Un cuarto de la población de Mendoza ya recibió la dosis de refuerzo contra Covid-19

En Mendoza hasta el momento se han aplicado más de 3 millones y medio de vacunas contra el coronavirus. Foto: Mariana Villa / Los Andes
En Mendoza hasta el momento se han aplicado más de 3 millones y medio de vacunas contra el coronavirus. Foto: Mariana Villa / Los Andes

El temor por Ómicron y los viajes por vacaciones precipitaron la aplicación de dosis en una semana. Ya son 500.000 los vacunados con tres dosis.

El Ministerio de Salud avanza a paso firme en la campaña de vacunación contra el Covid-19. El resultado es positivo ya que Mendoza hoy cuenta con casi 500.000 personas vacunadas con la tercera dosis de refuerzo, un número muy favorable para la inmunización de la población provincial.

De hecho, hasta hace una semana se indicaba que dos de cada diez mendocinos había recibido su dosis de refuerzo, mientras que esta semana esos 500.000 representan uno de cada cuatro comprovincianos. Iris Aguilar, jefa del Departamento de Inmunizaciones provincial, dijo a Los Andes que una de las claves para que la vacunación de refuerzo haya sido tan rápida es que desde el comienzo se habilitó sin límite de edad, desde los 18 años.

“Pero tampoco tengo dudas de que somos hijos del rigor. Porque la variante Ómicron generó un estado de alerta. Con dos dosis la protección cae mucho y es necesario el refuerzo. También mucha gente quería vacunarse porque se iba de vacaciones. Así llegamos a batir el récord de aplicación de dosis: 26.000 dosis en un día (el 28 y 29 de diciembre y el 3 de enero), cuando en lo más duro de la campaña fueron 21.000″, indicó la funcionaria y agregó que la demanda está repuntando nuevamente.

Campaña con objetivos concretos

Constantemente el Gobierno está trabajando e incorporando distintas estrategias sanitarias para alcanzar el mayor número de mendocinos vacunados con esquema completo. Es así que en los últimos días se sumaron a las bocas ya existentes de vacunación las escuelas de verano, campaña centrada en todos los departamentos del Gran Mendoza donde se esperaba inmunizar a más de 1.000 niños, y según datos oficiales, en sólo tres días se ha logrado inocular a 800 personas, entre padres y niños.

En este sentido, Aguilar dijo que se pretende alcanzar el inicio del otoño con la mayor cantidad de refuerzos colocados. Pero recordó que debe seguir el autocuidado. “Hay un relajamiento con el uso del tapaboca y del distanciamiento social. La gente ya lo olvidó. Es entendible que estén cansados pero hay que mitigar el riesgo con el autocuidado”, remarcó.

La especialista agregó que esperan que con la vuelta al trabajo todos los que no se hayan dado el refuerzo asistan a vacunarse. “Hay una falsa sensación de seguridad, pero hay un porcentaje de personas que va a requerir internación y puede tener un desenlace fatal”, advirtió.

De todas maneras, Aguilar señaló que no se debe dejar de tener en cuenta que muchos contagiados recuperados tienen síndrome de Covid prolongado (cansancio, dolores de cabeza, dolores musculares), es decir que no hay que banalizar el contagio. “No es un tema menor”, enfatizó.

La semana próxima el Ministerio de Salud anunciará cuándo comenzará la vacunación en las farmacias – empezarán con mayores de 55 años-, lo que incrementará el número de personas que se inocularán con la dosis de refuerzo.

Más de 3 millones y medio de dosis aplicadas

Hasta el momento, y según el último informe publicado por el Monitor Público de Vacunación, Mendoza ha recibido 4.074.493 de vacunas, se han aplicado 1.671.839 de primeras dosis y 1.410.278 de segundas dosis. En cuanto a dosis única, el número registrado es de 7.796.

Ahora bien, las dosis adicionales aplicadas hasta el momento han sido 53.381, mientras que las personas que han recibido vacuna de refuerzo son 467.231. El total de vacunas aplicadas en nuestra provincia es de 3.610.525.

Cabe destacar que no es lo mismo la dosis adicional que la dosis de refuerzo. La primera se refiere a la administración de una dosis adicional como parte del esquema primario, cuando la respuesta inmune inicial es probablemente insuficiente. Otras vacunas con esquema primario de tres dosis son, por ejemplo, la quíntuple y la vacuna contra la Polio.

Mientras que dosis de refuerzo o booster es la administración de una dosis de vacuna aplicada luego de un esquema primario con respuesta inmunológica inicial suficiente, teniendo en cuenta la posible disminución de la respuesta en el tiempo. Se aplica periódicamente con un intervalo que no suele ser menor a los seis meses. Otras vacunas con refuerzo son, por ejemplo, la triple viral y la doble bacteriana.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA