Bitcoin: a la espera de la reunión de la FED, cae debajo de u$s30.000, ¿conviene minar o comprar?

En la era digital, Bitcoin se ha convertido en la criptomoneda más popular y buscada, pero este lunes enfrenta algunas turbulencias. Un asesor financiero explica la forma en la que podés comprar la “millonésima parte” del activo digital que más sube.

Bitcoin. (Geralt/Pixabay.com)
Bitcoin. (Geralt/Pixabay.com)

El Bitcoin se mantiene en torno a los u$s29.100, incluso por debajo del valor que tenía el viernes pasado, en torno a los u$s32.000, y el mercado parece esperar a que la FED (la Reserva Federal de EE.UU), tome una decisión en torno a aumentar o no en 25 puntos básicos su tasa de interés.

Aprovechar la caída, ¿cómo comprar una pequeña porción de un Bitcoin?

“No necesitás comprar un Bitcoin, porque es una criptomoneda, significa que está metida en una cadena de bloques inhackeable. Podés comprar el 0,01% de Bitcoin, si es lo que te alcanza, luego, eso se guarda en tu billetera virtual o wallet, para cripto”, explicó el economista Daniel Garro a Los Andes.

Ver el video completo desde aquí.

La mínima expresión de un Bitcoin

La mínima parte de un Bitcoin que puede comprar un ahorrista se denomina Satoshi, y hoy cotiza en US$0,0002907 USD. Así, no se necesita un gran capital para empezar a ahorrar en la que podría ser la moneda que termine por cambiar la economía y el comercio como lo conocemos.

Por ejemplo, si se invirtieran $10.000 o u$s20.027 (al dólar MEP $499,31), se podrían comprar 69.894 Sats.

Bitcoin, ¿qué es un Satoshi?
Bitcoin, ¿qué es un Satoshi?

Bitcoin, ¿comprar o minar?

En la era digital, Bitcoin se ha convertido en la criptomoneda más popular y buscada. A medida que más personas se interesan en adquirirla surge una pregunta común: ¿es más conveniente comprar Bitcoin directamente o aventurarse en la minería? La respuesta va a depender de diversos factores clave, como el conocimiento técnico, el acceso a recursos y el nivel de riesgo que se está dispuesto a asumir.

La compra de Bitcoin es un proceso relativamente sencillo y accesible. Se pueden adquirir a través de plataformas de intercambio (exchanges) o incluso directamente de otras personas. Esta opción ofrece varias ventajas. En primer lugar, la compra de Bitcoin no requiere conocimientos técnicos especializados ni inversión en hardware y electricidad. Se pueden adquirir fácilmente y almacenarlos en una billetera digital segura. Además, la compra de Bitcoin te brinda la posibilidad de diversificar la cartera de inversiones, ya que se puede invertir en esta criptomoneda junto con otros activos financieros tradicionales.

Los Bitcoins comprados pueden venderse rápidamente en el mercado, lo que brinda una alta liquidez. Además, las transacciones de Bitcoin son rápidas y se pueden realizar de forma instantánea en comparación con las transacciones bancarias tradicionales. Actualmente la moneda ha ganado una creciente aceptación en diversos sectores y cada vez más empresas lo aceptan como forma de pago.

Sin embargo, no se trata de una inversión que genere Ingresos pasivos. La compra de Bitcoin no genera ingresos adicionales, a menos que decidas venderlos a un precio más alto en el futuro o prestarlos a una plataforma o un tercero y obtener un interés. Para este tipo de estrategia se necesitará conocimiento en trading. El precio de Bitcoin puede experimentar cambios significativos en períodos cortos de tiempo, lo que puede generar pérdidas si el precio cae y requieres de liquidez. Habrá que seguir de cerca el mercado para tomar decisiones informadas sobre cuándo comprar o vender.

Es crucial recordar el acceso a la billetera, sin las claves privadas se cerrará permanentemente el acceso a los Bitcoins.

Por otro lado, la minería de Bitcoin es una actividad que implica verificar y agregar transacciones a la blockchain de Bitcoin, son las mismas transacciones de trading, o de envío de bitcoins de una billetera a otra las que los mineros confirman. Para esto se utilizan poderosas computadoras y software especializado que resuelve algoritmos complejos y, a cambio, reciben recompensas en forma de Bitcoins recién creados y Bitcoins pagados de comisiones por escribir una transacción en la red.

(Ilustración de Oscar Roldán)
(Ilustración de Oscar Roldán)

“La minería de Bitcoin tiene varias ventajas, la inversión inicial se encuentra en infraestructura para realizar la actividad, lo que se conoce como granja o mineros. El valor de estos se mide en su rentabilidad, por lo cual si el bitcoin se aprecia, la granja también. Por otro lado, se obtienen rendimientos diarios en Bitcoins recién creados y Bitcoins pagados por usuarios de la red, en esta opción no dependemos de la especulación y aportamos valor a los usuarios de la red que hace 14 años está creciendo en el mercado. Además, al participar en la minería, contribuyen directamente a la seguridad y estabilidad de la red de Bitcoin, fortaleciendo la infraestructura del blockchain. La minería descentralizada promueve su resistencia a ataques maliciosos dado a que toma como política remunerar a los mineros para que se beneficien y contribuyan al sistema en vez de buscar cómo atacarlo.” señaló Facundo Casal CEO de SAM (South American Miners), la primera start up de Latinoamérica especializada en minería de bitcoins.

La minería de Bitcoin ofrece la oportunidad de generar ingresos pasivos a largo plazo a diferencia de la compra del activo en sí. Si bien el precio puede fluctuar, la posesión de Bitcoins minados permite beneficiarse de cualquier aumento de su valor en el futuro e incluso realizar trading con estos. A medida que Bitcoin sigue ganando adopción y reconocimiento, existe la posibilidad de que su valor aumente a largo plazo. Una vez configurada la minería, puede generar ingresos continuos incluso sin intervención constante. En este sentido también resulta destacable el factor de tratarse de una moneda finita, esto imposibilita la devaluación que ocurre por ejemplo con el peso argentino al imprimir más billetes de los que en realidad se demandan. A medida que pasa el tiempo Bitcoin se torna más escaso para incrementar su valor, en otras palabras, mediante el proceso del halving reduce su oferta para aumentar su demanda.

Criptomonedas, Blockchain y token son términos que aluden a negocios en el plano virtual.
Criptomonedas, Blockchain y token son términos que aluden a negocios en el plano virtual.

¿Qué se necesita para ‘minar’ bitcoins?

Ahora bien, es importante analizar algo usualmente planteado a la minería. En el caso de la criptomoneda Ethereum sucedió un cambió en su algoritmo que dejó de necesitar de la colaboración de los mineros con rigs de placas de video (GPU). Es importante entender que todas las criptomonedas son muy distintas entre sí dado a que varían sus algoritmos y formas de operar. En el caso de Bitcoin el algoritmo se creó para no poder ser modificado y precisar de la potencia de minado de las personas tanto para encontrar los nuevos bloques como para la validación de las transacciones, diferente al caso de Ethereum que es controlada por sus creadores. Incluso, dado a que Bitcoin se trata de una moneda finita, se puede calcular que esta se dejará de minarse aproximadamente en el año 2140. Luego se seguirán recibiendo ingresos por comisiones.

De todas formas, es importante tener en cuenta algunos desafíos asociados con la minería de Bitcoin. Requiere una inversión inicial significativa en hardware especializado y los costos operativos, como electricidad y refrigeración, pueden ser considerablemente altos. Además, la complejidad técnica y la competencia creciente en la minería de Bitcoin hacen que sea necesario investigar y comprender completamente el proceso antes de embarcarse en esta actividad. Empresas como South American Miners (SAM) buscan simplificar el proceso, reduciendo la inversión inicial necesaria, la complejidad a la hora de manipular el hardware y los costes operativos.

Los mineros tienen aproximadamente unos 300 chips que si no se refrigeran adecuadamente pueden desencadenar en un intenso ruido, calor, daños e incluso incendio. Expertos recomiendan la refrigeración líquida mediante SAM HYDRO para evitar estas problemáticas y alargar la vida útil de los mineros.

“Tanto la compra de Bitcoin como la minería tienen sus propias ventajas y desafíos. La compra de Bitcoin es accesible, fácil de usar y permite diversificar tu cartera de inversiones. Por otro lado, la minería de Bitcoin ofrece un mayor control sobre los activos, también permite diversificar nuestra cartera pero a través de la inversión en un negocio y la posibilidad de generar ingresos pasivos a largo plazo en bitcoins. Antes de tomar una decisión, es importante investigar, evaluar tus circunstancias individuales y considerar tus objetivos financieros.” agregó Facundo Casal.

En resumen, comprar Bitcoin es una inversión en el activo subyacente, comprar un minero o granja de minería es crear un negocio que podrá permanecer abierto según nuestra propia gestión del mismo, y generar ingresos recurrentes en Bitcoins. Dependerá del perfil del lector hacerlo de forma activa como su principal actividad, o buscar delegarla o simplificarla.

Independientemente de la opción que se elija, es esencial recordar que Bitcoin es un mercado volátil y siempre existe un riesgo asociado. Mantenerse informado, ser cauteloso y tomar decisiones fundamentadas es crucial para aprovechar al máximo la experiencia en el mundo de las criptomonedas.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA