Más de 40 camiones debieron regresar del Paso a Chile por los nuevos controles

Camioneros reclaman por la deficiente atención en la frontera con Chile /Imagen Ilustrativa
Camioneros reclaman por la deficiente atención en la frontera con Chile /Imagen Ilustrativa

El sector reclama desde hace varios días por trámites ágiles para pasar al vecino país, pero una nueva política asociada a la nueva ola de coronavirus sumó dificultades al complejo panorama.

La Asociación de Propietarios de Camiones encabeza reclamos frente a las distintas reparticiones que intervienen en el Paso a Chile, para reclamar por una circulación ágil, ante trámites que han llegado a demorar más de 24 horas. Mientras los reclamos se sostienen, una nueva resolución del vecino país para evitar riesgos de contagio llegó para sumar costos y complicar aun más la situación.

Es que desde la Unidad de Pasos Fronterizos (UFP), órgano dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile, informaron que desde este lunes 5 de abril, “los conductores extranjeros” deberán presentar un PCR negativo que no exceda las 72 horas anteriores al inicio de viaje desde el punto de origen. La noticia se conoció durante la madrugada, y al menos 40 camiones fueron enviados de vuelta por no contar con los estudios.

Al respecto, Carlos Messina, tesorero de Aprocam, señaló que esto “suma más costos, y más tiempos para realizar el viaje”, porque los exámenes y los resultados no son automáticos. “Además, cada cinco días hay que hisopar a los choferes, todo eso es muy complejo, y se está pidiendo a Cancillería que se realicen las gestiones para ver cómo se va a trabajar”, agregó el empresario.

De acuerdo con Messina, cada estudio tiene un costo que ronda los $7.000, y en el Paso circulan 850 camiones en promedio por día, “hay camiones que van rotando mensualmente cuatro o cinco pasadas”, pero de cualquier forma será un costo adicional, y “un problema”, realizar esa cantidad de PCR.

“Esto está vigente desde las 5 de la mañana, no hubo tiempo para adaptarse, y deben haberse devuelto unos 40 camiones”, agregó.

Costo de oportunidad

Desde la Asociación vienen exigiendo “decisiones políticas” que impliquen un cambio en las demoras que tienen que afrontar los choferes para cruzar a Chile. El presidente de Aprocam, Daniel Gallart, explicó que pueden pasar 24 horas antes de que se inicie un trámite que demora entre 20 y 30 minutos, y eso genera que haya filas compuestas por entre 500 y 600 camiones que terminan por “colapsar el sistema”.

Esta situación provocó que el 8 de marzo, alrededor de 120 empresas entre argentinas y chilenas dispusieran 450 camiones a los costados de Acceso Sur, a la altura de Lamadrid, Guaymallén, sin cortar el tránsito pero diciendo presente para que la sociedad en su conjunto conozca la situación.

El referente de los empresarios de camiones advirtió que la pérdida de tiempo que se genera en el Área de Control Integrado (ACI) Uspallata, se termina trasladando a los costos de exportación, no solo porque tener un conductor parado genera un costo directo (u$s300 dólares diarios más gastos del chofer), sino porque el colapso en el paso deja alrededor de 500 camiones sin poder trasladar cargas valuadas en un promedio de u$s50.000 diarios (u$s25 millones en total). Según advirtió Gallart, ese “número estándar de mercado”, podría incrementarse cuando se toma en cuenta todo el “costo de oportunidad”, es decir el de un sector de la economía que no crece por los problemas de logística.

De igual manera, Messina señaló que “siempre se habla de que el transporte es caro”, cuando “son estas demoras las que tienen costos ocultos, hay viajes que se pierden en el mes, y es el Estado el que termina por encarecer el sistema”.

“El PCR es un tema específico de la pandemia, pero los conflictos son anteriores, y se requiere una decisión política para solucionarlos. Cuando hicimos los reclamos en el Acceso, los días posteriores, el Paso funcionó de forma expedita, entonces es una decisión política la que soluciona las demoras”, consideró el tesorero de Aprocam.

Próximas medidas

Aprocam busca mostrar el conflicto sin generar conflictos en el normal desarrollo del resto de la economía, y de la vida diaria de las personas (y su derecho a circular), es por esto que, según señaló Messina, se dispusieron medidas sin cortes de tránsito, como fue la manifestación del 8 de marzo, y ahora el reclamo se ha trasladado a cada una de las reparticiones que intervienen en los trámites aduaneros.

Este lunes, un camión de la asociación se mantuvo estacionado frente a la oficina local del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa, ubicado en calle 9 de Julio de Ciudad), con una pantalla que exhibía la consigna #FronterasSinBurocracia, y mostraba imágenes de lo que fue la primera protesta para reclamar por trámites ágiles que permitan reducir costos, y mejoren las condiciones de trabajo de los choferes.

De no encontrarse una solución, Messina señaló que las protestas continuarán frente a las distintas oficinas nacionales.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA