene. Autoproclamado, claro, pero príncipe al fin.

Un artista de variedades

En algunas entrevistas que ha dado a medios locales, el joven se presenta, además, como un artista de variedades. “Hago cosas con cosas” suele decir y la calle es su escenario.

Hasta hace un tiempo, era común verlo en la calle San Martín o en la estación del Metrotranvía. Durante las vacaciones de invierno formó parte del elenco de “El dragón dorado” que copó el Teatro Mendoza e hizo felices a muchos niños. También participó de vendimias y algún que otro espectáculo.

El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento
El príncipe del Kerosene es mendocino y toca el serrucho como un instrumento

Pero su compañero de ruta es su serrucho, y pese a que los nervios le jugaron una mala pasada, o el jurado no entendió su genialidad, seguramente haya Príncipe del kerosene para rato.

Seguí Leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA