Sputnik light: cómo se usará en Mendoza la vacuna recién aprobada

La vacuna Sputnik V Light recibió la aprobación para aplicarse en el país. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
La vacuna Sputnik V Light recibió la aprobación para aplicarse en el país. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Será destinada a refuerzos e inicio de esquemas en territorio, algo que ya se cubre con AstraZeneca, Sputnik 1 y Cansino. Permitirá sumar un nuevo recurso, aunque las autoridades locales no tienen novedades sobre su ingreso a la provincia

Con una más holgada disponibilidad de vacunas en el país desde mediados de año, la estrategia fundamental de la campaña de vacunación Covid es llegar en tiempo y forma. Con la variante Delta ganando circulación, la llegada de Ómicron y a las puertas de una mayor movilidad por las vacaciones, las apuestas apuntan a completar esquemas y, sobre todo, avanzar en los refuerzos.

La aprobación de la vacuna Sputnik Ligth por el ministerio de Salud de la Nación, es un paso en ese sentido: ya se anticipó que ese será uno de sus destinos fundamentales. Otro, llegar a quienes no han iniciado aún el esquema de vacunación.

Hay que señalar que en Mendoza, esto ya está en marcha y el nuevo inoculante viene a sumar recursos.

Por un lado, para los refuerzos que se aplican se está usando la vacuna de AstraZeneca y en segunda instancia, el primer componente de Sputnik, tal cual detallaron en los centros de vacunación Covid.

El inoculante aprobado no es nada más ni nada menos que eso mismo: el primer componente de la combinación para Sputnik V que se usa como dosis única.

“Las vacunas que se usan para refuerzos de esquemas homólogos y heterólogos son las mismas combinaciones: AstraZeneca y Sputnik 1, la Sputnik Light nos da otra posibilidad de ampliar la cantidad de vacunas y como dosis única para fortalecer salidas a territorio”, explicó a Los Andes Mariana Alvarez, Subsecretaria de Planificación Sanitaria de Mendoza.

Así, detalló que estos son los inoculantes autorizados a nivel nacional para refuerzos para todos por igual e indistintamente de la combinación que se haya recibido en el esquema primario.

Dijo además que lo que hay de Sputnik 1 está todo distribuido en los centros de vacunación. “No hay anuncios de que vayamos a recibir más por el momento”, manifestó en referencia a cuándo llegará la versión rusa monodosis.

Por el momento, Argentina disponía de una sola vacuna monodosis: Cansino, la cual en Mendoza ha sido específicamente destinada a personas que han tenido dificultades para iniciar esquemas. Los municipios, que implementan la campaña en el territorio la utilizan para llegar a quienes viven en zonas alejadas o tienen problemas para ir a un centro de vacunación. Estos abordajes suelen ser puerta a puerta y la incorporación se destinará también para estos casos.

Álvarez detalló que por el momento entre los mayores de 50 años, han recibido primera dosis 94% de las personas, segunda dosis, 85% y 5% el refuerzo.

Protección de la Sputnik Light

“Aparentemente existirían estudios preliminares que dicen que la Sputnik Light tiene acción protectora contra la cepa Ómicron, enlenteciendo su propagación pero aún es muy pronto para saberlo con certeza”, señaló la infectóloga Victoria Codina.

El Centro Gamaleya, desarrollador de esta vacuna en Rusia, volvió a resaltar las bondades del producto mientras que hace unos días afirmó que brinda protección contra la nueva mutación. Asimismo le están realizando cambios para adaptarla.

En cuanto a lo que se sabe por ahora, para el Ministerio de Salud de la Nación las garantías respecto de esta vacuna, están probadas. Este suero está basado en la plataforma de virus no replicativo del adenovirus 26, “que ya fuera autorizado para su uso en el marco de emergencia por este Ministerio, y que se propone para su uso como vacuna contra Covid-19 en un esquema de única aplicación”, remarcó en un comunicado.

Y aclaró que es una opción de uso similar al utilizado por otras vacunas de adenovirus no replicativos como la vacuna de Janssen (Ad26) y la vacuna de Cansino (Ad5)

Destacó que la vacuna demostró una eficacia protectora superior al 80% luego de su única aplicación transcurridos los 21 días y un notable incremento en los títulos de anticuerpos neutralizantes en la evaluación de los 42 días posteriores a su aplicación, en sujetos de 18 años y mayores. “El perfil de seguridad se mostró adecuado, como ya ha sido demostrado en nuestro país tras la aplicación de más de 10 millones de dosis del primer componente de la vacuna”, remarcó.

Refuerzo universal

Un estudio realizado en Argentina pudo determinar la efectividad de una dosis de vacuna Sputnik V para reducir infecciones, hospitalizaciones y muertes. Es decir, el primer componente o, ahora, la Sputnik Light. “Los resultados de este estudio realizado en entornos de la vida real indican que el primer componente de la vacuna Gam-COVID-Vac previene el 78,6% de las infecciones por SARS-CoV-2 confirmadas en laboratorio, el 87,6% de las hospitalizaciones y el 84,8% % de muertes entre 21 y 83 días después de la vacunación en una población de 60 a 79 años; estos datos son consistentes con conocimientos previos sobre el tema”, expresan los resultados.

El trabajo fue publicado en The Lancet, una de las más prestigiosas publicaciones científicas a nivel mundial.

El seguimiento se realizó en condiciones reales, en Buenos Aires, en uno de los países que más dosis de este inoculante para el Covid-19 ha recibido. Involucró a pacientes de entre 60 y 79 años.

“Efectividad del primer componente de Gam-COVID-Vac (Sputnik V) en la reducción de infecciones confirmadas por SARS-CoV-2, hospitalizaciones y mortalidad en pacientes de 60 a 79 años”, fue el título que le colocaron Santiago Olszevicki, Soledad González, Martín Salazar, Ana Calabria, Lorena Regairaz y Lupe Marin, los investigadores argentinos involucrados.

Se trató del primer trabajo publicado para Sputnik V en el mundo sobre la efectividad de la primera dosis.

En tanto, el Centro Gamaleya, publicó: “La vacuna Sputnik Light de una sola dosis también es una vacuna muy eficaz que se utiliza tanto de forma independiente como aplicada como refuerzo. Los hallazgos del Centro Gamaleya basados en datos de 28.000 individuos en Moscú han demostrado que la vacuna Sputnik Light administrada de forma independiente tiene un 70% de eficacia contra la infección por la variante Delta del coronavirus durante los primeros tres meses después de la vacunación. La vacuna tiene una eficacia del 75% en sujetos menores de 60 años.

Además destacó que la eficacia de Sputnik Light como refuerzo contra la variante Delta para otras vacunas estará cerca de la eficacia contra la variante Delta de la vacuna Sputnik V: más del 83% contra la infección y más del 94% contra la hospitalización. Hizo referencia además, a un estudio realizado en Argentina sobre regímenes heterogéneos que combinan Sputnik Light y vacunas producidas por AstraZeneca, Sinopharm, Moderna y Cansino ha demostrado que Sputnik Light es un refuerzo universal eficaz. Refirió que cada combinación de “cóctel de vacunas” con Sputnik Light proporcionó un título de anticuerpos más alto el día 14 después de administrada la segunda dosis en comparación con los regímenes homogéneos originales (la misma vacuna en la primera y la segunda dosis) de cada una de las vacunas.

Aseguran también que los datos también demostraron un alto perfil de seguridad del uso de Sputnik Light en combinaciones con las otras vacunas, sin eventos adversos graves después de la vacunación en cualquier combinación. El estudio proporciona la evidencia científica más sólida hasta la fecha que respalda el enfoque de “mezclar y combinar” con 5 vacunas involucradas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA