martes 9 de marzo de 2021

Un preso fue acusado del crimen de “Camel”, el barra de la Lepra asesinado en La Guanaca
Policiales

Un preso fue acusado del crimen de “Camel”, el barra de la Lepra asesinado en La Guanaca

Rubén Tula está en el penal desde marzo tras robar una moto. Un cotejo de ADN lo vincula al crimen de Omar Jofré ocurrido el 24 de febrero.

  • viernes, 10 de mayo de 2019
Un preso fue acusado del crimen de “Camel”, el barra de la Lepra asesinado en La Guanaca

Un interno del penal de Boulogne Sur Mer fue imputado hoy por el asesinato de Omar Alfredo Jofré alias "Camel", líder de una de las facciones de la barrabrava de Independiente Rivadavia. "Camel" fue asesinado en la puerta del boliche La Guanaca en Chacras de Coria el 24 de febrero pasado.

Rubén Alberto Tula Pacheco ya estaba preso pero por otro hecho, ocurrido en marzo y de mucha menor envergadura: el robo de una moto. Pero se llegó a vincularlo con el homicidio de "Camel" luego de una serie de pericias.

Fuentes de la causa señalaron que, mediante tareas realizadas por efectivos de Policía Científica, el Cuerpo Médico Forense y la División Homicidios de la Policía, pudieron obtener ADN del acusado en elementos secuestrados durante la pesquisa, teniendo en cuenta que su perfil genético ya estaba incorporado a los datos con que cuenta la Justicia.

Los sabuesos encontraron su ADN en una campera secuestrada tras el crimen y señalada por testigos como la prenda de vestir que usaba el autor de los dos disparos que terminaron con la vida de Jofré.

Tula Pacheco tiene 34 años y está preso en Boulogne Sur Mer, acusado de haber robado una moto el 14 de marzo pasado. Esta tarde fue imputado por la fiscal de Homicidios Claudia Ríos Ortíz. El acusado, que permanecerá alojado en la vieja cárcel provincial, se abstuvo de declarar.

"El Camel" fue acribillado a balazos en la madrugada del domingo 24 de febrero en la puerta del boliche "La Guanaca" de Luján. Tras el crimen se generó una suerte de violenta bola de nieve que llevó a la Policía a realizar días después un megaoperativo en el barrio Parque Sur, donde aprehendieron a unos 50 jóvenes.

Es que después del asesinato del barra “leproso” comenzaron a llegar distintos mensajes a la Policía con amenazas de muerte. A ello se sumaron dos demostraciones de fuerza que tomaron trascendencia pública.

La primera se hizo el 25 de febrero pasado cuando allegados a la víctima coparon el estadio Bautista Gargantini para realizar un multitudinario velatorio. Una caravana partió de una sala velatoria de Godoy Cruz y, cortando calles, llegó al estadio de Independiente Rivadavia sin que nadie impidiera la movilización.

La segunda se realizó el domingo 3 de marzo cuando seis sujetos atacaron a tiros la guardia del Lencinas, hospital donde fue llevado “El Camel” tras ser baleado.