“Bebé reno”: Tres razones del éxito más impensado de Netflix

Se convirtió en un batacazo de la plataforma más popular y sigue estando entre los contenidos favoritos de la gente.

La aterradora historia real que inspiró Bebé Reno: la mini serie furor de Netflix
La aterradora historia real que inspiró Bebé Reno: la mini serie furor de Netflix

“Bebé reno” se convirtió, casi en una sorpresa hasta para los propios productores, en uno de los fenómenos más grandes y prolongados de Netflix. Aunque llegó a la plataforma más popular del mundo el 11 de abril, un mes después sigue estando entre lo más visto y no solo eso: es un tema recurrente de conversación entre la gente.

La miniserie, creada por Richard Gadd, resultó un verdadero batacazo.

A continuación, tres razones que explican el fenómeno.

1- Las actuaciones

La serie está protagonizada por Donny (Richard Gadd), un tierno comediante que trabaja en un pub y que, al ofrecerle bondadosamente una taza de té a una mujer que no conoce, termina desatando un infierno.

Es que Martha (Jessica Gunning) es una acosadora en serie que, en combinación con la bondad de Donny, incapaz de poner un freno al espiral que se va generando entre ellos, provoca una sucesión de situaciones increíbles. La amplia gama de personajes secundarios también hacen lo suyo en el universo tóxico de “Bebé reno” (la serie se llama así porque es el apodo cariñoso que usa Martha para referirse a Donny).

Un gran punto a favor de la serie es la misma Gunning, quien se roba la cámara con su actuación: es desatada, verborrágica, ordinaria, hiriente, desalmada, pero a la vez tan carismática que el público puede llegar a amarla. Y, por parte de Gadd, tenemos también una actuación notable. Aunque, claro, ¿quién podría interpretar a Donny mejor que él, que es el protagonista real de la historia?

2- Sí, es un hecho real

“Bebé reno” está basada en una historia que vivió el propio Richard Gadd. Él, en la vida real, es efectivamente comediante, y el monólogo que creó sobre su traumática experiencia fue un éxito en Londres, al punto de que Netflix paró las orejas y se interesó en él.

Martha se roba la serie.
Martha se roba la serie.

Aunque es obvio que la serie fue aderezada con mucha ficción, siempre nos llama más la atención una historia que tiene un sustrato verídico. Al menos así la ha visto gran parte de los espectadores, que se han devorado los siete capítulos en millones de maratones, pensando que todo lo que se ve es real.

3- La repercusión

Aunque aún no hay cifras oficiales de cuántas personas la llevan viendo hasta ahora, hubo un termómetro hace unos días: Fiona Harvey, supuestamente la verdadera Martha, fue entrevistada en la televisión británica y la vieron 11 millones de personas. Fue tal el interés del público, que después la mujer, de 58 años, le pidió al canal un millón de libras esterlinas por su participación en el ciclo “Piers Morgan Uncensored” (le habían pagado solo 250).

Como todas las series basadas en una historia real (y más si logran tanto éxito como esta), después del estreno surgen polémicas, personas que se sienten aludidas o incluso que reclaman regalías por haber servido de inspiración a algunos personajes.

Fiona, la verdadera Martha de "Bebé Reno".
Fiona, la verdadera Martha de "Bebé Reno".

El caso de “Bebé reno” no fue la excepción, y al día de hoy siguen apareciendo supuestas Marthas. Una, incluso, llegó a decir que ella fue la víctima. Y es más: en cada país empezaron a surgir casos “Bebé reno” similares, de hombres que vivieron hostigamiento por parte de mujeres acosadoras. En Argentina también.

Con tal caja de resonancia, a la gente no le queda más que ponerle play a la serie aludida y abonar a ese éxito que ya, a un mes del estreno, la posiciona entre lo más visto de su historia.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA