La falta de materiales y la inestabilidad de los precios frenan a la construcción

“Lo que se prevé es el incumplimiento de los contratos, porque si no hay materiales no podés trabajar”, explicó Gerardo Fernández, presidente de la Confederación de Pymes Constructoras de la República Argentina.,  Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
“Lo que se prevé es el incumplimiento de los contratos, porque si no hay materiales no podés trabajar”, explicó Gerardo Fernández, presidente de la Confederación de Pymes Constructoras de la República Argentina., Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Desde los corralones aseguran que el lunes hubo actividad normal, aunque reconocieron faltante en algunos insumos. Para las cámaras esta situación puede llevar a la insolvencia de las empresas por no poder absorber los aumentos de costos.

La renuncia de Martín Guzmán y el ingreso de Silvina Batakis al Ministerio de Economía de la Nación ha impactado en todos los sectores productivos del país. Puntualmente en el rubro de la construcción, pese a que algunos corralones de Mendoza lo definieron como un día normal y como cualquier otro, reconocieron que hay materiales que no se consiguen y que los proveedores ya anticiparon aumentos de precios para los próximos días.

Este escenario, que no es muy distinto al que se viene viendo desde 2020 con la pandemia de coronavirus, pero que podría agravarse, para las cámaras hará que las empresas constructoras tengan inconvenientes para cumplir contratos y hasta puedan entrar en insolvencia económica si no se toman cartas en el asunto.

Un día como cualquier otro para la construcción

Ariel Almando, gerente de ventas de Palumbo, aseguró que en su caso la jornada del lunes tuvo atención normal, con la salvedad de que no había ventas concretadas, al menos hasta promediar el mediodía. En su caso explicó que vienen con actualizaciones de precios periódicos de entre el 1% y el 2%, según la actualización del dólar oficial.

Por caso, durante la mañana del lunes, el precio del hierro se regía por la cotización de la divisa estadounidense a $125,45 el kilo, a lo que había que sumarle impuestos, aunque tenían faltantes en algunos casos. En el resto de los materiales la situación era similar, con aumentos que se manejan por la cotización oficial, incluso se repite la falta de disponibilidad. “Nosotros hemos cumplido con todos los que habían encargado y pagado, pero, por ejemplo, no hay alambre ni clavos. Hay una falta total en todo el país, recibimos llamados de otras provincias, pero no tenemos stock”, graficó Almando.

“Vendemos lo que nos manda nuestro proveedor. Si ellos no tienen determinado material, nosotros no lo ofrecemos. El problema es que ha parado la obra chica y sin eso se hace muy difícil”, añadió.

Una situación similar se dio en la consulta a Metal Ferr, parte también de la Red Acindar, quienes aseguraron que hasta el momento no habían sido informados de aumentos y durante la jornada del lunes trabajaron con total normalidad.

Por su parte, Diego Pérez Colman, gerente general de Hipercerámico, aseguró que en la jornada de ayer “no cambió nada” respecto al escenario que tenían el viernes, incluso el sábado. Aunque aclaró: “Esto no quiere decir que en el transcurso de los días vayan cambiando las cosas porque cambió la situación de nuestros proveedores”. “Quizás no nos comprometemos demasiado con productos que no tienen stock, son importados o que sabemos que van a llegar. Pero es algo que pasa siempre”, manifestó.

Quien también es presidente de la Red Edificar consideró que la situación con materiales como el hierro y el cemento se complica porque es un negocio oligopólico, con menos empresas como proveedores. “Hace muchos años que la demanda en Argentina no es genuina, sino que la gente sale a comprar porque se mueve el dólar, hay una oportunidad o no se sabe qué va a pasar mañana. Si hubiese crédito con tasas razonables, sería todo más fácil y genuino”, opinó.

Respecto a lo que puede pasar en los próximos días, Pérez Colman manifestó: “Es difícil decir lo que va a pasar en las próximas semanas. Para nosotros la cosa no cambió con o sin ministro, lo que puede cambiar a partir de hoy es la reacción del mercado. Aumentos estoy seguro de que van a haber, porque ya nos ha llegado el aviso de algunas fábricas, pero se da que a veces no aumentas todos los productos, sino solo algunos. En el aumento de algunas líneas pueden bajar otras. En febrero de 2020 nosotros lanzamos ‘Precios Cuidamos’ y con esto, más allá de que las fábricas pueden aumentar, a veces absorbemos el incremento y no lo trasladamos al consumidor, dependiendo de la posibilidad que tenemos”.

Problemas con los contratos

Gerardo Fernández, presidente de la Confederación de Pymes Constructoras de la República Argentina (CPC), dijo que la falta en la disponibilidad de productos es algo que se repite cada vez que el dólar se dispara. “El lunes nos suspendieron todas las ventas y las entregas hasta nuevo aviso. Aunque todos dicen que están trabajando con normalidad, la realidad es que nadie está vendiendo nada”, contrastó respecto a lo que habían reflejado desde los corralones.

El representante de la CPC planteó que “no hay referencia de precios”. “Los proveedores que hemos podido contactar han pedido que les den un poco de tiempo, sobre todo porque la actividad bursátil en Buenos Aires inicia después que en Mendoza. Por la experiencia de años anteriores, la incertidumbre y la escasez se va a extender por algunos días, sobre todo en lo que respecta a la venta corporativa”, vaticinó.

Asimismo, remarcó que la escasez de materiales es algo que ya se venía dando, por lo que esta crisis solo ha agudizado la situación. “Lo grave es que antes de esto, los precios ya habían subido en dólares por encima de la inflación. Nosotros estamos pagando la tonelada de acero prácticamente el doble de lo que vale en el mudo civilizado en dólares”, puntualizó.

Para Fernández, las perspectivas son muy poco alentadoras en el corto plazo porque no tienen materiales para poder trabajar. “La mayoría de las obras son de largo plazo, por lo que tienen sistemas de redeterminación de precios. En Mendoza se hacen con una fórmula polinómica y las de Nación con el sistema UVI. Entre enero a mayo este índice había dado entre el 13 y 17%, cuando la inflación acumulada en esos meses fue cercana al 30%, entonces no están reflejando el incremento de los precios. Las empresas, en consecuencia, no están pudiendo hacer frente a sus contratos, entrando en estado de insolvencia”, argumentó.

“Lo que se prevé es el incumplimiento de los contratos, porque si no tenés materiales no podés trabajar. Hay que replantear los plazos de los contratos y las fórmulas polinómicas y el sistema UVI”, completó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA