martes 4 de agosto de 2020

Tiempo de negociar: los vínculos que finalizan en el Tomba
+ Deportes

Tiempo de negociar: los vínculos que finalizan en el Tomba

Caso por caso, el repaso de los futbolistas de Godoy Cruz cuyos contratos se vencen el 30 de junio próximo.

Tiempo de negociar: los vínculos que finalizan en el Tomba

Que la pandemia de Covid-19 desató una crisis sin precedentes en el fútbol argentino, no es ninguna novedad. En tiempos de inactividad, la inquietud de todos los meses no solamente pasa por saber cómo los clubes afrontan el pago de los sueldos de futbolistas (si es el total o con quitas/rebajas) y empleados de cada institución.

Para colmo de males, otra de las incógnicas que asoma en el horizonte aparece en el almanaque de los clubes con una fecha marcada en rojo: 30 de junio. Cada año, ese día marca no sólo el final de una temporada sino tambén la finalización de muchos contratos. ¿Qué pasará con todas esas relaciones laborales que empiezan a ser un tema en la agenda de dirigentes, representantes y futbolistas?

Godoy Cruz no está ajeno a una situación por la que atraviesan todos los clubes profesionales del fútbol argentino y es momento de presentar un panorama sobre quiénes son los jugadores que en sus vínculos tienen esa fecha como límite para saber qué les deparará el futuro deportivo.

De los muchos futbolistas que tiene cedidos en calidad de préstamo, a nueve de ellos se les termina el vínculo con sus respectivos clubes: Gabriel Ávalos (Patronato), Victorio Ramis (Argentinos), Jalil Elías (Unión), Brian Alferez (Gimnasia y Esgrima), Sebastián Olivarez (Ferro), Agustín Verdugo y Leandro Lencinas (Mitre de Santiago del Estero), Fernando Núñez (Sarmiento de Junín)y Lucas Agüero (All Boys)Por supuesto que no todos los casos son iguales (ver  aparte).  En tanto, en el plantel del Tomba hay cinco futbolistas cuyo vínculo vence a mitad de año: Rodrigo Rey, Juan Andrada, Enzo Ybáñez, Valentín Burgoa y Richard Prieto. Y pese a que el director de legales de la FIFA adelantó que el próximo 1 de julio no se abrirá el mercado de pases, no habrá renovación directa en todos los casos (ver aparte).

Una encrucijada importante es que en el caso de las cesiones que finalizan el 30 de junio, el jugador que en teoría debería volver a su club no podrá ser inscripto porque no se le podría tramitar la ficha.

Gabriel Ávalos. Tiene vínculo con Patronato hasta el 30 de junio, pero no tiene cláusula de salida. Sciacqua lo conoce y sería una buena opción en el ataque.

Victorio Ramis. Argentinos no haría uso de la opción (2 millones de dólares por el 100%) y el 30 de junio debería regresar al Tomba. ¿Se queda o se va?

Jalil Elías. La intención de Godoy Cruz es que Unión de Santa Fe haga uso de la opción de compra por el mediocampista, que es cercana a 1.500.000 dólares.

Brian Alferez. El marcador central disputa con Gimnasia el torneo de la Primera Nacional, pero no es titular y el 30 de junio debería retornar a la Bodega.

Sebastián Olivarez. Luego de pasar por Belgrano, en enero de 2019 fue cedido a Ferro sin cargo y sin opción de compra. Otro que debería pegar la vuelta.

Agustín Verdugo y Leandro Lencinas. A mediados de 2019, ambos futbolistas fueron cedidos a préstamo a Mitre de Santiago del Estero por un año y sin opción.

Fernando Núñez. El vínculo del delantero con Sarmiento de Junín vence el 30 de junio y debe retornar a Godoy Cruz. Pese a no ser titular, anotó dos goles.

Lucas Agüero. Goleador de la Reserva y el Tombita fue cedido a préstamo a All Boys sin cargo y con una opción de compra por el 50% de la ficha.

Se les termina el contrato el 30 de junio de este año:

Rodrigo Rey. Firmó por 6 meses, pero como el actual "1" del PAOK de Grecia (club dueño de su pase)_tiene contrato por 3 años más, extendería la cesión .

Juan Andrada. Uno de los futbolistas marginados por Mario Sciacqua de los últimos juegos tiene contrato hasta el 30 de junio. Si no renueva, queda libre.

Enzo Ybañez. Fue cedido por 6 meses sin cargo y sin opción. Si Godoy Cruz desea extenderlo por un año, deberá abonar 30 mil dólares. No juega y es difícil.

Valentín Burgoa. Otro promisorio valor de la cantera, podría quedar libre si no renueva su compromiso contractual con la institución antes del 30 de junio.

Otros casos

Jaime Ayoví. El delantero ecuatoriano, que retornó este año, tiene contrato con Godoy Cruz hasta el 30 diciembre de 2020, pero el vínculo tiene una cláusula de salida el 30 de junio próximo. Pero como la FIFA avisó que el 1 de julio no se abrirá el mercado de pases, el goleador seguiría en la Bodega al menos hasta diciembre.

Richard Prieto. El mediocampista  paraguayo tenía contrato hasta diciembre de 2019, pero se rompió los ligamentos de la rodilla y le extendieron automaticamente el préstamo por 6 meses más. El 30 junio de junio, el club tiene que decidir con el jugador si continúa o vuelve a General Diaz de Paraguay.

El Tomba no pidió auxilio

Una de las primeras acciones de los clubes en tiempos de crisis extrema por la pandemia fue solicitar el ATP (Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción), que estipula que el Estado pague una parte de los sueldos de todos los empleados (hasta el 50% del sueldo neto de febrero de cada trabajador que no puede exceder dos salarios mínimos vital y móvil -$ 33.750). Hasta el momento, 22 clubes de la Superliga pidieron esta ayuda y los únicos que no lo hicieron fueron Godoy Cruz y Boca, aunque tienen tiempo hasta el próximo jueves 30 de abril para hacerlo.