Brasil: empresarios locales creen que con Lula exportarán más

La asunción del flamante presidente de Brasil genera expectativas de un mayor vínculo con Argentina. Desde diversas entidades de Mendoza plantean, sin embargo, que para aprovechar esta oportunidad es necesario mejorar la competitividad local.

Brasil: empresarios locales creen que con Lula exportarán más

“Hemos decidido volver a poner en marcha el vínculo entre Argentina y Brasil (…), que en los últimos cuatro años se hizo más difícil, pero que ahora los dos estamos convencidos de la importancia (…) Y la necesidad de darle a ese vínculo la trascendencia que objetivamente tiene”, fueron algunas de las palabras que dijo el presidente argentino Alberto Fernández luego de reunirse con su par de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, tras asumir este 1 de enero su tercera presidencia.

Sumó que, el 23 de enero, Da Silva hará su primera visita oficial -de este mandato- a la Argentina. Todo parece indicar que este cambio de gestión podría traducirse en mejores oportunidades para las exportaciones locales a ese país. Representantes de diversas entidades coinciden en que efectivamente la afinidad política es favorable, aunque también hay que resolver ciertas cuestiones para poder aprovechar estas mejores perspectivas.

El gerente de la fundación ProMendoza, Mario Lazzaro, explicó que Lula Da Silva asume como presidente con condiciones inmejorables: una economía fortalecida luego de la gestión de Jair Bolsonaro, reservas que superan los U$S 300 mil millones y una inflación anual del 5,5% (más baja que la de las principales potencias).

Esto hace presumir, sumó, que Brasil será uno de los países que más va a crecer por el proceso de relocalización de las empresas de Occidente, además de porque cuenta con recursos muy importantes, como los energéticos (es el octavo productor de petróleo del mundo).

Lazzaro señaló que es de esperar que el presidente electo busque firmar tratados de libre comercio para no quedarse fuera del mercado internacional y que sus empresas pierdan rentabilidad. En esta línea, es muy probable que impulse el acuerdo del Mercosur con la Unión Europea, que quedó en suspenso.

Mejorar y exportar

Asimismo, el gerente de ProMendoza indicó que, si los argentinos lo saben aprovechar, pueden beneficiarse del crecimiento de Brasil, no sólo porque podrán colocar buena parte de su producción en ese país, sino también porque podrían tener un aliado regional para la explotación de recursos como el litio, los alimentos y, en el caso de Mendoza, el potasio como fertilizante. Aún más, si se halla un buen potencial en la lengua norte de Vaca Muerta, el panorama de integración sería aún más interesante.

El año pasado, el gobernador Rodolfo Suárez, miembros de ProMendoza, Emesa (Empresa Mendocina de Energía Sociedad Anónima) y unas 60 empresas de la metalmecánica, servicios y vitivinicultura viajaron a Brasil en una misión, con el foco en los vínculos entre regiones. Asimismo, se inauguró una nueva plataforma logística en Bahía (en el norte del país), que se suma a la que ya hay en el puerto de Itajaí (en el sur).

Lazzaro, al analizar los resultados, planteó que hay potencial para triplicar las exportaciones mendocinas tradicionales a Brasil -que es uno de los principales destinos del ajo y vino que se producen en la provincia-, como también de servicios vinculados al petróleo y el gas. Además, en los últimos meses ha crecido de modo considerable la llegada de turistas brasileros a Mendoza, atraídos por el enoturismo y la gastronomía.

Mario Bustos Carra, gerente general Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, consideró que, por una cuestión de afinidad política entre Da Silva y Fernández, podría haber un diálogo más fluido entre los gobiernos de Argentina y Brasil. En cambio, el expresidente Jair Bolsonaro presentaba una personalidad muy fuerte, con varias críticas hacia su vecino del sur.

Pese a esto, expresó que le preocupa que, apenas asumió Da Silva, la bolsa de Brasil cayó, porque se teme que la política económica que aplique pueda resentir la situación actual, en particular cuando expresó que podría dar marcha atrás con algunas privatizaciones. Y cualquier impacto en el vecino país, podría afectar a la Argentina.

De todos modos, Bustos Carra resaltó que “a Brasil o al mundo les puede ir bien o mal, pero lo que tenemos que lograr es que a nosotros nos vaya bien”. En este sentido, indicó que, si no hay producción, por más que el vecino país quiera incrementar sus importaciones, no se va a poder aprovechar esa oportunidad. Por eso, consideró fundamental poner foco en la estabilidad política -cuya falta está afectando la economía-, trazar un plan económico, modificar las leyes laborales y reducir la carga impositiva, para acompañar al sector productivo.

Vino y ajo

Entre las principales exportaciones mendocinas al vecino país se encuentran el ajo y el vino. En cuanto al primero, los productores brasileros han ido incrementando su producción local, no sólo en volumen sino también en calidad, lo que ha complicado el panorama para los ajeros de la provincia y ha llevado a cuestionar, una vez más, la “Brasil-dependencia” en las ventas al exterior de esta hortaliza.

En lo que al vino se refiere, Ramiro Barrios, director de Comercio Exterior de Bodegas de Argentina (BdA), detalló que consideran se va a cerrar el 2022 con un buen nivel de exportaciones a Brasil. En los 12 meses acumulados a octubre -el dato más actualizado del Centro de Estudios Económicos de BdA, basado en los aportados por el Área de Innovación de la UNCuyo- muestran un crecimiento en el vino embotellado tranquilo del 12,1% en valor y 9,6% en volumen.

Este incremento se asocia al aumento del consumo por parte de los brasileros, durante la pandemia y postpandemia. Argentina es el segundo proveedor de vino a ese país, después de Chile, aunque la brecha es grande: casi 8 millones de cajas de vino chileno, versus 3 millones del argentino. Si bien esto marca un potencial de seguir creciendo, Barrios subrayó que el precio promedio del vino que Chile vende a Brasil es más bajo.

En cuanto a las perspectivas con el cambio de gobierno, analizó que Lula Da Silva tiene una visión muy diferente a la de Bolsonaro y que trabajará en la equidad social, sin comprometer -es lo que planteado- la recuperación económica que el país ha tenido. Esto significa que aplicará medidas que podrían expandir el consumo.

Por último, el directivo de BdA señaló que Brasil es el principal socio de Argentina, aunque es la industria automotriz la que concentra alrededor de 1/3 del comercio bilateral, con un resultado negativo para la balanza argentina. La del vino, en tanto, es bastante menos importante.

Pero también planteó que, si bien el cambio de gestión en Brasil puede tener un impacto en las ventas argentinas al exterior, lo fundamental es tener un tipo de cambio competitivo y que se eliminen los derechos a las exportaciones y se reduzca la carga fiscal, para poder competir en mejores condiciones con Chile que, con industrias vitivinícolas de tamaño similar, envía más del doble de vinos al mercado brasilero.

Apoyo al Mercosur

Marcelo Licanic, economista y director de la consultora Cosmopolitas, señaló que el balance de las exportaciones a Brasil no fue tan positivo, porque en mayo y junio se sintió la falta de dinero en el bolsillo de los brasileros y, cuando se acercaron las elecciones, los empresarios, ante la incertidumbre, frenaron las inversiones -entre ellas, las importaciones- hasta conocer el ganador (y muchos esperaban que fuera Bolsonaro). Además, el mundial de fútbol favoreció un consumo muy básico, de pizza y cerveza, en desmedro de otros bienes, como el vino.

Con respecto a la geopolítica, analizó que Bolsonaro estaba muy alineado con Estados Unidos y Rusia, que era un gran proveedor de fertilizantes para Brasil, y despreciaba en cierta forma al Mercosur. En cambio, es probable que Da Silva apunte más a una inserción regional y lo evidencia el hecho de que ya haya hablado del Mercosur y la Celac. Por eso, Licanic avizoró una mayor relación con el resto de los bloques, con Brasil liderando el proceso, pero con el apoyo para el Mercosur.

Barrios mencionó que, durante la campaña y una vez electo, ha deslizado que quiere reabrir las negociaciones para el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, aunque director de Comercio Exterior de BdA acotó que hay que entender cuál es la visión que tiene sobre la función de este proceso de integración, con dos economías bastante cerradas, como la brasilera y la argentina.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA