Las ventas minoristas pymes crecieron un 20,7% anual en febrero

Además, frente al mismo mes, pero antes del inicio de la pandemia, el crecimiento es de 12,9% en todo el país, según el relevamiento de CAME

Cada mes, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) realiza un relevamiento de la evolución de las ventas minoristas, consultando a comercios pyme de todo el país cuál ha sido la variación en la facturación (a precios constantes; es decir, quitando el efecto inflación). La encuesta más reciente arrojó que, en febrero, con respecto al mismo mes del año pasado, hubo un crecimiento del 20,7%. Y, en comparación con el segundo mes de 2020, la suba fue del 12,9%.

Desde CAME detallaron que los comercios de las zonas turísticas tuvieron un mes muy bueno, mientras que para el resto fue bastante desigual. Pese a eso, los empresarios consultados -757 comercios de 11 rubros en las ciudades capitales y/o principales del país- coinciden que se está viendo un consumidor que mostró menos restricciones al momento de comprar y retoma paulatinamente consumos postergados.

Analizando las ventas a precios constantes, se observa un descenso del 2,9% frente a enero (variación mensual). Las categorías con mayor incremento fueron Jugueterías y artículos de librerías (+8,7%) y Calzado y marroquinería (+7,2%). Y las mayores caídas, en Electrónicos, computación y celulares (-8%) y Farmacias (-6,2%).

En comparación con febrero de 2021 (variación anual), las ventas minoristas crecieron 20,7%, con diez rubros en alza y uno en declive. La mayor suba fue en Calzado y marroquinería (+45,7%), por efecto del comienzo del ciclo escolar. El único retroceso fue en Ferreterías, materiales eléctricos y construcción (-1,3%).

En tanto, con respecto a febrero de 2020 (variación bianual), escalaron 12,9%, con 10 rubros en ascenso y uno en baja. Uno de los rubros con mayor progreso fue Indumentaria, lencería y accesorios (+26,5%).

En los primeros dos meses del año, las ventas acumularon un alza de 19,1% frente a iguales meses de 2021 y de 11,8% si se compara con el primer bimestre de 2020.

El 56,3% de los empresarios consultados comentaron que sus ventas del mes fueron entre buenas y muy buenas, y para otro 36,6% fueron regulares. Si bien todavía las pymes están en proceso de recuperación, la buena noticia es que sólo el 7,1% las calificó de malas o muy malas.

En cuanto a los rubros, las ventas de Alimentos y Bebidas en enero subieron 8,2% anual y acumulan un aumento de 10,4% para el primer bimestre del 2022, frente a los mismos meses del año pasado. En febrero de 2021, las cifras no habían sido buenas y el incremento, en parte, refleja esa recuperación. Fue un rubro muy castigado por los precios en los primeros dos meses del año.

En la comparación mensual las ventas se retrajeron 4,7% (siempre medidas a precios constantes). Cuando se compara contra febrero de 2020, mes de referencia por ser previo a la pandemia, las ventas de Alimentos y Bebidas crecieron 3,8%.

Los negocios de las zonas turísticas fueron los que declararon los mayores incrementos. Para el resto, hubo diferentes resultados y estrategias. Algunos optaron por agregar productos de menor calidad o marcas menos conocidas, para ofrecer alternativas más económicas; otros, por ofrecer packs de comestibles a precios promocionales comprando toda la canasta.

En Electrodomésticos, artículos electrónicos, computación, celulares y accesorios, las ventas en febrero mejoraron 20,9% anual y cayeron 8% mensual, a precios constantes. Es un sector que viene teniendo mucha dificultad para recuperarse, pero en febrero vendieron muy bien los negocios orientados a equipamiento escolar y los dedicados a la venta de celulares y accesorios. Cuando se compara contra febrero de 2020, las ventas de esos productos escalaron 14,4% (a precios constantes)

Una observación que hacen los comerciantes consultados es cómo la venta electrónica continúa ganando participación en las operaciones totales. En la mayor parte de los productos de esta categoría, la gente los compra con referencias (en general se guían por opiniones online de otros compradores) según la marca, el modelo, y no necesitan verlos físicamente, a diferencia de otros rubros como calzado, ropa, muebles o decoración, donde la venta presencial todavía es muy preferida.

Las ventas de Indumentaria, Lencería y accesorios ascendieron un 36,9% anual en febrero y bajaron 4,6% mensual; algo esperable en la comparación frente a enero, por la estacionalidad en esa demanda. Fue un muy buen mes para los comercios orientados a la ropa escolar, de eventos y, aunque en menor medida, también se reactivó la salida de indumentaria de oficina. Los negocios, igualmente, observaron que hubo problemas para reponer productos, faltantes de mercadería y subas de precios. Sin embargo, estos aumentos en muchos casos quedaron menos visibles porque fueron compensados con las liquidaciones del mes. Comparando febrero de 2022 frente a febrero de 2020, las ventas de ese rubro treparon 26,5% (sin inflación).

En Ropa y artículos deportivos y de recreación, las ventas en febrero aumentaron un 22,3% anual y 0,9% mensual. La mayoría de las tiendas relevadas declararon que la actividad del mes fue muy buena favorecida por el inicio de las clases, pero con subas de precios que les afecta sobre todo en la reposición de stock. Es un rubro que se vende muy bien desde el inicio de la pandemia, y eso no cambió. Frente a febrero de 2020, las ventas de esos productos subieron 14,7%.

En Jugueterías y artículos de librería hubo un crecimiento del 38,9% anual a precios constantes, y del 8,7% mensual. Esas tasas de aumento reflejan lo que fue la venta escolar de esta temporada, que muchos comercios calificaron como muy buena. Incluso algunos comentaron que el año pasado para esta fecha estaban cerrados o abrían con horarios reducidos, porque no había demanda. Aunque, específicamente, la venta en jugueterías se mantuvo débil, donde febrero suele ser un mes de poco movimiento. Hubo negocios que compensaron agregando útiles, mochilas y otros artículos en stock reducidos, pero que ayudaron. Cuando se compara contra febrero de 2020, las ventas de esos productos levantaron un 18,4%.

Mueblerías, decoración y textiles para el hogar registró un incremento del 25,9% anual a precios constantes y una merma del 1,8% en mensual. El aumento del turismo le restó demanda a ese sector, aunque frente al año pasado fue importante la recuperación. Prevaleció la venta con tarjetas y en cuotas, y los comercios orientados a líneas premium tuvieron una performance más pobre que el resto. Frente a febrero de 2020, las ventas de esos productos subieron 12,7% (a precios constantes).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA