Variantes de Covid en Mendoza: ya no se detecta la Inglesa y la que tiene más presencia es la Manaos

Mendoza vuelve a funcionar casi sin restricciones.
Mucha gente en las calles, y realizando  compras en tiendas y negocios del gran Mendoza

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Mendoza vuelve a funcionar casi sin restricciones. Mucha gente en las calles, y realizando compras en tiendas y negocios del gran Mendoza Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Desde diciembre la provincia envía muestras al Instituto Malbrán. Aún no han detectado la temida mutación Delta en suelo mendocino.

En el marco de la vigilancia genómica que realiza la provincia para identificar qué variantes se encuentran, se aprecia que la mutación Gamma, detectada originalmente en Manaos, es la que tiene mayor presencia. Se trata de prácticamente la mitad de las muestras.

En tanto, desde el Departamento de Epidemiología advierten que desde hace varias semanas ya no se informan casos de la variante Alfa, surgida en el Reino Unido. Por otra parte, la variante Beta, detectada por primera vez en Sudáfrica y que tanta preocupación había causado, no se identificó nunca en Mendoza.

El jefe del área, el doctor Gonzalo Vera Bello, detalló que desde diciembre, cuando comenzó a hacerse este tipo de evaluación, se han enviado al Instituto Malbrán, 219 muestras desde la provincia. Estas corresponden en su gran mayoría a viajeros que ingresan desde otros países.

“La vigilancia sistemática y ordenada no ha detectado la variante Delta” en la provincia, afirmó. Desde aquel entonces, 99 de ellas han sido Gamma mientras que 24 fueron Alfa, aunque dejó de aparecer.

La tercera en tener presencia es la variante Andina o Lambda, detectada por primera vez en Perú y que circula por varios países sudamericanos. Incluso está causando preocupación en Estados Unidos.

Tipos según los riesgos

Hay que considerar que en tanto haya circulación los virus mutan y en el camino surgen variantes. Algunas de ellas, no implican grandes cambios ni mayores complicaciones mientras que otras son seguidas más atentamente. Esto debido a que por sus mutaciones pueden generar cambios en las condiciones epidemiológicas. Pueden ser más transmisibles y tener más facilidad de propagación, generar una enfermedad más grave o afectar la eficacia de las vacunas, los medicamentos para el tratamiento, los medios de diagnóstico u otras medidas de salud pública y social.

En función de esto la Organización Mundial de la Salud les da una clasificación.

Denomina como variantes preocupantes (VOC, por sus siglas en inglés) a aquellas variantes del virus SARS-CoV-2 que cumplen con ciertos criterios asociados a cambios que puedan impactar sobre la salud pública mundial. Estos son:

*Aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología del Covid-19; o

*Aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o

*Disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles.

Se ha incluido allí las variantes Alfa, Beta, Gamma y Delta.

En tanto determina como variantes de interés (VOI, por sus siglas en inglés) a aquellas que, aunque presentan cambios significativos y ameritan seguimiento no tendrían tanto impacto como las anteriores.

“Presentan cambios en el genoma que, según se ha demostrado o se prevé, afectan a características del virus como su transmisibilidad, la gravedad de la enfermedad que causa y su capacidad para escapar a la acción del sistema inmunitario, ser detectado por medios diagnósticos o ser atacado por medicamentos”, detalla la OMS.

Además, “según se ha comprobado, dan lugar a una transmisión significativa en medio extrahospitalario o causan varios conglomerados de Covid-19 en distintos países, con una prevalencia relativa creciente y ocasionando números cada vez mayores de casos con el tiempo, o bien que presentan, aparentemente, otras características que indiquen que pueden entrañar un nuevo riesgo para la salud pública mundial”.

Se ha determinado como tales a Eta, Iota, Kappa y Lambda.

El epidemiólogo explicó que el resto de lo detectado en Mendoza incluye Iota, Zeta y otras mutaciones de menor interés y menos significativas.

“Mendoza no escapa al comportamiento de la variante Gamma en el resto del país”, señaló en referencia a que es la predominante.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA