Milei ratifica el ajuste y los mercados se mantienen en positivo

Las principales subas se observaron en los bonos de la deuda pública a partir de las señales que entrega el presidente electo.

Javier Milei - Foto Federico Lopez Claro
Javier Milei - Foto Federico Lopez Claro

Las declaraciones del presidente electo, Javier Milei, ratificando un recorte del gasto público para alcanzar el equilibrio fiscal el año próximo, resultaron el principal respaldo para una nueva jornada financiera con saldo positivo.

El impacto de los dichos de Milei se observaron especialmente en el mercado de bonos, que gozaron de una segunda rueda consecutiva con significativos avances.

En diferentes entrevistas periodísticas, el mandatario electo se mantuvo en su postura de eliminar gastos del Estado para honrar los compromisos de deuda, incluso sacrificando la obra pública hasta llevarla a “cero”.

Con la palabra empeñada del próximo presidente, los inversores se vieron tentados en tomar posiciones en títulos públicos argentinos, que en los días previos a la elección tocaron mínimos históricos.

En consecuencia entre el martes y el miércoles la mayoría de estos papeles acumularon incrementos superiores a 35%, superando los U$S 30, tras haber llegado a pisos entre U$S 23 y U$S 25. Por ejemplo, el referencial AL30D alcanzó una cotización de US$ 31,31, sumando en las dos jornadas un incremento de casi 40% (el viernes 17 previo a la elección su valor era de U$S 22, a la par de lo que se considera un bono “basura” o en condiciones de “default”).

Este clima favorable se mantuvo en el mercado accionario, aunque con menos efusividad que en la víspera. De los 17 puntos que avanzó el MERVAL el martes pasó a un salto más moderado de 5,8%. Las especies que traccionaron el índice fueron Cresud que se disparó 16,9% e YPF que mejoró 10,2%.

Diferente fue el caso de los ADRs de empresas argentinas que cotizan en Wall Street, ya que en este caso se produjo una toma de ganancias que dejó el panel con más tildes rojos que verdes. De todas maneras en el balance de las tres primeras ruedas de Milei como presidente electo el saldo queda en terreno positivo.

El dólar tuvo diferentes comportamientos de acuerdo a cada segmento. En la plaza informal el billete cerró a $ 1.080, con un alza de $ 5 con relación a la víspera. El incremento se produjo en la segunda parte del día ya que en las primeras transacciones había llegado a retroceder hasta $ 1.065.

En tanto, los negocios realizados en la Bolsa de Comercio tuvieron otra dinámica ya que el MEP tuvo su “momento de furia” llegando a un valor máximo de $ 1.030. Pero luego apareció la intervención del Banco Central para imprimirle un fuerte recorte que lo dejó en $ 984, subiendo 6% en la jornada. A su vez, el Contado con Liquidación avanzó 7,7% para terminar en $ 947.

Manteniendo el mecanismo de crawling peg, la autoridad monetaria ajustó el tipo de cambio mayorista a $ 356,45, mientras que el oficial pasó a $ 374,33. En consecuencia el dólar Tarjeta quedó en $ 748,66. La brecha de $ 332 entre el dólar tarjeta y el blue permite una diferencia de 44% en una compra hecha con dinero plástico que se salda con venta de billetes vendidos en el circuito informal.

En lo que respecta a su operación en el mercado de cambios, el Banco Central compró U$S 8 millones acumulando en el mes U$S 425 millones.

Pero este resultado volvió a tener como razón principal un cierre casi absoluto del pago de importaciones. En contrapartida es casi nula la liquidación de exportaciones pese a que el gobierno permitió la liquidación “50/50″ entre el CCL y el MULC (Mercada Unico y Libre de Cambio).

Los analistas interpretan que pese a este incentivo no están dadas las condiciones para que los exportadores ingresen divisas cuando faltan apenas 18 días para la asunción del nuevo gobierno, que derivar en condiciones cambiarias diferentes que incluyan un tipo de cambio más alto y un mayor grado de libertad para disponer de los dólares.

En el mercado de dólar futuro los inversores moderaron sus expectativas de devaluación y el billete a diciembre se operó en $ 782, que significó una caída de $ 20 con relación al cierre del martes. De todas formas, la devaluación implícita es de 110%. Para enero de 2024 las posiciones se cerraron con un valor de $ 915 por billete.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA