¿Dólar cara grande o chica? Cuáles sirven para viajar a Estados Unidos

Dólar "cara grande" y "cara chica". / archivo
Dólar "cara grande" y "cara chica". / archivo

Con el anuncio de que el país del Norte vuelve a abrir sus fronteras, vuelve a surgir la pregunta sobre si se aceptan todos los billetes de U$S100.

Se los distingue como billetes “cara” o “cabeza” grande o chica. Esto se debe a que los de US$100 pueden tener la imagen del rostro de Benjamin Franklin que ocupa una mayor o menor superficie según el momento en el que hayan sido impreso. Aquellos en los que el prócer aparece más pequeño son más antiguos y esto hace que en algunos países no se los acepte y que los “arbolitos” locales los compren a una cotización más baja. Pero, ¿qué sucede en Estados Unidos?

El país del norte anunció que, desde hoy, reabre sus fronteras aéreas y terrestres. Todos los extranjeros inmunizados con vacunas aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) podrán ingresar, aunque también necesitarán presentar una prueba negativa de Covid-19, realizada al menos tres días antes de embarcar.

Si bien la mayor parte de los viajeros carga los gastos en la tarjeta, hay quienes prefieren llevar efectivo para ciertas compras. Y es probable que quien tenga los billetes “bajo el colchón” descubra algunos bastante antiguos y se pregunte si tendrá problemas cuando quiera utilizarlos.

Desde la Reserva Federal de Estados Unidos, explicaron que, si bien tienen suficientes billetes para cubrir la demanda de dólares, implementaron un plan de contingencia que incluye ampliar el tiempo en que serán válidos todos los modelos de U$S100. Los de “cara chica” fueron impresos antes de 1996, cuando se lanzó un nuevo billete, con importantes cambios que apuntaron, fundamentalmente, a mejorar la seguridad. De ahí que no sólo aparece Benjamin Franklin de mayor tamaño y el color del papel es más azulado que verde, sino que cuentan con una franja azul, que no está impresa sino que viene tejida en la trama del papel moneda.

A partir de abril, la FED comenzó a incluir billetes de U$S100 dólares (emitidos entre 1996 y 2013) con un diseño más antiguo en los pedidos de las instituciones financieras. De forma que, “las instituciones financieras que realizan pedidos a la Reserva Federal pueden recibir billetes de U$S100 de diseño anterior y billetes de U$S100 de diseño actual (emitidos desde 2013 hasta el presente) en una misma partida”.

Es decir que no sólo se siguen distribuyendo directamente desde la FED a las instituciones financieras, sino que aclaran: “Como recordatorio, todos los diseños de los billetes de la Reserva Federal son seguros y es política del gobierno de los EE.UU. que todos los diseños de los billetes de la Reserva Federal sigan siendo de curso legal y legalmente válidos para los pagos, independientemente de cuándo se emitieron. Esta política incluye todas las denominaciones de billetes de la Reserva Federal”

De todos modos, si surgen dudas, disponen de un sitio para que los usuarios puedan observar los sellos de autenticidad de cada uno de los billetes, a fin de poder advertir posibles falsificaciones: “visit uscurrency.gov (Off-site)”.

Por otro lado, si el turista decidiera manejarse con tarjeta de crédito en el extranjero, tendrá que tener en cuenta que luego deberá pagar un 65% extra en impuestos sobre el precio del dólar oficial -la cotización al día del cierre de la tarjeta- y aunque no hay un límite para estos gastos, sí deberá considerar que los ahorristas sólo pueden adquirir en el banco hasta U$S200 por mes, y lo que gasten en tarjeta se descontará de ese cupo mensual, Esto significa que, si gastan U$S500, habrán ocupado el cupo de dos meses y medio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA