El 68% de las familias mendocinas superó el límite de la tarjeta de crédito

El 68% de las familias mendocinas superó el límite de la tarjeta de crédito

Se trata de personas que no pueden acceder a las múltiples opciones de financiamiento en cuotas que se han lanzado para favorecer el consumo

Aunque actualmente existe la posibilidad de comprar en cuotas, desde 3 a 36, y también hay programas oficiales y del Banco Nación para incentivar el consumo con pagos en plazos, lo cierto es que el 68% de las familias mendocinas ya alcanzaron el límite en las tarjetas. Los motivos son sencillos: con una inflación interanual del 54% en julio, los topes de financiamiento no se actualizaron y, con la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, la compra financiada en la única opción para muchas personas.

José Vargas, economista de Evaluecon, detalla que, en promedio, cada familia mendocina tiene tres tarjetas de crédito distintas, para acceder a un mayor financiamiento. Pese a esto, en el último tiempo se les ha complicado comprar en cuotas, porque han alcanzado el límite máximo.

Este tope de financiamiento, detalla, es, en promedio, de $150mil por familia de clase media en Mendoza. Vargas subraya que el 68% de las familias en nuestra provincia ha llegado a ese límite, por lo que no puede seguir aprovechando los planes o programas de compras en cuotas o a tasa subsidiada. A la vez que se encuentran en grandes problemas para poder hacer frente a las deudas que les han quedado por haber llegado al límite en esas tarjetas.

De hecho, el Banco Central detalla en un informe que “entre los préstamos asociados al consumo, las financiaciones con tarjetas de crédito habrían evidenciado una caída mensual de 2,6% a precios constantes”. También que, en junio, la morosidad de las familias se ubicó en 4,1%, es decir 1,2 puntos porcentuales por encima del nivel de del mes anterior. El desempeño mensual estuvo principalmente conducido por el incremento en la mora de los créditos al consumo (personales y tarjetas de crédito).

Desde la entidad resaltan que el gobierno nacional relanzó la línea de créditos a tasa 0 para monotributistas por un monto máximo de $150 mil (según la categoría de monotributo). Y suman que estos préstamos se acreditarán en la tarjeta de crédito en un solo desembolso, tendrán un período de gracia de 6 meses y se devolverán en 12 cuotas mensuales y consecutivas (sin interés). Esta línea de crédito, sumado a la ampliación del programa “Ahora 12”, consideran que les darían un impulso a las financiaciones con tarjetas de crédito en los próximos meses.

Cómo ampliar el límite de la tarjeta

En El Cronista plantean que muchas personas han pedido a los bancos un aumento en el límite de la tarjeta de crédito, con el objetivo de poder financiar estos nuevos gastos. Un dato no menor: la mayoría de ellos se centran en las compras de supermercado. El trámite no resulta sencillo y muchas veces la respuesta es negativa, pero estos son algunos aspectos a tener en cuenta cuando se solicita.

Pagar en término. Una de las primeras cosas a la que le prestarán atención en la entidad bancaria es el comportamiento del cliente: cuánto dinero ingresa en la cuenta cada mes y cómo se realiza el pago actual de la tarjeta. Si siempre se utiliza la opción de pago mínimo, se está dando la imagen de que no se puede pagar el límite actual de forma completa, por lo que conviene, antes de solicitar la ampliación, cancelar el saldo total por unos meses.

Tener un ingreso estable. Este es otro de los factores más considerados por los bancos antes de otorgar el nuevo límite. Si se cuenta con estabilidad en los ingresos o, incluso, se pudo demostrar uno nuevo - un nuevo trabajo, un aumento o una inversión que funcionó bien-, las chances de tener una respuesta positiva se incrementan. Tener pocas deudas es también clave para ampliar el límite.

Recurrir al ejecutivo de cuentas. Estas personas son las encargadas de analizar el pedido y determinar cuál es el mejor curso de acción tanto para la entidad bancaria como para el cliente. De ahí que puedan presentar otras opciones que también sirvan y no pongan en riesgo al banco (de perder un cliente o de tener uno que no llega a pagar sus deudas).

Ir a otro banco. Si a pesar de todo esto, la entidad asegura no estar en condiciones de brindar un nuevo límite en la tarjeta, siempre es una opción el cambiar de banco. Eso sí, se debe considerar que el nuevo límite propuesto en otra entidad puede ser más bajo que el actual.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA