La inflación de julio “es una anécdota” y esperan dos dígitos para agosto

El Indec difundió la inflación de julio que estuvo en el 6,3%. El dato poco interesa, ahora la mirada está fija en agosto y hacia adelante. La devaluación del 22% y la trepada del dólar le metieron presión a los precios y hay aumentos entre el 15% y 25%. Predicen una escalada inflacionaria de dos dígitos.

Consumidores, sobre un aplicación realizan comparaciónes de precios de distintos supermercados para realizar sus compras y así comprar más barato
Foto: José Gutierrez / Los Andes
Consumidores, sobre un aplicación realizan comparaciónes de precios de distintos supermercados para realizar sus compras y así comprar más barato Foto: José Gutierrez / Los Andes

En la jornada del martes se conoció la inflación de julio, 6,3% en el país y el 5,2% en Mendoza. Pero el dato se asemeja más a una fotografía vieja que rememora tiempos lejanos y en cambio la mirada está fija en lo que sucederá desde agosto en adelante.

La devaluación sorpresa que aplicó el Gobierno nacional el lunes provocó una volatilidad en los precios que aún no logran acomodarse a lo que hay que sumarle la estampida del dólar blue que ayer traspasó ampliamente la barrera de los $700.

Las opiniones coinciden en que se espera una escalada mayor en los precios al consumidor hacia adelante. Algo que ya se está reflejando la mercadería que ingresa a los supermercados con aumentos que van del 15% al 25%.

Todo el combo puede marcar el regreso a la inflación de dos dígitos, algo que se vivió por última vez en 2002, a la salida de la convertibilidad, cuando el registro fue de 10,4%. Hasta el momento, las estimaciones de las consultoras privadas mencionan un incremento inflacionarios entre el 12% y el 14%.

Suben los precios más que la inflación

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundió el IPC de julio que arrojó una suba del 6,3% en el país, solo tres décimas por encima de junio. Con estas cifras, la inflación acumulada en lo que va del 2023 es del 60,2% y del 113,4% en la variación interanual.

En Mendoza, de acuerdo a los valores que publicó la Dirección de Estadísticas del Ministerio de Economía (DEIE), la inflación de julio fue del 5,2%, un punto menos que en el promedio nacional y casi un punto y medio por debajo de junio.

Esto significó que a lo largo de este año los precios aumentaron el 56,6% y la variación en los últimos 12 meses fue del 108,5%.

Más allá de los datos duros, una pequeña frase lanzada por Raúl Mercau, economista y docente afín al justicialismo, es más que suficiente para describir el panorama: “El valor de (inflación) julio es una anécdota muy rápidamente olvidable y que no cambia la tendencia”.

“Esta devaluación del 22% del dólar oficial obviamente va a afectar directamente a los bienes transables, aquellos que se importan y los que se exportan, por otro lado, esto termina afectando también a las expectativas del dólar blue que se termina conectando con todos los precios de la economía”, añadió el especialista.

Daniel Garro titular de la consultora Value, también remarcó que “el índice de precio de julio obviamente quedó atrasado y desfasado” y pintó lo que se especula a nivel país: “Para agosto lo más probable es que (la inflación) sea de dos dígitos y creo que se van a mantener así hasta fin de año”. Y agregó: “Vamos a tener inflación todavía mucho más alta” porque “el gobierno no tiene más herramientas, (Sergio) Massa no tiene más poder y por más que le den algunos dólares del Fondo Monetario Internacional, el mercado se lo come crudo en cuestión de días”.

Gonzalo Diez de la consultora Cabin’s Crew, también remarcó que el dato de inflación de julio “es viejo” y a partir de las últimas medidas económicas del Gobierno, más el aumento del dólar blue se “espera definitivamente que haya traspaso a precios”.

Desconcierto en las góndolas

Por el momento la confusión es muy grande en lo que hace a los precios en góndola. Hay proveedores que siguen con la política de mantener frenados los envíos de mercadería u otros se vuelcan a tomar los pedidos, pero con el casillero del monto a pagar en blanco.

También están los que optaron por reajustar y ya enviaron listas nuevas, en lo que es alimentos, con valores actualizados entre un 20% y 25%. Como ejemplo, un maple de huevo que costaba hasta el fin de semana $1.600, ahora se vende a $2.000.

En el caso de la carne, desde la Cámara de Abastecedores confirmaron un 25% de aumento entre lunes y martes a lo que se suma el incremento que había tenido el viernes de la semana pasada.

El kilo de animal “saltó en los últimos días de $1.100 a $1.510 y tal vez vuelva a subir $100 más mañana (por miércoles)”, confió un proveedor cárnico.

El tema ahora es saber, hasta donde se pueden reacomodar los precios y cuanto soportarán los alicaídos bolsillos de los consumidores.

“Yo creo que más de un 15% no pueden aumentar los productos porque la gente no va a aguantar”, lanzó un supermercadista.

En igual medida opinó Gonzalo Diez porque “en un mercado tan golpeado ¿cuánto más pueden seguir subiendo los precios? No hay que olvidarse que los negocios tienen que vender por más que uno ve que el dólar aumente y que todo aumenta. Por lo general, lo que hace la mayoría de las comerciantes es aumentar precios, pero a la vez reducir un poco el margen de ganancia, porque tienen que seguir operando”, sostuvo Diez.

El dólar blue arriba de $900, a fin de año

El dólar blue está desbocado y en la visión de los analistas, de acá a fin de año puede suceder cualquier cosa.

El dólar blue puede crecer más en la medida en que haya mucha desconfianza respecto de lo que vaya a suceder hacia adelante, una vez conocido el resultado de las elecciones generales. Pero lo que uno esperaba, antes de la devaluación, es que a diciembre estuviera cercano a $900. Esto quiere decir que el dólar a fin de año podría estar en $900 o más, en función de la devaluación que ocurrió post PASO”, explicó Raúl Mercau.

Para Daniel Garro, actualmente el precio del dólar paralelo es “más referencial que real” ya que “se da la situación que querés comprar y no hay”.

“El dólar va a seguir para arriba. Más allá de subas y bajas muy puntuales que pueda llegar a tener en el transcurso de las próximas semanas, este esquema llegó para quedarse, porque Massa quedó tercero, sin poder, sin herramientas y encima queriendo profundizar lo que ya estaba haciendo mal, o sea, ahora lo hace peor”, sentenció el economista.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA