El Gobierno superó otro test clave, pero las dudas llevaron al Blue a los $239 y al Riesgo País a nuevos máximos

Martín Guzmán Ministro economía
foto prensa
Los otros dos son el secretario de Finanzas, Rafael Ignacio Brigo (parado) y el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi.
Martín Guzmán Ministro economía foto prensa Los otros dos son el secretario de Finanzas, Rafael Ignacio Brigo (parado) y el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi.

El Ministerio de Economía cubrió todos los vencimientos de junio y consiguió financiamiento extra. Sin embargo, el desconcierto provocó una jornada caliente que recalentó la presión sobre el dólar y volvió a castigar a los títulos públicos.

Antes de conocerse que el Gobierno nacional superó otro test clave en el frente de la deuda pública, el desconcierto que hace semanas se instaló en el mercado volvió a castigar a los bonos, por lo que el Riesgo País tocó su máximo desde 2020, y elevó la presión sobre los dólares financieros y el informal “Blue”, que se posicionó sobre un nuevo récord de $239.

La del martes fue otra jornada compleja, en la que se mantuvo el malestar ante la reciente decisión del Banco Central (BCRA) de limitar el acceso a los dólares para las importaciones y en la que los inversores se movieron sin rumbo claro a la espera de la licitación de Economía.

La demanda de dólares entró en frenesí a pesar de los mensajes que desde temprano envió el presidente del BCRA, Miguel Pesce, para justificar la ampliación del cepo. “Esto evita que vayamos a una devaluación brusca. Lo que buscamos con estas medidas es que eso no sea necesario”, remarcó el titular de la autoridad monetaria en declaraciones a radio Urbana Play.

La promesa oficial no alcanzó a calmar los ánimos en la plaza cambiaria y los dólares bursátiles (que se consiguen mediante la compra y posterior venta de bonos o de acciones, y que permiten esquivar la mayoría de las restricciones) avanzaron sobre sus precios históricos.

El CCL (Contado Con Liquidación) llegó a tocar los $255,50 unidad, aunque luego moderó su camino y terminó a $250, es decir, con un aumento de $3,85 respecto al cierre anterior. Algo similar sucedió con el MEP (Mercado Electrónico de Pagos) que saltó hasta $251,26 pero terminó la rueda con un avance de $2,63 que lo dejó en 243,89 pesos.

El ruido se hizo más notorio en el sector informal, donde el apetito por dolarizar posiciones hizo que el Blue avance $7 y quede en un nuevo máximo histórico de 239 pesos. Desde el pasado jueves 16, cuando emprendió una ininterrumpida marcha alcista, el billete paralelo acumuló un salto de $23 lo que grafica la gravedad de la situación, aunque en el gobierno consideren que es una referencia marginal.

“El dólar blue va a valer tan alto como mala sea la calidad de la política económica”, apuntó en declaraciones a la prensa Hernán Lacunza, ex ministro de Economía en el tramo final del gobierno de Mauricio Macri.

Mientras, en el mercado oficial el dólar mayorista ganó 17 centavos y terminó a $124,87. Allí, el BCRA continuó con sus compras y se hizo de u$s150 millones (en dos días sumó u$s400 millones). Y los operadores expusieron otro dato relevante: la demanda para el pago de importaciones de energía se mantuvo algo por encima de los u$s100 millones.

Dólares. Imagen ilustrativa. (Archivo/DyN)
Dólares. Imagen ilustrativa. (Archivo/DyN)

El martes también ingresaron a las arcas de Central alrededor de u$s4.000 millones que giró el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras aprobar la primera revisión del programa que se comprometió a aplicar el presidente Alberto Fernández para financiar la deuda de u$s45.000 millones que tomó Macri.

Por las múltiples restricciones, el dólar se mantuvo estable en el Banco Nación, donde cerró a $129,75 pesos que se transforman en $214,73 para los pequeños ahorristas que deben contemplar el pago adicional por el 30% del Impuesto Solidario y del 35% a cuenta de Ganancias.

Otra jornada crítica para los bonos apuntaló al Riesgo País

La renta fija protagonizó otra jornada crítica el martes, en la que volvieron a caer con fuerza los bonos y ello llevó a niveles récord al Riesgo País, el indicador que determina el banco JP Morgan comparando el rendimiento de los títulos argentinos con los del Tesoro de los Estados Unidos y que determina el costo crediticio para la Argentina.

Los bonos arrancaron la sesión con desplomes 2% y la tendencia provocó que el Riesgo País salte 78 unidades para alcanzar los 2.508 puntos básicos, si mayor nivel desde julio de 2020, cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, formalizó la oferta con la que se logró reestructurar la deuda en manos de privados.

Al final de la jornada, finalmente se conoció el dato que tanto desveló a los inversores: Guzmán anunció que no sólo consiguió el financiamiento que salió a buscar para cubrir los compromisos de junio, sino que además logró crédito extra.

“El total de vencimientos a refinanciar en el mes de junio, luego de la operación de conversión del pasado miércoles 22, sumaban $243.701 millones y Economía obtuvo $248.078 millones”, precisó Economía y agregó “el Tesoro acumuló en junio un financiamiento neto positivo de $16.220 millones, con una tasa de refinanciamiento del 106%”.

El ministro Guzmán se encargó de mostrar que siguió de cerca la operación que tanta incertidumbre generó en el mercado, sobre todo, porque midió la confianza de los inversores privados tras el sacudón que protagonizaron los títulos CER.

En el gobierno nacional indicaron que “en el primer semestre del año el Tesoro acumuló un financiamiento neto positivo de $663.246 millones, lo que implica una tasa de refinanciamiento del 121%, con colocaciones por un total de $3,81 billones y vencimientos por $3,14 billones”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA