Veredas mejores para peatones más protegidos

La reparación, reconstrucción y renovación de veredas, debería ser un programa permanente en la capital, porque le otorgaría una condición básica dentro de los requerimientos exigibles de una urbe amigable con sus habitantes y visitantes. En la ciudad hay progresos, pero aún resta mucho por hacer en este capítulo.

veredas mendocinas
veredas mendocinas

La gran cantidad de turistas extranjeros y nacionales que nos visitan anualmente agradecen que las veredas de la capital estén un poco mejor que hace varios años. Caminar por las calles de la ciudad, sobre todo por aquellas arterias de frondosos árboles, es un beneficio que se reconoce, siempre que la superficie de peatonalización esté en buenas condiciones, no tan degradada como una década antes.

La Municipalidad de la Ciudad de Mendoza ejecutó el Plan de Obras Urbanas 2022/23, a través del cual se reacondicionaron diferentes arterias de la capital, carpeta asfáltica y la superficie por donde van los peatones.

Dentro de ese operativo general de obras fue muy beneficioso el segmento Mejores Veredas, que contempló la reparación, reconstrucción o renovación de veredas, con grandes beneficios para los frentistas que adhirieron a la iniciativa, sobre la base de un trabajo en conjunto entre los contribuyentes y el municipio.

También significó un avance en la oferta de una ciudad capital que quiere recuperar su esplendor de urbe comercial, y no perder tantos clientes en aras de los shoppings y grandes estructuras comerciales de las afueras de la ciudad.

El programa de veredas al que nos estamos refiriendo se ejecutó hasta el año pasado, consiguiendo, como hemos consignado, un notable avance en el tránsito peatonal. Se recuerda que veredas tan céntricas como las de calle San Juan o la acera sur de calle Colón (Correo Central), tenían roturas u obstáculos que fueron la causa de las lesiones que sufrieron transeúntes que cayeron al suelo por causa de una superficie en mal estado de conservación o con obstáculos que deberían haberse reparado.

En veredas, entonces, la ciudad ha progresado bastante, no lo suficiente como para cantar victoria en el tema de la circulación a pie, pero si contando con algunos sectores muy privilegiados y agradables para caminar, como por ejemplo la peatonalización de la calle Sarmiento, solución urbana que merecería la imitación, exhaustivos estudios de por medio, para otras arterias céntricas.

Hay urbanistas que proponen hacer peatonales calles de las distintas secciones de la ciudad, especialmente las que conectan con parques, plazas y franjas verdes existentes o crearse.

La idea de quienes quieren una ciudad más dinámica y más amigable, es asegurar al peatón, incluyendo a los de movilidad reducida, un tránsito seguro y fluido. Para lograr esa calidad de desplazamiento las veredas deberán tener anchos suficientes y pendientes continuas sin escalones; cordones que las separen de las acequias, pisos con huellas de guía para no videntes (que ya existen en muchos lados), y sobre todo estar libres de raíces de forestales y rejillas sin estabilidad o despojadas de sus tapas.

También deberán propiciarse cruces en esquinas con rampas anchas, pasamanos laterales y cartelería vertical indicando prioridad de paso de peatones, donde no hay semáforos.

Otro tema a abordar es la prohibición de estacionamiento de vehículos sobre las veredas; no autorizar la ocupación de estos espacios por obras en construcción y obligar el retiro en anchos generosos para que pasen personas en obras autorizados y/o paralizadas.

En el mismo sentido, es recomendable llevar adelante campañas educativas dirigidas a los conductores de vehículos, advirtiendo que el peatón tiene absoluta prioridad de circulación por la ciudad.

En rigor, es mucho lo que resta por hacer para que las personas de a pie vuelvan a sentirse enteramente cómodas en su desplazamiento por la ciudad y no el “subtráfico” al que se encuentran reducidas en muchas circunstancias.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA