Lindo: la empresa de software que se atreve a soñar con unicornios

Los fundadores de Lindo Software: Lucas Villarreal, Ariel Sáenz y Diego Marín, crearon el canal de ventas online de una de las cadenas más importantes de Argentina.
Los fundadores de Lindo Software: Lucas Villarreal, Ariel Sáenz y Diego Marín, crearon el canal de ventas online de una de las cadenas más importantes de Argentina.

Con gran experiencia en la venta de pasajes online, el estudio Lindo originó la transformación de una cadena de supermercados en Córdoba. Los expertos buscan avanzar sobre “negocios que aún no existen”.

Lo verdaderamente disruptivo es animarse a soñar con unicornios. Crear lo diferente. El estudio de Diego Marín, Ariel Sáenz, Lucas Villarreal y Rubén Gumiel en el stop -que propuso la cuarentena- se aventuró a saltar de vertical. Saboreando adrenalina, comenzó a experimentar con una cadena de supermercados en Córdoba. El resultado del lanzamiento fue un éxito: se puede medir en números, con el aumento de los tickets online, con los porcentajes de ventas o las progresiones del negocio, pero más allá del retail existe una mirada a futuro.

“Cordiez es una de las principales cadenas de tiendas de supermercado de Argentina. Con más de 50 años de trayectoria definió un negocio basado en la sencillez, la cercanía y el servicio, atributos muy difíciles de reunir en la categoría”, sostiene la publicación Vtex, empresa de software que fue usada como base para la transformación digital del supermercado. ¿El responsable? Lindo, un estudio mendocino de software y servicios que reconvirtió la presencia online de Cordiez para lanzar un canal de venta digital y mantener intacto el slogan de la empresa supermercadista, “la magia de los pequeños detalles”.

“A mí me fue llevando la función del hacer. Empezamos con Ariel -en 2001- haciendo tarjetas para llamadas telefónicas; empezamos con la publicidad y luego desarrollamos una tarjeta propia. Él venía diseñando páginas de Internet y, en 2003, surgió la posibilidad de hacer un sitio web para una empresa de transporte de pasajeros. Pensamos en cómo podíamos innovar y decidimos incorporar un chat. Fue el primer sitio web de una empresa de colectivos de larga distancia con un live person (para gestionar las consultas del cliente), por entonces ni siquiera las compañías aéreas lo tenían”, explicó Diego Marín, comercial Dev & founder de Lindo.

El desafío por delante

“Ahora lo que se premia es la producción, no que tengas un canal; se premia al equipo de trabajo”, indicó Ariel Sáenz, Desarrollador IT & Founder de Lindo. El estudio tuvo un paso por los medios en 2015 como dueño de una licencia de una FM de Buenos Aires. “Fue una etapa en la que pensamos en incursionar en otras cosas pero volvimos a nuestro accord de negocio, que es el desarrollo de negocios en internet. Hacíamos marketing para una empresa de transporte, comprábamos espacio en los medios y nos ofrecieron la licencia. Fue una buena experiencia”, sostuvo Sáenz.

“La diversidad está en la estrategia”, resaltan en un título en su página de presentación; en un copy que descansa sobre un diseño que guarda un equilibrio entre el contraste de los colores y la energía liberada del punk. “Mostramos lo que somos. Eso significa que nos salimos de las reglas básicas porque no queremos hacer productos enlatados, iguales a otros. A lo que hacemos le damos una vuelta de tuerca más, porque estamos viendo cómo se verá en los próximos cinco años. Uno tiene que dar un gap adicional. La estética que tenemos tiene un fuerte impacto visual. A través de nuestra diseñadora, queremos transmitir la innovación, y los clientes que quieren trabajar con nosotros lo entienden de esa forma”, señaló Marín.

La lógica del cambio

“El supermercado con el que estamos trabajando no tenía nada online. En físico, su cliente promedio estaba dentro de las categorías tradicionales. Creímos que para el online lo que más importaba eran los centros de distribución, las 40 sucursales que tiene, porque cubren grandes áreas geográficas. El cliente online es diferente, no tiene mucho que ver con una clasificación socioeconómica sino cultural, los loops y la comunicación del supermercado está orientada a un cliente diferente del que va al físico. Hace seis meses que está funcionando la plataforma y las ventas -mes a mes- se van duplicando; pero también estamos aprendiendo todo el tiempo. El retail es un rubro nuevo, específico, y nos encanta porque tiene una dinámica que no tienen otros sectores”, agregó el desarrollador de negocios especializado en la Universidad de Berkeley (Estados Unidos).

“Para que un cambio sea disruptivo verdaderamente tiene que provocar una renovación en la cultura. Si hablamos de la movilidad, los prestadores de servicio cambiaron su actitud, tienen un manual de trabajo diferente, una estructura de tiempo diferente. Cuando un negocio se pasa al online empieza desde cambios tan sencillos, como el renombrar una categoría o cambiar la lógica para armar un pedido. Ahora no es necesario que un bus salga de la terminal; son cambios estructurales en la organización”, agrega Sáenz.

En 2019 nació Lindo con el impulso de la experiencia que ganaron con la vertical del transporte de pasajeros, y los proyectos de Ticket online (venta de pasajes online de larga distancia en Argentina, Brasil y Chile); y Voyenbus. Son emprendimientos con los que se convirtieron en una de las primeras firmas internacionales en asociarse a Google para desarrollar herramientas para Google Transit. “Nosotros nos ocupamos de desarrollar los negocios que aún no existen”, puntualizó Sáenz.

Nuevos escenarios

“La cultura Darkstore comienza a ser más fuerte y va a remplazar a todos los supermercados. Vas a tener programado cuándo pasar por el supermercado; vas a calendarizar tu vida. El supermercado va a ser una caja negra y se va a ahorrar un montón de gastos como los de seguridad, seguros, impuestos, pero eso no significa que reduzca el recurso humano. Tendrá un montón de armadores, cambia el formato por la tecnología. Sirven de ejemplo los centros de distribución de Mercado Libre. En el futuro habrá más trabajo porque los servicios cada vez son más específicos y en Estados Unidos, ya podés elegir a tu paseador de perros como si fuera Tinder”.

“Tenemos que empezar a pensar en los usuarios que aún no conocemos; cuando mi hijo de 11 años tenga 20 ¿cómo será?. Es algo complicado. Hay que pensar en nuevos desarrollos, en nuevas aplicaciones. Por citar un ejemplo, estoy terminando los cuarenta y tengo presbicia. Me encantaría una aplicación que, sin aumentar la pantalla, me solucione la lectura. Sé que en algún momento alguien lo va a inventar”, puntualizó Diego Marín.

Bordeando la vereda, que avanza hacia el interior de una cuadra, frente a la calle Belgrano, hay un valle oculto, una fábrica de ideas en donde caminan unicornios a metros de la facultad. “Nos ocupamos de crear los negocios que no existen”, dicen. Detrás de la terminal de una computadora, del encadenamiento de códigos, se piensa en un futuro un poco más Lindo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA