Stefi Roitman visitó el camarín de su novio Ricky Montaner y lo mandó al frente: “Hay olor a...”

Stefi Roitman visitó el camarín de su novio Ricky Montaner y lo mandó al frente: “Hay olor a...”

La host de La Voz Argentina se sorprendió por el estado en que encontró el cuarto designado para ellos.

Encargada de cubrir el detrás de escena de La Voz, de Telefé, Stefi Roitman realizó un divertido informe sobre cómo son por dentro los camarines de los distintos jurados del reality musical. Y sin hacer diferencias por el hecho de que entre ellos está su novio, se metió también en el cuarto de Mau y Ricky Montaner.

Al comienzo de la nota, la modelo conversó con su pareja, y futuro marido y si bien el músico intentó evitar que su chica ingresara al espacio asignado para él y su hermano, luego de un divertido ida y vuelta entre ellos, no lo logró. Por el contrario, la encargada de mostrar el backstage del programa fue al primero que visitó.

“Nos metimos a la previa donde están todos los coaches. ¿Se puede espiar algún camarín?”, lanzó Roitman a fin de que su chico la invite al suyo, según Paparazzi. A lo que Ricky, inmediatamente y tratando de evitar que vaya al suyo, disparó: Al tuyo vayamos. ¿El mío que tiene de divertido? Ahorita no hay nada”.

Stefi Roitman y Ricky Montaner. Captura video.

Sin embargo, Stefi se salió con la suya y junto a su novio se dirigieron al cuarto que pertenece a los hijos de Ricardo Montaner. “Bienvenidos señores y señoras a nuestro cuarto”, expresó Ricky mirando a cámara en complicidad con el público.

Stefi Roitman sin piedad con Ricky Montaner

Sin tenerle piedad por tratarse de su futuro marido, Roitman no lo pudo evitar y de manera espontánea y natural… lo escrachó al aire. Sin vueltas, entre risas, la modelo lanzó: “Hay olor a pollo. Acá se almorzó pollito con limón o algo así. ¿Puede ser?”.

“No, no”, le contestó Ricky en contraposición a lo que el olfato le revelaba a su novia. Y siguiendo con el paneo del camarín… descubrieron que el único objeto, que es un velador… estaba roto. “No tiene arreglo”, aclaró el jurado de La Voz mientras señalaba el artefacto eléctrico deteriorado.

Tras salir de ese cuarto, Stefi siguió con la investigación con el camarín de su suegro. Y a juzgar por la descripción de la modelo, dista mucho del estado en el que estaba el de sus hijos. “Hay rico aroma, rico perfume. Esto no huele a pollo”, reconoció la host.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA