Lis Clement: “Hay mercado internacional para la nueva vitivinicultura argentina”

La directora de Bodegas y Viñedos Clement, asegura en Junín se pueden desarrollar grandes vinos y con una propuesta diferente a la de las zonas frías.

,
,

Conocedora como pocas del marketing del vino a nivel mundial, la directora de Bodegas y Viñedos Clement, Lis Clement, nos cuenta cómo es desarrollar productos en Junín desde 2021. Además habla de las expectativas para este año y qué se puede hacer para seguir innovando en la industria.

-Compraron la bodega en Junín en 2021 ¿qué cambios implementaron en este tiempo?

-Cuando adquirimos la bodega, estaba en estado de abandono, aunque era un edificio bien construido. Sin embargo, no tenía ningún cable ni servicio y había estado sin uso durante casi diez años. Por lo tanto, fue un trabajo enorme ponerla en funcionamiento. Realizamos una inversión considerable en tecnología nueva, equipos de frío, construcción de nuevos lagares además de la incorporación de un intercambiador de vendimia de última generación. También instalamos equipos como despalilladoras nuevas y sistema de cañerías de acero inoxidable. Fue un proceso que demandó mucho tiempo y recursos, pero era necesario para modernizar la bodega.

¿Qué implicó ese proceso?

-La bodega es muy grande, con una capacidad de casi 10 millones de litros. Por lo tanto, tuvimos que trabajar en varias áreas. Uno de los principales proyectos fue la división de las piletas, lo cual requirió obras civiles, construcción de tabiques nuevos y revestimiento con epoxi. Nos aseguramos de que todas las piletas tuvieran revestimientos nuevos para garantizar su funcionamiento óptimo. Además, implementamos un plan de turismo que está en proceso, aunque nuestra prioridad inicial es invertir en mejoras productivas antes de enfocarnos en los servicios turísticos.

-¿Por qué decidieron invertir en la zona este para este proyecto?

- Como apasionada del mundo del vino, invertir en esta región fue una decisión natural. La zona este ofrece un gran potencial para la producción vitivinícola, y nuestra intención es contribuir al desarrollo y la promoción de esta área. Además, creemos que la diversificación geográfica es clave para el crecimiento y la sostenibilidad de nuestro negocio.

-Tienen los viñedos en Santa Rosa…

-Exacto. La integración con Junín surgió de manera muy natural debido a los viñedos que ya teníamos en Santa Rosa, con 260 hectáreas de viñedos propios. La bodega está bastante cerca de estos viñedos, a unos 25 o 30 kilómetros de distancia. Fue una gran oportunidad para nosotros, ya que nos permitió agregar valor a la uva que producíamos. Después de 22 años como viticultores y productores de uva, el paso hacia la producción de vino fue algo que se dio de manera orgánica. Creemos que el este todavía tiene mucho potencial por descubrir en términos de producción vitivinícola.

- ¿En qué están trabajando para entregar una propuesta de valor innovadora?

- Estamos concentrados en desarrollar un estilo de vino único que aproveche las características particulares de la región. Es cierto que nuestra región no cuenta con la misma concentración de polifenoles que otras zonas más frías, lo cual podría considerarse una desventaja en términos de producción vitivinícola. Sin embargo, decidimos verlo como una oportunidad. Observamos las tendencias actuales en el consumo de vino, donde se prefieren vinos más ligeros y frescos en lugar de aquellos con una gran estructura y tiempo de barrica de roble. Entonces, elegimos jugar nuestro partido en ese campo, enfocándonos en la creación de vinos más ligeros y frescos que se alinean con las preferencias de los consumidores modernos. Creemos que es importante derribar el mito de la supuesta baja calidad de la región, y esto lo logramos destacando las cualidades y la originalidad de nuestros vinos.

,
,

-Hay un movimiento de revalorización de las uvas criollas…

- Es interesante cómo hemos sido capaces de capitalizar esta tendencia. Aunque el movimiento de revalorización de las uvas criollas ya existía antes de que nosotros comenzáramos a trabajar, hemos logrado alinearnos con él y capitalizarlo. Creemos que estos movimientos representan una convergencia de factores favorables, y nosotros hemos sabido aprovecharlos.

- ¿Cómo están viendo tanto el mercado interno como el mercado externo?

- Ambos mercados presentan desafíos importantes. En el mercado interno, estamos apostando por líneas más exclusivas, como Finca Feliz, que se venden en vinotecas especializadas. También estamos por lanzar una nueva línea de productos con precios más accesibles para competir con las grandes bodegas. Esperamos construir un negocio sostenible en Argentina a largo plazo. Sin embargo, este año ha sido difícil, con una caída significativa en los volúmenes de ventas, por lo que seremos conservadores con nuestra producción. En cuanto al mercado externo, hemos logrado recuperarnos de la difícil cosecha del año pasado.

-¿Hay mercado internacional para nuevas propuestas?

Sí. En nuestro caso, contamos con uvas criollas, como la Criolla Grande o un naranjo de Pedro Jiménez, que son muy apreciadas en mercados internacionales como Suecia, Polonia, Bélgica, Canadá, Perú y Brasil. Creemos que hay un mercado para una nueva viticultura argentina, que si bien puede ser diferente a regiones como Gualtallary, no necesariamente es peor ni mejor, simplemente es diferente. Nos posicionamos en ese espacio, ofreciendo un producto único sin perder de vista la calidad y trabajando en nuestro estilo distintivo.

-¿Crees que la industria del vino está innovando lo suficiente para atraer a nuevos consumidores?

-Sí, definitivamente creo que la industria del vino en Argentina está siendo muy innovadora. Tenemos una mente creativa y resiliente. Sabemos que si no innovamos, nos quedaremos rezagados y perderemos relevancia. En Argentina, estamos viendo una tendencia hacia la innovación en términos de sustentabilidad.

Perfil

Lis Clement es directora de bodegas y viñedos Clement. Destacada profesional de marketing y comunicaciones con más de dos décadas de experiencia en la gestión de marcas y desarrollo de negocios en la industria vinícola. En 2014, fundó Foster Newton, una agencia especializada en vinos con sede en Mendoza, Argentina, que ha trabajado con prestigiosas bodegas como Susana Balbo Wines y Bodega del Fin del Mundo. Anteriormente, se desempeñó como Gerente de Marketing y Comunicación para Wines of Argentina, donde creó el Día Mundial del Malbec y dirigió importantes proyectos de branding y redes sociales. Posee un título en Comunicación y Publicidad, así como una Maestría en Ciencias en Marketing de la Swiss Business School.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA