Impsa estatal busca negocios para revertir un rojo de $ 4.600 millones

La empresa metalúrgica firmó varios contratos de trabajo en el primer bimestre del año.
La empresa metalúrgica firmó varios contratos de trabajo en el primer bimestre del año.

El último balance de la empresa arroja que el patrimonio se redujo 40% en un año. Para el Estado provincial significa una pérdida, ya que posee el 21% de las acciones.

Durante el ejercicio económico del 2021 el patrimonio de Impsa se achicó un 40%. A su vez, el resultado operativo de la compañía dejó un déficit de $ 4.607,6 millones.

Los datos se desprenden del informe de estado financiero presentado por la empresa ante la Comisión Nacional de Valores. En detalle, el balance indica Impsa cerró el 2021 con valor patrimonial de $ 8.645,9 millones, mientras que en la misma fecha del 2020 había alcanzado un valor de $ 14.599,5 millones. Eso quiere decir que en el transcurso de los doce meses el patrimonio perdió valor por $ 5.953,6 millones.

Por otro lado, el ejercicio dejó como resultado un déficit operativo anual de $ 4.607,6 millones (ingresos menos egresos). Se trata de un balance que contrasta notablemente con el 2020, cuando Impsa alcanzó una ganancia total positiva de $ 7.055,3 millones.

Según fuentes de la compañía, tanto la pérdida de valor patrimonial como el déficit operativo del año pasado responden al mismo factor. “El resultado del ejercicio antes de Impuesto a las Ganancias, arrojó en realidad una ganancia de $ 195 millones. El efecto del cálculo del Impuesto, por aplicación del método del impuesto diferido y el ajuste por inflación impositivo, arrojaron un resultado negativo de $ 4.803 millones, revirtiendo de esta forma la ganancia del ejercicio y llevando el resultado final a una pérdida de 4.608 millones de pesos”, explicaron.

Vale recordar, que en mayo pasado el Estado nacional inyectó $ 1.362.900.000 al capital de Impsa, al comprar el 63,7% de las compañías, mientras que el Gobierno de Mendoza aportó $ 454.300.000, quedándose así con el 21,2% de las acciones. Del resto, el 9,8% pertenece a acreedores y el 5,3% quedó en manos de la familia Pescarmona, fundadora de la firma.

El punto de contraste

Los voceros de Impsa dejaron claro por qué en 2021 la empresa sufrió un déficit de $ 4.607 millones, pero resta analizar a qué se debe la fuerte diferencia con lo ocurrido en 2020, cuando hubo un superávit de $ 7.055 millones.

La diferencia entre un año y otro no estuvo en la ganancia que dejaron las ventas de bienes y servicios en sí (el 2021 fue mejor que el 2020), ni tampoco en los ingresos financieros de la compañía (también fue superior el 2021) sino en el ítem llamado “otros ingresos y egresos netos”. El balance anual de la empresa muestra que en 2020 ese punto obtuvo un superávit de $ 16.880 millones, mientras que en 2021 arrojó una pérdida de $ 2.971,8 millones.

¿Qué hay dentro de ese ítem? En general se trata de movimientos financieros poco significativos para el balance general, pero hubo un punto que hizo la diferencia en 2020 y que no estuvo presente en 2021. Se trata de la ganancia registrada por la compañía por el proceso de reestructuración de deuda, por un valor total de $ 26.777,4 millones.

En resumen, el 2020 no fue tan bueno como aparentan los números, ni el 2021 fue tan malo. Quitando la ganancia por la reestructuración de deuda, el 2020 también habría cerrado con déficit operativo para Impsa.

Obras actuales y por llegar

Sin duda alguna, una obra que por sí sola podría cambiar el presente de Impsa es Portezuelo del Viento. El proyecto se encuentra frenado, a la espera de que se resuelva el lauda presidencial. La megaobra, valuada en U$S 1.000 millones, sería ejecutada por una UTE conformada por la empresa china Sinohydro, Impsa, Ceosa y Obras Andinas.

Mientras tanto, Impsa debe concentrar sus expectativas en otros proyectos más chicos. De acuerdo al balance de la compañía, al 31 de diciembre de 2021 la firma se encontraba trabajando en diez proyectos hidroeléctricos, un de energía eólica y uno relacionado al sector petrolero.

En lo que respecta a la energía hidroeléctrica, una de las obras más importantes en términos económicos para la empresa es El Tambolar, un emprendimiento en la Provincia de San Juan de 70 MW de potencia, que en el mes de junio de 2019 fue adjudicado al consorcio ganador integrado por Sacde, Panadile, Sinohydro y Petersen Thiele y Cruz. Impsa es subcontratista para la provisión del equipamiento electromecánico. El valor de este contrato es de U$S 54.649.000.

También se destaca la Base Naval Puerto Belgrano. El proyecto consiste en la fabricación y puesta en funcionamiento de una grúa Pluma Astillero de 37,5 toneladas de capacidad en el Dique de Cadena N°2 del Arsenal Naval Puerto Belgrano. El valor del contrato para Impsa en ese caso es de U$S 9.101.000.

Más reciente en el tiempo aparece la modernización de la Central Quebrada de Ullum, ubicada en la provincia de San Juan. De acuerdo a lo informado por la empresa, el proyecto prevé el desmontaje completo de la unidad Turbina-Generador y la rehabilitación y modernización del equipamiento principal, por un monto de U$S 4.063.000.

En la división Wind, está en ejecución el proyecto Arauco 1 Etapas I a IV: Desde el año 2008 la Sociedad mantuvo contratos con Parque Arauco Sapem para la provisión llave en mano de aerogeneradores de diferentes potencias.

En el informe se explica que, mientras que los parques de las Etapas I a III están en operación comercial y cuentan con contratos de venta de energía con Camesa, la Etapa IV se encontraba (al 31 de diciembre de 2021) en una fase de negociación que finalmente no prosperó. Esto obligó a Parque Arauco Sapem a re-pensar la estrategia global para poder cumplir con las proyecciones financieras. Para esto solicitó a Impsa colaboración para evaluar en forma conjunta distintos escenarios.

En lo que respecta a la división Oil & Gas de Impsa, la firma está avanzando en un Reactor Desulfurizador (HDS) para YPF. El plazo de ejecución del proyecto es de 12 meses y el monto de los trabajos asciende a aproximadamente U$S 665.000.

Nuevos proyectos

Según informó Impsa, en los últimos días se concretó la firma de la Adenda N° 6 del proyecto Tocoma con el cliente Corpoelec de Venezuela, que extendió por 60 meses la vigencia del contrato y por la que las partes deberán definir y acordar la ejecución del proyecto a los efectos de avanzar con los trabajos.

“Este hito representa el documento más importante firmado pasados más de seis años desde la firma de la última adenda y la paralización de los trabajos. Por razones de prudencia, en el estado contable correspondiente al ejercicio 2021, la empresa decidió previsionar el 100% de los créditos con el mismo cliente por los proyectos Macagua, La Guajira, Central Paez y La Vueltosa sin resignar los derechos al cobro que corresponden. Las previsiones de estos créditos tuvieron un efecto negativo en los estados contables de $ 2.931 millones de pesos”, aclararon.

Por último, la empresa destacó que en los primeros dos meses del 2022 firmó nuevos contratos con Dioxitec, YPF, Fortescue y la Armada. En lo que respecta puntualmente a YPF, Impsa fabricará un reactor de hidrodesulfurización y tres hornos de proceso.

“Este proyecto es un gran desafío para Impsa, pero a la vez es un hito que nos vuelve a posicionar en lo más alto de la consideración en cuanto al suministro de equipos grandes y complejos para las plantas de refino de petróleo. Además, estamos muy contentos de poder trabajar con una empresa de la magnitud e importancia de YPF y formar parte de este proyecto fundamental para la provincia y el país”, afirmó Sergio Carobene, Geren General de Impsa.

En el caso de Fortescué, la empresa australiana adjudicó a Impsa la provisión de 17 mástiles e instrumentos de medición de vientos para su primer y principal proyecto de hidrógeno verde en Argentina, los cuales se instalarán en la provincia de Río Negro. Los mástiles, que serán exclusivamente de evaluación, marcan el comienzo de la inversión del grupo australiano en el país.

“En noviembre del 2021, en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de Glasgow (COP26), FFI anunció una inversión de U$S 8.400 millones para este proyecto, con el que apunta a producir 2,2 millones de toneladas de hidrógeno verde”, recordaron desde Impsa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA