Javier Milei: “No hay alternativa a un ajuste de shock”

En su primer discurso tras asumir el mando, el mandatario anticipó que se tomarán “medidas duras” que impactará en la actividad, el empleo y la pobreza. No habló de dolarización ni del cierre del Banco Central.

Asunción Javier Milei. Caravana a Casa Rosada.
Asunción Javier Milei. Caravana a Casa Rosada.

El presidente, Javier Milei, aseguró hoy que “no hay alternativa al ajuste” y a un programa de “shock” para lograrlo y admitió que el plan que pondrá en práctica impactará en forma negativa en los niveles de actividad, empleo, salario e indigentes a partir de un inevitable proceso de “estanflación”.

No obstante, aseguró que este “será el último mal trago para comenzar la reconstrucción de la Argentina”. “Sabemos que la situación en el corto plazo empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo”, afirmó el mandatario.

Al dar su primer discurso como presidente de la Nación en las escalinatas del Congreso Nacional, Milei trazó un diagnóstico de la herencia que recibe y en ese marco afirmó que “no hay alternativa” a un plan de “ajuste” con “shock”.

Milei adelantó que en las “próximas semanas” se irán tomando medidas que “serán duras”, pero que sentarán las bases para “iniciar el camino de la reconstrucción”.

El presidente enfatizó que “luego de reacomodamiento macro, que será menos doloroso por la caída de Riesgo País y la contención que se dará desde el Ministerio de Capital Humado, habrá luz al final del camino”.

A su vez, en ningún momento hizo referencia a los dos temas centrales de su campaña electoral que lo llevaron a la presidencia: la dolarización y el cierre del Banco Central. Milei puso en el estado de las cuentas públicas y subrayó que “ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la nuestra”.

“El kirchnerismo, que en sus inicios se captaba de tener superávit gemelos, esto es, superávit fiscal y externo, hoy nos deja déficit gemelos por 17% del PBI”, indicó.

En ese sentido detalló que “de esos 17 puntos del PBI, 15 corresponden al déficit consolidado entre el Tesoro y el Banco Central. Por lo tanto, no existe solución viable en la que se evite atacar al déficit fiscal”.

Añadió que “de esos 15 puntos del déficit fiscal, 5 corresponden al Tesoro Nacional y 10 al Banco Central. Por lo que la solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI”.

Milei prometió que “a diferencia del pasado, caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

En forma paralela remarcó que “es necesario limpiar los pasivos remunerados del Banco Central. Los cuales son responsables de los 10 puntos de déficit. De esta manera, se pondría fin a la emisión de dinero y con ello, a la única causa de la inflación empíricamente cierta y válida en términos teóricos”.

No obstante, insistió en que “dado que la política monetaria actúa con un rezago que oscila entre 18 a 24 meses, aun cuando hoy dejemos de emitir dinero, seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente”.

“Haber emitido por 20 puntos del PBI como se hizo en el gobierno saliente, no es gratis. Lo vamos a pagar en inflación”, reiteró.

Respecto del cepo cambiario dijo que “no solo constituye una pesadilla social y productiva, porque implica altas tasas de interés, bajo nivel de actividad, escaso nivel de empleo formal y salarios reales miserables que impulsan el aumento de pobres e indigentes, sino que además el sobrante de dinero en la economía hoy es el doble que había en la previa del ‘Rodrigazo’”.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA