lunes 10 de mayo de2021

Reinfecciones por Covid: aseguran que son poco frecuentes y que la información es incierta
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Sociedad

Reinfecciones por Covid: aseguran que son poco frecuentes y que la información es incierta

Los especialistas sostienen que hay poca evidencia y que pese a los millones de infectados en el mundo, se han notificado solo 3 decenas de reinfectados. Las nuevas variantes reinstalan los interrogantes. ¿Sirven las vacunas?

Reinfecciones por Covid: aseguran que son poco frecuentes y que la información es incierta
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

“Los casos de reinfección entre millones de personas que han adquirido el coronavirus todavía se cuentan (son pocos) porque no han podido verificarse”, sostuvo la doctora Elena Obieta, referente de la Sociedad Argentina de Infectología.

“En algunos casos el segundo episodio fue banal, otros moderado y otros severos”, agregó.

Lo cierto es que tras haberse iniciado la segunda temporada de pandemia, la situación sigue siendo incierta y no ha cambiado demasiado respecto de lo que se sabía el año pasado. Hay quienes aseguran haber identificados pero la evidencia científica es insuficiente.

En todo el mundo, se han registrado 31 casos confirmados de reinfección por covid-19. Pero por otra parte también se cree que podría haber una subestimación, demoras en las notificaciones mientras que la mayor parte de los esfuerzos se orientan a darle batalla.

El surgimiento de las nuevas variantes de preocupación reinstaló la incertidumbre. A las conocidas como del Reino Unido, de Sudáfrica y de Manaos, Brasil, se les atribuye mayor poder de contagio. Tal cosa elevaría el número de infectados y con ello arrastraría los números de afectados. Pero además, sobre las últimas dos se ha dicho que tienen la “habilidad” de eludir la respuesta del sistema inmune. Esto abre la puerta a nuevos interrogantes ya que podría implicar que la inmunidad adquirida (aunque dure poco y se habla de 6 meses) no sería tan efectiva.

Cabe recordar que la variante de Manaos fue identificada en dos personas esta semana en Mendoza.

“Hay pruebas convincentes de que haber pasado ya una infección con el virus original no protege de la reinfección con la variante B.1.351 (Sudáfrica)”, alertó el médico Shabir Madhi, de la Universidad de Witwatersrand, en Johanesburgo, según publicó el diario El País de España.

En una publicación, la Fundación Femeba recopila datos y apunta en el mismo sentido. Allí explica que el virus Sars-CoV-2 es un tipo de coronavirus completamente nuevo y la cuestión de la inmunidad es una de las mayores incógnitas. Refiere que académicos de la Universidad de Newcastle en un artículo publicado en el Journal of Infection en diciembre de 2020 aseguraron que “es incierto” si la infección confiere inmunidad a la reinfección.

“De los 11.000 trabajadores de la salud que demostraron evidencia de infección durante la primera ola de la pandemia en el Reino Unido entre marzo y abril de 2020, ninguno tuvo una reinfección sintomática en la segunda ola del virus entre octubre y noviembre de 2020. Como resultado, los investigadores confiaban en que la inmunidad a la reinfección dura al menos seis meses en el caso del nuevo coronavirus, y se requieren más estudios para comprender mucho más”, menciona.

También apela a un estudio preliminar de Public Health England que indicó que los anticuerpos brindan una protección del 83% contra las reinfecciones por Covid-19 durante un período de cinco meses. De 6.614 participantes, 44 tuvieron reinfecciones “posibles” o “probables”.

“Sabemos que pueden ocurrir reinfecciones con el Sars-CoV-2”, dice Ashleigh Tuite, profesora asistente de la Escuela de Salud Pública Dalla Lana de la Universidad de Toronto, mencionada por la fundación. Y a partir de ello considera que la pregunta más importante que hay que hacerse es: ¿con qué frecuencia ocurren?

Las vacunas

Con la atención centrada en el lanzamiento de vacunas y el seguimiento de la propagación de nuevas variantes de covid-19, se está trabajando poco para averiguarlo. “Si están sucediendo mucho, pero están sucediendo en el contexto de ser menos severos, no los veremos a menos que diseñemos un estudio que intente resolverlo activamente”, dice Tuite.

También hay otras posibilidades. Cuando comenzaron a aparecer pacientes que volvían a enfermarse tras recuperarse de Covid-19, una de las conjeturas era que se tratase de una infección persistente. Es lo que consideraban ya en abril de 2020 los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur: luego de detectar pacientes que habían sido considerados curados, determinaron que no se trataba de una nueva infección, sino que el virus podría haber permanecido en el organismo y se había reactivado.

La eficacia de las vacunas es otro tema en cuestión: no fueron ideadas para esta variante ni otras nuevas. Sin embargo, las profesionales consultadas destacaron que las que se usan en el país (la rusa Sputnik V, la china de Sinopharm y la británica de AstraZéneca) siguen siendo efectivas para evitar formas graves. Además se advierte que pueden adaptarse.

“No hay datos de Gamaleya (instituto ruso) o Sinopharm (desarrolladora china) para las cepas actuales, lo cual no quiere decir que no sirvan, las vacunas siguen siendo seguras y eficaces para evitar las formas graves, las hospitalizaciones y las muertes por Covid, no para evitar que se pueda adquirir el virus y luego transmitirlo”, subrayó Obieta.