Cornejo asumió como gobernador y anunció que colaborará con la gestión de Milei para salir de la crisis

El sancarlino inició formalmente su segundo mandato al frente de la provincia. Planteó los principales lineamientos de su gestión y en qué áreas se enfocará. Dijo que trabajará en un estado “austero” que termine con los “bolsones de improductividad”; y dijo que le gustaría que se recordara a su gobierno por su “contribución a las infraestructuras hídricas”.

Alfredo Cornejo y Rodolfo Suárez. Ignacio Blanco / Los Andes
Alfredo Cornejo y Rodolfo Suárez. Ignacio Blanco / Los Andes

Alfredo Cornejo y Hebe Casado juraron este sábado como gobernador y vicegobernadora de Mendoza, e iniciaron formalmente su mandato hasta diciembre del 2027. El mandatario radical se dirigió a los mendocinos en dos oportunidades con discursos con los que puso énfasis en comandar los destinos de la provincia bajo una fuerte crisis macroeconómica nacional, pero también con la voluntad y la fuerte convicción de trabajar y gestionar aún en escenarios adversos para mejorar y potenciar la provincia.

El flamante Gobernador, que viajará este domingo a la asunción de Javier Milei como presidente, adelantó que trabajará para contribuir, junto a la liga de gobernadores de Juntos por el Cambio, a la “gobernabilidad” de un Gobierno Nacional “que tuvo un apoyo fuerte y un mandato concreto”, pero que es “débil”, con con pocos parlamentarios y ningún gobernador de su mismo sector político.

Además, mencionó que su premisa será trabajar sobre un “Estado austero” y que brinde servicios de calidad para los contribuyentes, y señaló que su intención es que su gobierno sea “recordado” por su contribución particularmente en obras de infraestructura hídrica, que pretenderá vehiculizar con el uso de los U$S 1.023 millones de la fallida obra de Portezuelo del Viento. También dio un fuerte mensaje en la lucha contra la delincuencia, con una “advertencia firme” para los delincuentes: “Vamos a ir por ustedes cada vez con más fuerza”.

En sus discursos, que se dieron en la Legislatura luego de jurar como gobernador; y en la explanada de Casa de Gobierno una vez recibió los atributos del gobernador saliente, Rodolfo Suárez, Cornejo convocó a la oposición para mejorar en el diálogo y buscar consensos necesarios para resolver los principales problemas que transita la provincia; pero “con sensatez” y con el bien común “por encima de los intereses sectoriales”.

También adelantó que impulsará “reformas profundas” y que seguirá en la búsqueda de terminar con los “bolsones de improductividad” que aún abundan en el Estado, tanto en los servicios educativos, de salud, de seguridad y de administración de Justicia; mientras que en paralelo aseguró que su misión será “honrar” la cultura del trabajo con el que caracterizó a la sociedad mendocina.

Con este nuevo mandato, Cornejo entró en los libros de la historia mendocina, al ser primero en los últimos 50 años en acceder a una nueva gestión. Pero además, si finalmente termina su gestión en 2027, será el dirigente político que habrá gobernado Mendoza por más tiempo en toda su historia desde su fundación, en 1561.

Colaborar con Milei

Cornejo adelantó que trabajará -junto al resto de los gobernadores de Juntos por el Cambio- con la Nación para intentar que se produzcan a mediano y largo plazo mejoras económicas, que sentarán -si así ocurre- mejores perspectivas para Mendoza. “Estoy convencido que la Argentina debe dejar de enredarse sola y generar un progreso económico y social que la mayoría de los argentinos merece. Lo hacemos también por intereses de la provincia la provincia de Mendoza, que necesita este cambio de modelo económico”, afirmó.

No obstante, el diagnóstico que dio sobre la situación nacional fue contundente: “No se puede soslayar el desastroso punto de partida en que se encuentra la Argentina, ni se puede andar con eufemismos por la complejidad del escenario que se avecina”, comentó.

Agregó que es prácticamente un hecho que en los próximos meses posiblemente no mejoren las condiciones económicas, al indicar que “vienen tiempos donde la economía nacional tendrá pronóstico reservado, en medio de un contexto de dificultades y desafíos profundos que repercutirá en el día a día de las personas, de las empresas y también en la marcha de las administraciones públicas. Cualquier programa de estabilización serio conllevará enormes esfuerzos porque vivimos en un país que está técnicamente colapsado”, lanzó.

Asimismo, expresó que Mendoza necesita que el próximo Gobierno Nacional “honre el mandato popular de cambio y que lo haga profesionalmente con eficacia y de manera viable para ser sostenido en el tiempo”.

Alfredo Cornejo y Hebe Casado. Ignacio Blanco / Los Andes
Alfredo Cornejo y Hebe Casado. Ignacio Blanco / Los Andes

En el tren de la colaboración con Milei y La Libertad Avanza en el plano de la gestión, sostuvo que “la ejecución de ese mandato de cambio que ha recibido el nuevo presidente electo se debe producir dentro de un marco de gobernabilidad y entendimiento multisectorial porque, como está dicho, si a la nación le va bien a Mendoza le irá mejor aún”.

Pero también pidió que haya “equilibrios” en el funcionamiento del sistema nacional que “garantice el federalismo” y mejore las expectativas de las economías regionales. “Esa también es parte de la tarea política que me propongo junto a un nutrido grupo de gobernadores”, adelantó.

Gestión local

“Trabajar, trabajar, trabajar” y “gestión, gestión, gestión”, fueron las dos palabras que Cornejo mencionó de forma consecutiva en sus discursos, como eje de su gestión de gobierno, al dar a entender que en momentos de ajuste nacional, será vital mantener la gestión ordenada y con la inventiva para resolver los problemas de los mendocinos con los recursos disponibles, en épocas donde no habrá bonanzas para nadie.

“La realidad pura y dura trae consigo una verdad irrefutable: no se pueden hacer pronósticos precisos con una economía nacional en constante turbulencia. Pero sí se puede tomar compromiso con un rumbo y marchar a paso firme. Por eso, me comprometo a trabajar, trabajar, y trabajar para que el programa que les he expuesto sea viable”, comentó durante la tarde en la Legislatura.

Como mensaje positivo a la gestión saliente de Suárez, consideró que Mendoza “ha hecho bien su trabajo” y “ha sabido construir y cuidar el orden de sus finanzas”, aún “con todos los gestos discriminatorios de parte de la nación, mientras otras provincias de color afín al gobierno de turno eran privilegiadas con transferencias discrecionales extraordinarias”.

Con esa premisa, marcó que no se siente “abrumado” por los anuncios de ajuste del gasto de Milei; y adelantó que la provincia “no sólo no va a detener su inversión en obra pública, sino por el contrario, la va a incrementar. Ahora es cuando se va a poder apreciar qué provincia hizo bien las cosas y cuáles han vivido del favor político ajeno”, lanzó, con tiros por elevación a numerosas provincias gobernadas por el peronismo.

Pero además, añadió que esta nueva etapa que comienza no será una mera continuidad de la anterior, “sino la evolución de una vocación, de un método de trabajo que ha sabido ordenar y cuidar a la provincia, y que ahora se propone con más ambición, de mediar las circunstancias macroeconómicas favorables, dar un salto cualitativo que le permita liberar todo su potencial para que la iniciativa privada, sobre todo canalizada a través de los jóvenes, convierta a Mendoza en una auténtica tierra de oportunidades para el desarrollo ambiental, cultural, económico y social, confirmando una vez más que aquí está uno de los mejores lugares de la Argentina para invertir y vivir”.

Agua, servicios, educación y salud

Sobre su política en materia hídrica, dijo que su intención es que su gobierno “sea recordado por su contribución a las infraestructuras hídricas”, a través de los U$S1.023 millones. “Tengan por seguro que vendrá una verdadera revolución del agua y la energía”, aseveró.

En Seguridad, dijo que irá “a fondo” en su política en seguridad, y anunció que aumentará la cantidad de efectivos, con un “plan razonable que no afecte la calidad en la selección de los aspirantes ni la excelencia de su formación”.

“Vamos a ir por más. Es un mensaje de aliento para la gente de buena fe, pero también es una advertencia firme para los delincuentes. Vamos a ir por ustedes cada vez con más fuerza. Y saben que lo hago”, agregó. También tomó propuestas de Luis Petri, al indicar que instalarán inhibidores de señal telefónica en lugares de detención y que “coordinarán con inteligencia artificial todas las cámaras de seguridad existentes”.

De acuerdo a la política económica, sostuvo que “necesitamos seguir mejorando la competitividad de nuestra economía. La matriz mendocina está en una transición desde la producción de bienes hacia los servicios”, agregó.

Y marcó que su intención es “darle un fuerte impulso al crecimiento de Mendoza, paso a paso. Necesitamos ir creando círculos virtuosos entre producción y empleo que multipliquen la cantidad de empresas y mejoren el nivel de los salarios. En consecuencia, dentro de las competencias provinciales, vamos a facilitar todo lo que sea posible para que el sector privado invierta y se desarrolle”. También insistirá “mejorar y mantener” la calidad del transporte público y la construcción de viviendas.

Uno de los párrafos los dedicó a la minería, sobre el cual dijo que, en el marco de restricciones que hay con la ley 7722, “se puede hacer mucho más, fundamentalmente con el cobre”; y amplió que se han dado “pasos firmes dentro del marco de la ley vigente”, que repercutirán “de forma positiva en nuestras pymes”. En tanto, sobre petróleo, dijo que es importante “buscar las empresas adecuadas para poder maximizar la producción”; y avanzar con el desarrollo de la lengua norte de Vaca Muerta.

Respecto a Educación, sostuvo que es “el gran ordenador” de todas las aristas culturales de una sociedad, y señaló que es “esencial” poder sostener un plan “serio” como el que aseguró que se viene haciendo desde 2015. Entre algunas de las propuestas, dijo que dotarán de internet pedagógico al 100% de las escuelas de Mendoza, para que esté en pleno funcionamiento durante 2024 con todos los elementos necesarios.

En Salud, en tanto, dijo que prevé reformas “estructurales” que permitirán “darles mejores servicios a los ciudadanos, entre ellas, modernizar las formas de contratación y pago a nuestros profesionales, porque queremos mejorarles sus condiciones y que nos ayuden a revertir esta crisis profunda que está atravesando la Argentina”.

Finalmente, habló sobre su compromiso de establecer fuertes reformas para mejorar la situación actual de Mendoza, y mandó un mensaje a las “minorías muy bulliciosas y organizadas, pero no de mayorías populares”, con el objetivo de “convencer a la mayoría de la población que son viables”.

“Eso es tarea política, de liderazgo de tener profesionales idóneos. Mi equipo -ndr: en referencia a sus principales ministros- lo he elegido para delegar parte del poder que me ha conferido el pueblo de Mendoza pero con este mandato y este programa. Espero que el contexto nacional nos contribuya pero si no, no habrá excusa y pondré todo de mí para lo mejor para Mendoza”, finalizó.

Casado prometió una Legislatura más austera y advirtió a la oposición

Por su parte, la vicegobernadora Hebe Casado, prometió una Legislatura “austera” y “sin despilfarros”; pero también mandó un mensaje fuerte a la oposición, al sostener que se podrá llegar a consenso en base a razonamientos fundados y con diálogo; pero “no con eslóganes vacíos y cortoplasistas”.

Hebe Casado juró como vicegobernadora. Ignacio Blanco / Los Andes
Hebe Casado juró como vicegobernadora. Ignacio Blanco / Los Andes

La dirigente del Pro señaló que pasará buena parte de su gestión en San Rafael, su departamento natal, donde intentará articular la provincia con mayor federalismo y generar políticas públicas para todos los oasis productivos.

Para Casado, será vital y principal desafío “que el Estado sea cada vez más eficiente en minimizar los servicios esenciales” y que “no entorpezca la vida de quienes generan empleo genuino y riqueza para la provincia”. En este sentido, sostuvo que revisará las leyes “que obstaculizan el desarrollo empreasrial”.

“Para esos cambios se necesita el apoyo de la sociedad. Espero que permanezca en la ciudadanía, aún cuando no sea fácil y que no permita que minorías ruidosas nos sigan atando a la decadencia”, afirmó, en línea con Cornejo.

En tanto, en base al manejo de recursos, dijo que cuidará “fervientemente los fondos que pertenecen a todos los mendocinos, sin lugar para privilegios indebidos ni despilfarros”.

Y finalizó al marcar que “las tareas sencillas las hace cualquiera y mantener el estatus quo no genera conflictos; pero tampoco avances. Estamos acá para atender todas las discusiones, especialmente las incómodas. Estoy dispuesta a dar, junto a la sociedad y a los legisladores, las peleas que hagan a Mendoza el lugar donde nuestros hijos puedan construir su futuro”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA