lunes 6 de julio de 2020

Sociedad

También se suma Mendoza al Día Mundial del Yoga

El cónsul general de la India estuvo en la provincia para promocionar la actividad que se desarrollará, gratis, el 20 de junio en el Polideportivo de Luján de Cuyo.

Yoga es una palabra que en sus raíces quiere decir “unión” y es por ello que varios lo definen como la unión de la mente, el cuerpo y el espíritu. Uno de ellos es Sergio Lais-Suarez, el cónsul general de la India para el Interior que estuvo en la provincia para difundir su día internacional.

El representante indio se encontraba ayer en la sede del Foro Permanente de Yoga para la Provincia de Mendoza. Allí dialogó con Los Andes sobre este símbolo de la cultura india al que la ONU le definió el 21 de junio como día mundial, entre otras cosas, por el cambio de estación y la llegada del verano en el hemisferio norte.

Lais-Suarez explicó con entusiasmo que este año será el segundo festejo internacional y que en Argentina se celebrará en más de 100 ciudades. En Mendoza será en el Polideportivo de Luján de Cuyo de 9 a 17 con entrada libre y gratuita. Algo curioso es que se hará el 20 para aprovechar el feriado nacional y recomiendan llevar almohadones o mantas para sentarse.

“En el escenario del salón principal, cada 30 minutos una escuela de Yoga explicará beneficios y técnicas, cada una con cosas para niños, adultos, etcétera. También habrá 40 stands con escuelas, comida y ropa de la India. Por otro lado, habrá una sala de conferencias con diferentes temas como meditación, arte, ciencia, cultura y otras cosas afines”, explicó.

Los antecedentes de la disciplina son muy variados: “Unos escritos dicen que el Yoga comenzó hace 5.000 años, otros 7.000 y otras tradiciones verbales hablan de una antigüedad aún mayor. Expertos que empezaban a practicar diferentes posturas, ejercicios de respiración y técnicas mentales específicas empezaron a ver un efecto benéfico sobre el bienestar interior. Así, muchos le fueron dando forma a lo que hoy se denomina la Ciencia del Yoga”.

En cuanto a Argentina, el cónsul explicó que en 1917 llegó un grupo de India junto a los ferrocarriles ingleses. La mayoría de esos 60 trabajadores venidos de la región del Punyab formaron familia y se quedaron en Salta, Jujuy y Tucumán. Hoy en esa región hay cerca de mil personas indias o con ascendencia e incluso en la comunidad de Rosario de la Frontera (Salta) hay un templo de la religión Sikh nacida en el sudeste asiático.

Las relaciones entre ambos países han crecido durante estos últimos años y la disciplina es parte de un buen intercambio. “En reuniones diplomáticas hay un chiste que es común: decimos que Argentina exporta a India alimentos para nutrir a los indianos, de India se exporta medicina aryuveda, Yoga y meditación para darle salud mental a los argentinos”, dijo sonriendo el cónsul.

Práctica que se expande
El sábado pasado quedó establecido un foro permanente, coordinado por el consulado, con la participación de 54 profesores, asociaciones y escuelas de la provincia. Son de distintas ramas de la práctica y pueden buscarse en Facebook como Mendoza Yoga Internacional.

Ana Orellana, una de las profesoras integrantes lo recomienda básicamente porque hace bien: “Es saludable, te ayuda a equilibrar tu cuerpo por dentro. Yo creo que alimenta el alma, te ayuda a respirar, a conocerte, a mantenerte saludable”.

La especialista Cristina Rivas concuerda y asegura que es una ciencia de la unión. “Podés desarrollar la parte física, emocional, espiritual y mental. Yoga es muy importante porque se une el ser por completo”, aseguró Rivas.

Otro caso es el de Claudia Archi, profesora que comenzó a los 34 años y hoy con 51 agradece a la disciplina: “En mi caso personal, sin querer dejé el cigarrillo y el café cuando comencé las posturas. Yo llegué acá porque no podía atar los cordones de los zapatos. Empecé a meditar y eso me sorprendió, sentí que estaba haciendo algo nuevo pero que conocía de toda la vida”.

Según contó Lais-Suarez, hace unos años se publicó una encuesta donde decía que 50% de los argentinos practicó, practica o le gustaría practicar Yoga.