Gran objetivo: frenar la caza ilegal de fauna silvestre

Se sigue detectando caza furtiva de guanacos para el tráfico ilegal y comercio de su carne. / Foto: Ignacio Blanco
Se sigue detectando caza furtiva de guanacos para el tráfico ilegal y comercio de su carne. / Foto: Ignacio Blanco

La comunidad sabiamente intencionada en la protección de la fauna silvestre provincial espera que se afirmen las acciones contra este flagelo y que se aumenten los cuerpos de inspectores para vigilar y proteger a nuestros animales. También las sanciones contra los infractores deben ser más severas para que cesen en sus ilegales procederes.

Las campañas de concientización sobre el tráfico ilegal de la fauna silvestre, deben continuar y se deben ampliar los cuerpos de inspectores, ya que son muchas las infracciones y delitos que se cometen en una provincia como la nuestra que posee una rica colección de animales y plantas en su territorio.

Deben acentuarse las acciones para terminar con esta verdadera calamidad contra la variedad de ejemplares vivos que hay en nuestro suelo, adoptando medidas de protección, conservación y manejo sustentable y todo lo que tienda a mantener el equilibrio biológico de las especies.

A modo de aproximación al tema hay que señalar que, todos los años, gran cantidad de aves son extraídas ilegalmente de sus nidos para ser trasladadas principalmente hacia centros urbanos con el propósito de ser comercializadas como animales de compañía.

Dentro de las especies en peligro por tráfico clandestino en Mendoza, la más amenazada, sin dudas y a nivel nacional, es el cardenal amarillo. Si bien, el siete cuchillos o pepitero de collar no está amenazado, es uno de los más cazados y comercializados y puede llegar a entrar en la categoría de vulnerable si continúa la caza furtiva para comercio ilegal. Así lo advierte la organización Cullunche, que preside la médica veterinaria Jennifer Ibarra.

También podemos hablar de caza ilegal de choiques y ñandúes para hacer plumeros. Se sigue detectando caza furtiva de guanacos para el tráfico ilegal y comercio de su carne, y caza no permitida de piches o quirquinchos y de vizcachas.

Periódicamente se hacen secuestros, rescate y rehabilitación y liberación de ejemplares en articulación con varios organismos, la policía rural y hasta Gendarmería.

Para combatir estos ilícitos debe contarse con un plantel más numeroso de inspectores en las diferentes delegaciones de la Dirección de Recursos Naturales. Los guardaparques, en meritoria como esforzada labor, custodian las áreas protegidas, pero son más los transgresores que los agentes de la ley que combaten estos delitos. Una medida esperada en el sector es que los inspectores que se vayan jubilando sean remplazados por personal afectado a las mismas tareas.

El combate al tráfico de fauna-caza furtiva debe ser tema principal en las agendas y necesitamos cambios en las leyes, que hagan que las penalidades sean más ejemplificadoras.

Algo importante a destacar es la denuncia penal en la Justicia Federal que hizo Fundación Cullunche contra Facebook, hace algunos años por ser herramienta y partícipe necesario para el comercio ilegal de fauna. Si bien la misma no prosperó ya que se pasó a la Justicia provincial donde la causa se extinguió, mucha gente se notificó.

El ciudadano común, por lo tanto, debe denunciar y reportar los ilícitos de tráfico ilegal de fauna que vea en Facebook, de venta de fauna silvestre, sobre todo aves, especialmente ante el Departamento de Fauna de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza al 4252090 o entrar en la página web. Igualmente puede llamar al 911 y pedir con la Policía de Seguridad Rural o utilizar las redes sociales de organizaciones como Fundación Cullunche, pionera en el combate al tráfico de fauna y miembros de Ractes (Red Argentina Contra el Tráfico de Especies Silvestres).

Respecto del cóndor, Cullunche forma parte del PCCA (Programa de Conservación de Cóndor Andino) y trabaja junto a Fundación Bioandina en lo referido a rescate y rehabilitación de cóndores como así las campañas para que se dejen de usar cebos tóxicos que envenenan y matan a estas aves.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA