Sociedad Martes, 5 de agosto de 2014

¿Las redes sociales cambiaron tu percepción de la belleza?

Según un estudio de una universidad escocesa, los estereotipos propuestos en internet influyen en lo que nos resulta atractivo o no.

Por Redacción LA

Millones de personas al día abren una página de internet, miran el muro de Facebook, revisan las fotos de Instagram y se ponen al día con Twitter. Y en cada oportunidad imágenes con rostros perfectos y cuerpos esbeltos saltan sobre pantalla ya sea de una publicidad, una foto de un usuario o en las noticias.

Un estudio de la Universidad Saint Andrew de Escocia reveló que internet tiene una gran influencia en el concepto de belleza y en cierta forma determina que le parece lindo o no a una persona.

Hagamos la prueba, elija entre las dos imágenes, ¿qué rostro le parece más atractivo?

Y en este caso, ¿cuál elige?

Si usted utiliza habitualmente las redes sociales y navega por internet seguramente eligió las caras de la izquierda. Porque el rostro del hombre es más masculino y el de la mujer más delgado y delicado. ¿Por qué?

El estudio de la investigadora Carlota Batres revela la respuesta. En resumen, sostiene que las personas que tienen conexión Wi-Fi están más expuestas a los ideales de belleza creados por los medios de comunicación y las publicidades.

El estudio

El Salvador fue el lugar elegido para hacer el estudio de la universidad escocesa. Allí el 74 por ciento de la población no tiene internet. Participaron 69 hombres y 83 mujeres entre 18 y 25 años.

A cada uno les mostraron 30 pares de rostros -creadas en un laboratorio a partir de diferentes prototipos de masculinidad, feminidad y peso- y tenían que elegir uno.

Después de analizar los datos, los investigadores resolvieron que las personas con acceso a Internet prefieren rostros de hombres con marcados rasgos masculinos y mujeres con caras delgadas y femeninas. Por el contrario, las personas sin acceso a Internet tienden a preferir rostros masculinos con características más femeninas y rostros femeninos más rellenos y masculinos.

"Una posibilidad de la diferencia es el nivel de exposición a los medios. Las personas que están más expuestos a los anuncios o páginas web que promueven los ideales de belleza de hombres musculosos y mujeres delgadas femeninas tienden a hacerlos propios", dijo Batres.

"Por ejemplo, cuanto más vemos este tipo de imágenes más tendemos a comprar la idea de que la delgadez es un indicador clave de la belleza en las mujeres", agregó.