Turismo: el segmento premium se expande en la provincia

UNIQUE STAYS, Winemakers House & Spa Suites.
UNIQUE STAYS, Winemakers House & Spa Suites.

Desde alojamientos en bodegas por $ 250.000 la noche a pistas de esquí por U$S 2.500, las alternativas se diversifican en Mendoza. En el primer cuatrimestre la provincia recibió a más de 750 vuelos privados.

De acuerdo con datos informados por el Gobierno, la actividad turística por sí sola representa el 6% del Producto Bruto Geográfico de la provincia. Dicho de otra forma, de cada $ 100 que se producen en la economía, $ 6 se logran gracias a la llegada de visitantes de otras zonas del país y de extranjeros.

Si a eso se suma el “efecto derrame” que produce en otros sectores, como el comercio y el transporte, se encuentra que el peso relativo del turismo sobre el PBG es en realidad cercano al 15%. Por eso resulta de suma importancia para la economía local que la actividad termine de recuperarse, sobre todo la enfocada en los servicios de alta gama.

Dentro del “menú premium” aparecen muchas propuestas enoturísticas, paquetes de centros de esquí y experiencias gastronómicas de primer nivel, entre muchas otras opciones. Por ahora el movimiento en ese segmento es limitado (desde la salida del aislamiento), pero las expectativas son muy positivas y Mendoza tiene una oferta cada vez más amplia en ese negocio.

Cómo está el turismo

Hay varios indicadores estadísticos que permiten entender cómo se encuentra el sector en la actualidad e incluso cómo se está comportando el turismo “premium”.

En líneas generales, Mendoza pasó un verano aceptable, con un nivel de actividad similar al de los años prepandemia. De acuerdo con la Encuesta de Ocupación Hotelera del Indec, en los primeros dos meses del año (aún no hay datos cerrados a marzo), llegaron a Ciudad de Mendoza unos 110.500 turistas, apenas 10.000 menos que los registrados en 2019, último año en que la provincia no tuvo ninguna clase de afección por la pandemia.

Lo negativo es que la composición del turismo cambió considerablemente. En 2019, el 57% de las personas que se alojaron en la capital provincial fueron turistas residentes (otros argentinos) y el 43% fueron extranjeros. Este año, en cambio, el 91% de los turistas fueron residentes y apenas un 10% llegaron desde otros países.

Ésa es una mala noticia para Mendoza, teniendo en cuenta que son los extranjeros los principales consumidores del turismo de alta gama. De hecho, aunque no accedan a servicios premium, los turistas internacionales tienden a tener un gasto promedio bastante más alto que el de los argentinos.

Por supuesto éste parece un dato menor para el contexto actual, dado que en 2020 y 2021 la actividad turística fue mínima en todo el país a causa de las medidas sanitarias por la pandemia del Covid-19, pero no deja de ser un factor que influye en el nivel de actividad provincial.

Un dato interesante es que tanto San Rafael como el Valle de Uco han logrado crecer en relación a la prepandemia. Si bien se trata de valores mucho más bajos que los que se registran en Ciudad de Mendoza, no dejan de ser significativos para esas zonas de la provincia.

En detalle, durante el primer bimestre de 2022 se alojaron en hoteles del Valle de Uco unos 32.400 turistas, 5.500 más de los que se contabilizaron en el mismo período de 2019. Por su parte, San Rafael hospedó a 32.435 visitantes entre enero y febrero de este año, contra 28.626 que recibió en el comienzo de 2019.

Hoteles de lujo

Teniendo claro el dato de cuántas personas visitaron Mendoza en la primera parte del año, es interesante analizar cuántas optaron por hospedarse en hoteles de primer nivel.

De acuerdo con un informe publicado esta semana por el Indec, durante el primer trimestre llegaron a la provincia por vía aérea 12.900 personas, de las cuales 4.000 se hospedaron en hoteles de 4 y 5 estrellas. Se trata de un número muy por debajo de lo normal. En 2019, por ejemplo, llegaron 35.900 turistas en avión y 14.600 optaron por los hoteles de lujo.

Hoteles de Lujo.
Susana Balbo
UNIQUE STAYS, 
Winemakers House & Spa Suites
Hoteles de Lujo. Susana Balbo UNIQUE STAYS, Winemakers House & Spa Suites

También hubo una caída en el gasto promedio de los turistas que eligen esa clase de hoteles. Antes de la pandemia gastaban unos U$S 162,7 diarios y hoy rondan los U$S 144,2 en la provincia.

De todas formas, mantienen una diferencia significativa con el resto de los turistas aéreos. Los que se alojaron en casas de familiares o amigos tuvieron en el primer trimestre de este año un gasto promedio de U$S 31,8 y los que fueron a hoteles de 1, 2 y 3 estrellas, alcanzaron los U$S 127,3.

Roby Riedel, director de Martur Viajes y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Mendocina de Agencias de Viajes y Turismo (Amavyt), aseguró que el segmento de la alta gama ha sido uno de los que más se ha recuperado desde que se dieron las aperturas en la pandemia. Mendoza fue elegida principalmente por aquellos que estaban acostumbrados a vacacionar en el exterior, pero por el contexto global de la pandemia, se vieron obligados a buscar otras alternativas.

“Si bien los precios siempre estuvieron dolarizados, al estar al valor oficial, el costo no resultó tan elevado para los turistas de este segmento en los últimos meses. A eso se le sumó un beneficio como el Pre Viaje, donde hubo un retorno del 50%, por lo que los turistas terminaron inclinándose por opciones que siempre estuvieron pensadas para el turista extranjero”, sostuvo.

Ridel explicó que, si bien los hoteles cinco estrellas están muy bien posicionados, sobre todo porque su precio suele ser más económico que el que tienen las mismas cadenas en otros países, la alta gama se ha concentrado en las propiedades ubicadas en las bodegas entre viñedos, principalmente en Valle de Uco y Luján de Cuyo. “Los alojamientos en bodegas han hecho en los últimos años un gran trabajo, no sólo en servicios y promoción. Al tener menos habitaciones que un hotel, estas posadas permiten una atención personalizada de los huéspedes, lo que marca una diferenciación y todo termina siendo un servicio de lujo”, destacó.

Hoteles de Lujo.
Susana Balbo
UNIQUE STAYS, 
Winemakers House & Spa Suites
Hoteles de Lujo. Susana Balbo UNIQUE STAYS, Winemakers House & Spa Suites

Según el directivo de Amavyt, los niveles ya están casi igual a 2019. “En algunos casos estamos mejor. Lo único que falta es la conectividad que teníamos antes”, manifestó. En este sentido, Ridel ponderó la recuperación del vuelo directo a Sao Paulo con la aerolínea Gol y anticipó que desde el sector privado ven con entusiasmo llegar a una frecuencia diaria, así como la restauración de una ruta como la de Lima-Mendoza.

“Con Brasil es donde más expectativa hay. El interés es tener en el mediano plazo una frecuencia diaria con Gol e incorporar otras rutas como la de Río de Janeiro. En el caso particular de Lima no es que se haya perdido. No hay certezas todavía, pero está el interés de retomarlo”, comentó el empresario.

Esquiar, el plan de lujo

A partir de esta temporada, en Mendoza las opciones para esquiar serán Las Leñas, El Azufre, Los Molles, Cajón Grande, Real del Pehuenche y Los Puquios. Con el invierno a la vuelta de la esquina, algunos de ellos ya lanzaron el precio de los pases y alquiler de equipos, así como también paquetes especiales con alojamiento y comidas.

El más popular centro de esquí malargüino anunció este mes la preventa con un 30% de descuento. Así, el precio por día para un adulto con acceso a los medios de elevación de todas las pistas arrancaba en los $ 6.700, pero los abonos para toda la temporada alcanzaban los $ 227.700.

Entre las promociones, las más económicas con alojamiento con media pensión (dependiendo del hotel), más pases, arrancan en $ 64.882 para dos noches y tres días, por persona. Hay alternativas intermedias que varían en la cantidad de días y servicios incluidos. La más cara, de siete noches y ocho días, tiene un costo de $ 153.998. Algo llamativo es que para los argentinos todas se pueden abonar con Ahora 6, 12 y 18.

En el caso de El Azufre, el más novel centro de esquí de Mendoza, para el próximo mes de junio llegarán los primeros 12 turistas que estrenarán el hotel boutique de seis habitaciones. Tal como lo había dicho a Los Andes Alejandro Spinello, uno de los propietarios del complejo, se moverán dentro un segmento “súper premium”, apuntando a los esquiadores que buscan “vivir una experiencia diferente”. Los paquetes tendrán costos de entre U$S 1.500 y U$S 2.500.

Apuesta por los extranjeros

La ministra de Cultura y Turismo de la provincia, Nora Vicario, explicó en diálogo con Los Andes que el ministerio ha desarrollado una campaña en Chile con el concepto “Escápate a Mendoza y disfruta el cambio”.

Si bien es esperable que en los próximos meses los viajes terrestres disminuyan, por el frío y las nevadas, Vicario señaló que la frecuencia de los vuelos con Santiago se duplicó, lo que brinda buenas oportunidades a la provincia, sobre todo considerando que los turistas aéreos tienden a tener un gasto promedio mayor que el que los que llegan por tierra.

“Se apunta a que los turistas chilenos tengan presente el destino de Mendoza como una opción para visitar por unos tres días, para venir a hacer compras, visitar bodegas y disfrutar de la gastronomía”, agregó.

Si bien la funcionaria manifestó que están agradecidos del turista argentino, que ha ubicado a Mendoza entre los principales destinos de preferencia, planteó que apuestan a recuperar el turismo internacional. De ahí que, además de la promoción en Chile, también van a desarrollar una campaña en Brasil en junio.

La decisión del Gobierno, de apostar a esos mercados, se basa en que más de la mitad de los turistas internacionales que llegan a Mendoza provienen de esos dos destinos. Según un informe del Indec, del total de turistas aéreos internacionales que llegaron a la provincia en el primer trimestre, 35,6% eran Chilenos, 28,6% brasileños, 12,9% norteamericanos, 11,4% del resto de América y 11,4% de Europa y el resto del mundo.

Mendoza recibió 751 vuelos privados en los primeros cuatro meses del año

La cantidad de vuelos privados que han arribado al aeropuerto El Plumerillo ha aumentado en el último cuatrimestre en un 8% respecto de los números previos a la pandemia. Según los datos proporcionados por Aeropuertos Argentina 2000, en los primeros cuatro meses de 2022 fueron 751 las aeronaves registradas en Mendoza, cuando en el mismo período de 2019 la cantidad había sido de 697.

En abril, la cantidad de aviones privados llegó a 229. Esto provocó la mayor suma en lo que va del año, un 28% más que el mismo mes de 2019. En tanto, en enero fueron 115 (el peor mes con -30% en la comparativa), en febrero la cifra llegó 158 (11% más), mientras que en marzo se dio la marca más elevada con 248 vuelos (18% más).

Según pudo consultar Los Andes, en la empresa Blue Horizon, alquilar un jet para un viaje ida y vuelta de dos personas desde Buenos Aires hasta Mendoza en mayo tiene un costo de U$S 9.900 que se pagan al precio oficial (a lo que se suma el IVA del 10,5% en este caso).

La aeronave cotizada tiene una capacidad de seis pasajeros, por lo que es posible aumentar la cantidad de personas que se sumen al vuelo, pero en este caso hay que contemplar unos U$S 200 en concepto de tasas aeroportuarias.

En tanto, para un vuelo en junio, a partir de los datos proporcionados por CruxJets, un avión para dos personas arranca en U$S 5.636 solo por la tarifa de ida. El precio puede llegar hasta U$S 198.834 para el caso del alquiler de un Gulfstream G-500, una aeronave con capacidad de 15 asientos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA