Series y sexo: por qué nos estimula el erotismo en Netflix y otras plataformas

Game of Thrones fue una de las series con mayor contenido sexual en la ultima década
Game of Thrones fue una de las series con mayor contenido sexual en la ultima década

Es innegable que las series con mayor contenido erótico son las que tienen más éxito aunque las escenas sexuales no tengan que ver con la trama. Esto se debe a los estímulos que recibime nuestra libido y que genera una necesidad sexual casi de inmediato. Aquí les presentamos, también, una lista para maratonear en pareja hasta fin de año.

Desde las escandalosas y bastante explícitas escenas de sexo de las primeras temporadas de Game of Thrones (Juego de tronos), que se estrenaron hace más de diez años, la tendencia fue incrementar este tipo de contenido -siempre cuidado y con anclaje en el argumento- para generar adherencia del público sino a la historia, por lo menos al estado horny (ardiente) en el que quedan los espectadores al terminar cada capítulo.

Así, con el tiempo vimos engrosada la grilla de las plataformas con series que en sus títulos, a priori, no manifestaban argumentos de contenido sexual o erótico, pero que rápidamente se disparaban en en ránking de las más vistas. Pronto empezamos a notar que muchas de estas series se posicionan entre las favoritas gracias a su contenido erótico que acompaña la trama y que -por confesiones de allegados y amigos- sabemos que tienen una alta incidencia en el mejoramiento de la vida sexual de sus parejas.

Entonces la pregunta inminente es: ¿Qué se activa en las personas que ven a otros teniendo sexo en la pantalla? e inmediatamente se asocia de alguna manera con la pornografía

En este sentido, la psicóloga y sexóloga mendocina Emilse Rojo hizo una comparación las series con conenido sexual y las filmaciones que son específicas de la industria del porno. Antes, el cine mostraba escenas menos explícitas: “Quizás no se mostró tanto, quizás se veía a dos personas debajo de una sábana y ahora se muestra más fuerte, todo expuesto”. Esto provoca una excitación y un inmediato deseo de tener relaciones, según explicó Rojo.

Pornografía no es lo mismo

Por el contrario, la pornografía -que en principio puede tener el mismo efecto- puede llegar a generar trastonos y disfunciones debido al caracter ficticio de las filmaciones, que muestran imágenes, posiciones y anatomías fuera de la normalidad. “La pornografía está hecha para el cine y para el consumo, entonces tiene muchos efectos especiales: tienen erecciones que duran horas, tienen cuerpos súper depilados, musculosos, eyaculaciones de litros, todo muy exagerado”. Cuando las personas reales no se ven como los actores porno ni pueden ejecutar esas acrobacias -sobre todo los adolescentes- se frustran mucho y aparecen disfunciones sexuales sobre todos en los varones. “Ellos comparan el tamaño, la erección, el tiempo de erección, la cantidad de eyaculación”, explica a sexóloga.

En el caso de las mujeres, se produce mucha inseguridad con el cuerpo, ya que no se parecen a las actrices de los videos pornográficos y esto provoca “en la intimidad no quieren tener la luz encendida o que las miren, sacarse la ropa. Esto juega en contra de la autoestima”, asegura Rojo.

Sin embargo, no todo consumo de pornografía es malo. Según la especialista, se aconseja a las parejas que necesitan cierto estímulo, consumir este tipo de producciones porque pueden ayudar a incentivar la vida sexual “aunque a los adultos a veces les da mucha vergüenza que les sugieran en consulta ver pornografía”.

Un dato interesante que destacó la licenciada Emilse Rojo fue que en la actualidad muchas parejas se animan a grabar sus propios videos: “Después lo suben y los comparten. Está bueno porque se pueden ver esas escenas como algo más natural, cuerpos reales que se filman en la casa y también se puede ver un poco más de afecto, besos, caricias, miradas, risas, palabras, y que se diferencia de la pornografía en que está hecha para el cine, donde todo resulta muy falso”, explica.

Series de alto contenido erótico

Entre las series que mayor incremento de la libido producen, según los espectadores y algunas fuentes online consultadas, están las siguientes:

Bonding (Netflix)

Bonding
Bonding

Es la historia de una universitaria dominatrix que contrata a su mejor amigo, gay, como asistente. Esa es la base de esta comedia que se atreve a tratar la sexualidad y la pornografía desde un punto de vista desenfadado y divertido.

Sexify (Netflix)

Sexify.
Sexify.

El nombre ya anticipa que tendrá erotismo. Se trata de una chica sin experiencia sexual que está dispuesta a obtenerla. Para eso, crea una aplicación de sexo con la que ganar un concurso universitario.

Master of sex (Amazon Prime Video)

Masters of sex
Masters of sex

Ambientada en los años sesenta, cuenta la historia de cómo un matrimonio formado por un ginecólogo y una sexóloga estudian el comportamiento de los humanos en todo lo relacionado con la sexualidad, haciendo todo tipo de experimentos

The affair (Movistar+)

El título ya indica que la serie cuenta infidelidades de sus protagonistas: Un escritor y profesor de secundaria, casado y padre de familia, durante el verano conoce a una joven y comienzan a tener una aventura. Lo original de la serie es que muestra las dos versiones de la misma historia desde el punto de vista masculino y femenino, respectivamente.

Easy (Netflix)

Easy
Easy

La serie aborda diferentes historias, desde los matrimonios liberales, hasta cualquier tipo de fantasía.

Outlander (Netflix)

Outlander
Outlander

Con escenas poderosas, de mucha pasión, esta serie cuenta la historia de una mujer casada que también es enfermera de combate en 1945, y que por un misterio espacio temporal termina en 1743, donde conoce a otro hombre de quien se enamora. Así queda atrapada entre dos hombres muy diferentes en dos vidas distintas.

Mónica y el sexo (Amazon Prime Video)

Una serie que mezcla el formato reality con el reportaje, con Mónica Naranjo y su viaje personal a través de la sexualidad y la recuperación del deseo como hilo conductor. Descarada, sin prejuicios y bastante divertida, la cantante recorre diferentes países para romper todo tipo de tabúes sobre el erotismo.

El negocio (HBO)

Es ni más ni menos una campaña de marketing organizada por cuantro mujeres que se dedican al negocio del sexo. A partir de ahí, está todo dicho.

Los Bridgerton (Netflix)

Lejos de los castos personajes de las películas clásicas, esta serie muestra a sus protagonistas teniendo sexo en cuanto bucólico paisaje encuentran.

Orange is the New Black (Netflix)

Aunque no es nueva, sigue siendo una de las más disruptivas en escenas de alto contenido erótico. La serie cuenta la historia de una mujer de la alta sociedad, en una prisión. Más allá del contenido erótico, también tiene buena dosis de humor. Basada en hechos reales.

Instinto (Movistar+ y Amazon Prime Video)

Los hermanos Mario y Oscar Casas protagonizan esta serie donde el deseo y las fantasías sexuales más oscuras se dan rienda suelta. Un exitoso empresario lleva una doble vida. Contiene escenas muy explícitas.

Love (Netflix)

Love
Love

Aunque no es nueva, es una de las mejores comedias románticas de la plataforma. El picante y las acertadas reflexiones sobre la sexualidad moderna se lo debemos, sobre todo, a Mickey, el personaje de Jacobs.

Oscuro deseo (Netflix)

Es una producción mexicana que deja en claro que todo se trata de sexo. Acertado elenco y escenas de altísimo voltaje.

Sex Education (Netflix)

Sex Education
Sex Education

Es una de las series más vistas de la plataforma, tanto por adultos como por adolescentes y jóvenes que quieren aprender si exponerse, ya que se trata casi de una clase de sexología disfrazada de comedia juvenil. Por supuesto tiene amoríos, rupturas, pérdidas de virginidad y corazones rotos, pero también una reflexión continua y muy acertada sobre todo lo que cada una de esas cosas significa en pleno siglo XXI.

Girls (HBO Max)

Girls
Girls

Para los que tienen más de cuarenta años y necesitan entender cómo viven el sexo las nuevas generaciones, esta es una buena alternativa. Cuatro millennials en Nueva York con sus vidas y percances, transgresoras, incorrectas y superficiales. Una serie que se ha convertido en la voz de una generación y que destaca por la naturalidad y lo explícito de los desnudos de los protagonistas y sus escenas sexuales.

Sense8 (Netflix)

Creada por las hermanas Lana y Lilly Wachowski -responsables de la saga de Matrix-, esta serie también maneja el sexo de manera peculiar. Algunas de las escenas resultan innovadoras, como la orgía intercontinental psíquica que mantienen varios de los personajes.

The Witcher (Netflix)

The witcher
The witcher

Una serie de fantasía oscura, en la que El brujo Geralt, un cazador de monstruos, trata de encontrar su lugar en un mundo en el que las personas suelen ser más malvadas que las bestias. Atravesada por escenas de alto contenido sexual, cruza estas con la magia y los seres sobrenaturales.

Las del hockey (Netflix)

Las de hockey
Las de hockey

De producción catalana, esta ficción trata sobre la lucha de siete jugadoras de un club de hockey que pelean por seguir compitiendo y demostrándole a todos de lo que son capaces. Ya en su primer episodio muestra su fuerte erotismo: se pueden ver a dos de sus personajes teniendo relaciones en un baño.

Valeria (Netflix)

Valeria, serie española que se puede ver en Netflix.
Valeria, serie española que se puede ver en Netflix.

Una escritora en crisis laboral y personal, descubre lo que quiere en la vida gracias al género erótico sobre el que decide escribir para salir del fracaso profesional en el que se encuentra.

The Naked Director (Netflix)

The naked director
The naked director

Es la historia de Toru Muranishi, un director de cine pornográfico, que intenta cumplir sus ambiciones en medio de los muchos reveses que va teniendo en Japón, su país natal.

Millennials (Netflix)

La serie argentina estrenada en 2018, gira en torno a la vida de un grupo de jóvenes que rondan los 30 años: los tres protagonistas trabajan en un espacio de coworking, lo que desencadena escenas de humor, violencia y sexo.

Sexo/Vida (Netflix)

Una comedia ardiente, con desnudos explícitos y escenas subidas de tono.

Gypsy (Netflix)

La gran Naomi Watts encarna a una psicoterapeuta que tiene un consultorio en Manhattan, un marido rico y una hija adorable. Sin embargo, tiene una fuerte obsesión hacia las fantasías retorcidas y asume una falsa identidad con la que desarrolla vínculos íntimos y peligrosos con personas allegadas a sus pacientes.

Tú, yo y ella (Netflix)

Tú, yo y ella
Tú, yo y ella

Un matrimonio joven lucha contra la falta de deseo y una intimidad estancada. Para intentar encender la chispa en la pareja, deciden contratar a una acompañante, pero, en un giro inesperado de la trama, terminan enamorándose de ella.

Wanderlust (Netflix)

Wonderlust
Wonderlust

Protagonizada por Toni Colette, el punto de partida es la falta de deseo de una pareja formada por una terapeuta y su marido. La serie propone con naturalidad y desenfado la modalidad de parejas abiertas como una “nueva normalidad”. Todo con un mensaje bien tratado y unos personajes creíbles y con muchos matices.

Grace and Frankie (Netflix)

Otra de Toni Colette, ahora con Jane Fonda. Narra las vivencias de dos mujeres mayores cuyos maridos sexagenarios salen del armario después de tres décadas de relación. Mientras ellas se abren camino, rompen estereotipos y terminan lanzando al mercado un vibrador para mujeres con artrosis. Una serie que habla mucho de relaciones, sexo –y sobre todo sexo en la tercera edad– y deseo desde puntos de vista originales y sin prejuicios y, aunque no contiene escenas de sexo explícito, es muy interesante.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA