Solicitada: Exportadora Vitivinícola S.A. (EVISA)

En los últimos días las autoridades de FECOVITA han instado publicaciones dónde reclaman que el Banco de la Nación Argentina debe otorgarle crédito de 7.000 millones de pesos para que pueda dar préstamos para cosecha y acarreo a productores.

Para ello, ha denunciado en el fuero penal a funcionarios del Banco de la Nación por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Por su parte, la entidad bancaria le ha suspendido el crédito a FECOVITA, porque no es posible determinar con certeza los estados contables y el nivel de solvencia de la firma. La actual y la anterior Mesa Directiva de FECOVITA (no sólo la anterior, como engañosamente sostienen en la prensa), en expediente P-84.473/23 en trámite ante la Unidad Fiscal de Delitos Económicos de Mendoza, Fiscalía a cargo del Dr. Flavio D’Amore, ha sido imputada por fraguar los balances y estados contables de la Federación correspondientes a los años 2021 y 2022 con el objeto de esconder su verdadero estado patrimonial, falseando hechos importantes para apreciar su situacióna económica, delito previsto por el art. 300 inc. 2) del Código Penal.

Los imputados son: Rubén Panella, actual presidente; Marcelo Federici, actual secretario y los síndicos titulares Hilda Vaiaretti, Eugenio Portera y Roberto Vázquez, además del ex presidente y ex tesorero de la entidad, Eduardo Sancho y Jorge Irañeta. Las omisiones y manipulaciones deliberadas en los balances de FECOVITA son las siguientes:

-
-

Como puede verse, los miembros de la Mesa Directiva y los Síndicos de FECOVITA omitieron deliberadamente consignar circunstancias relevantes respecto a la situación económica de la empresa por U$S 102.872.324 medidos en U$S al Tipo de Cambio Circular A3500 BCRA; con una deuda a EVISA e IBERTE omitida en los EECC en el orden de U$S 68.870.371 medidos en igual tipo de cambio.

Estas circunstancias hacen imposible considerar a los estados contables de FECOVITA válidos o llevados en legal forma, lo que impide el otorgamiento o mantenimiento de crédito por parte de entidades financieras, tal como o establecen las normas del Banco Central de la República Argentina, atento de carecer de base patrimonial válida (COMUNICACIÓN “A” 6467; COMUNICACIÓN “A” 3002; COMUNICACIÓN “A” 6428).

Si simplificáramos el análisis al incumplimiento de Fecovita al Acuerdo Final de fecha 13/10/22, propuesto por sus autoridades y aprobado previamente por su Consejo de Administración, tenemos que, a esa fecha, Fecovita reconoció adeudar a EVISA:

  • Litros de vino: 17.461.826 Equivalentes a esa fecha a: $ 1.618.711.270
  • Toneladas mosto: 6.610 Equivalentes a esa fecha a: $ 1.896.911.360

El incumplimiento del acuerdo, dio derecho a Iberte a reclamar: U$S déficit. 26.452.562.

Si, como se espera, la investigación penal concluye sobre la falsedad de los balances de FECOVITA 2021 y 2022, deberán reflejarse en ellos pasivos por U$S 102.870.324 que a día de hoy han sido omitidos, atento a que las manipulaciones de los estados contables ascienden, cuando menos, a las cifras señaladas.

¿Como un comité de riesgos puede dar crédito a una empresa que tiene a sus principales directivos imputados por un delito de balance falso? El delito de balance falso desacredita los EECC de Fecovita y desacredita a sus directivos, que se enfrentan a penas de prisión de 6 meses a 2 años, pero, además, no permite apreciar la situación económica de la empresa.

En síntesis:

  • Fecovita no contabilizó el ejercicio de la opción de venta concedida a IBERTE de forma irrevocable de las acciones de EVISA por valor de U$S 26.452.562.
  • Fecovita contabilizó a valor nominal (aproximadamente 400 millones de pesos argentinos) una deuda en producto con Evisa evaluada y reconocida por Fecovita en los contratos entre las partes por valor de $ 3.498.774.693 al 13/10/22.
  • Fecovita revaluó los inmuebles de la Bodega Resero (aprovechándose del consentimiento de IBERTE para su incorporación a Evisa) y pasó el efecto del revalúo por la cuenta de resultados ($ 6.023.786.000) apuntándose éste como un resultado por operaciones que nunca hizo, a fin de esconder su déficit.

Creemos firmemente que la actual dirección de Fecovita actúa sólo en defensa personal y no defendiendo los intereses de la Federación. Es inadmisible su actuar y un gran mal para la sociedad y las 29 cooperativas y los 5000 productores. Las falsedades contables en los balances, investigadas por la justicia penal, son graves, además de representar enormes cuantías que harian tambalear a cualquier empresa.

Por el bien de la sociedad, la próxima cosecha, el trabajo de los agricultores, los cooperativistas y esa federación de cooperativas, debe analizarse el accionar de la Mesa Directiva de Fecovita, y obrar en consecuencia.

Una institución como Fecovita no puede estar mendigando créditos en los medios de comunicación, pretendiendo una inmunidad social que difícilmente podrá conseguir en los tribunales. En los tribunales se imparte justicia. Los jueces no deben ceder a la presión mediática.

Una institución como Fecovita precisa de directivos que lideren las cooperativas y las representen institucionalmente y no directivos que sólo desacrediten a terceros en los medios, pretendiendo disfrazar la verdad (su imputación) con el único objetivo de mejorar su propia imagen.

Una institución como Fecovita no puede permitir este bochorno mediático, apoyado en una denuncia falsa y coactiva, que sólo desacredita la institución, cerrándole las puertas del principal banco del país. No puede denunciarse a los principales directivos del banco por hacer su trabajo, por medir los riesgos, por cumplir la normativa impuesta por el BCRA, por cuidar los activos del país. ¿Como alguien puede pensar que un imputado por falsear balances puede tener acceso a crédito, cuando éste se solicita con documentación que no permite analizar su verdadera situación patrimonial?

Debemos de entender que si los imputados fueran condenados por el delito de balance falso -que es lo previsible atento la alevosía de las deficiencias-, Fecovita debería corregir sus balances adaptándolos a su real situación económica. En el caso de que esto sucediera, la expresión de su situación patrimonial seria gravísima y con consecuencias económicas y sociales dificiles de predecir por su impacto negativo.

Nuestra empresa está estudiando la posibilidad de habilitar una línea o incluso un área de trabajo donde poder explicar, a quién lo requiera, la verdadera situación económica del conflicto, documentación de respaldo y línea de asesoramiento para esclarecer esta lamentable situación.

En este estado de cosas, corresponde el análisis y predisposición para la solución de los problemas, no la denuncia falsa y la coacción sobre funcionarios que se han mostrado responsables en el cuidado de los fondos públicos.

Desde nuestra posición, condenamos esta postura, considerándola completamente lamentable, inapropiada y coactiva. Es inviable que FECOVITA sustente su funcionamiento en la exigencia a las autoridades -y por lo tanto a la sociedad en general atento la naturaleza de los fondos- del provisionamiento de todos los medios necesarios para su existencia, y no en el buen hacer y desarrollo profesional.

No puede otorgársele ahora a FECOVITA un crédito de U$S 20.000.000 (con fondos públicos) que no está en condiciones de devolver.

La razonabilidad de la medida tomada por el Banco de la Nación Argentina es una bocanada de aire fresco para toda la industria y la economía argentina y la defensa de los fondos públicos. Es un primer límite a la descarada forma de las autoridades de FECOVITA de imponer una realidad falsa para que la industria, proveedores, el Estado y la sociedad toda pague por su ineficiencia e ineficacia que, ahora, intenta esconder con delitos.

La coacción y amenazas o extorsión a la que han sido expuestos los funcionarios del Banco de la Nación Argentina con la denuncia penal por incumplimiento de deberes de funcionario público y la mediatización de esa denuncia por parte de las autoridades de FECOVITA, seguida por la presión mediática para el otorgamiento del préstamo que no será posible pagar, es la forma de ejercer presión sobre el gobierno, las entidades financieras púbicas y privadas, la industria y el comercio que debe desaparecer en la Argentina para poder crecer en forma sana.

La denuncia penal presentada por las autoridades de FECOVITA contra los funcionarios del BNA es un hecho, que por su gravedad institucional y social (presión ilegitima para el otorgamiento de un crédito de U$S 20.000.000 a quien no tiene capacidad de devolverlo), fue motivo de una denuncia en su contra por los delitos de coacción y falsa denuncia, previstos y sancionados por los art 149 bis, segundo párrafo, y 245 del Código Penal de la Nación, radicada como Nro. 69364/2023 en el Juzgado Criminal y Correccional Nro. 16, Fiscalía Criminal y Correccional Nro. 44 de CABA

Nuestras empresas pretenden el saneamiento de FECOVITA. Entendemos que el cruzamiento de denuncias no es el camino adecuado para los intereses de las partes. Todo conflicto, en mayor medida cuanto tiene esta envergadura, debe dar paso a una mesa de negociación a la que las autoridades de FECOVITA se han empeñado en evitar, entorpecer, negando hechos y derechos y buscando el terreno de la judicialización para ganar tiempo, amparados en un sistema judicial colapsado.

Por este medio llamamos a la responsabilidad y predisposición de todos los sectores de la sociedad, gobierno, entidades financieras, incluso a las cooperativas y productores afectadas a una mesa amplia de negociación, para poner fin al conflicto y abordar en forma urgente la solución del crédito para cosecha y acarreo, solución que ha sido siempre la finalidad del accionar de Evisa e Iberte.

EXPORTADORA VITIVINICOLA S.A. (EVISA)

Leé aquí la denuncia completa:

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA