Polémica por la homologación inmediata de los psicólogos en España: ¿cuánto demora el trámite?

Desde el Movimiento de psicólogos y psicólogas migrantes desmintieron las versiones que surgieron a nivel nacional sobre la posibilidad de automatizar la gestión.

Novedades en la homologación del título de psicólogo en España. Foto ilustrativa
Novedades en la homologación del título de psicólogo en España. Foto ilustrativa

Desde el Movimiento de Psicólogos y Psicólogas Migrantes salieron a desmentir la noticia que afirma que ahora un profesional de la salud mental puede “homologar automáticamente” el título en España si acredita su egreso de una universidad argentina.

La novedad se difundió luego de la resolución que firmó en mayo la Agencia de Calidad Académica en España (Aneca) -una suerte de Coneau que acredita la validez de títulos- en la cual plantea que “los títulos de psicólogos profesionales provenientes de una universidad argentina deben resolverse favorablemente”.

En diálogo con Los Andes, Nahuel Álvarez Nocetti -psicólogo argentino residente en España e integrante del Movimiento de Psicólogos y Psicólogas Migrantes- aseguró que se trata de un “teléfono descompuesto” en base a la noticia que salió recientemente en los medios nacionales y que, incluso, ratificó el propio vocero presidencial, Manuel Adorni.

Es que la resolución no implica que el título se homologue de forma “inmediata”, ya que solo una pata de dos (Aneca y Ministerio de Universidades de España) ha establecido esa normativa, que acelera los tiempos de espera, pero está “muy lejos de anularlos”, aclaró el psicólogo.

De acuerdo a su cálculo, tal homologación puede demorarse “varios años, incluso diez, si hoy llega un profesional de la psicología a homologar su título en España”.

Esto, según explica el profesional, se debe a los tiempos burocráticos del Ministerio de Universidades, ya que en la actualidad hay 120 mil expedientes acumulados y vinculados a la homologación de títulos. Y, como en ese país van resolviendo en base a la orden de llegada de las solicitudes se cree que lejos de ser automática, la notificación oficial para que un psicólogo argentino ejerza legalmente en España seguirá haciéndose esperar.

“El Gobierno español está sacando un promedio de 16 mil homologaciones al año y son 120 mil las que acumula. Yo llevo seis años viviendo aquí y aún no homologo mi título. Los que vayan llegando deberán esperar algunos años porque no solo depende de Aneca, sino también del Ejecutivo nacional que es el último en poner la firma para que la homologación de título salga. Aneca es el área dura y académica que verifica y avala las competencias, pero es el Ministerio de Universidades de España el que pone el gancho final”, explicó Álvarez Nocetti, quien reside en España desde el 2018.

Para el integrante del Movimiento de Psicólogos y Psicólogas Migrantes la noticia generó expectativas exageradas tanto en Argentina como en España. Es que según Álvarez Nocetti difundir que se puede ejercer en España como profesional “automáticamente”, puede generar “problemas migratorios de argentinos que creen que podrán ejercer enseguida, afrentas gremiales entre colegas argentinos y españoles y hasta complicar la lucha de tantos años debido a la tensión diplomática que hay en la actualidad entre ambos países”.

No obstante, el psicólogo que vivió 19 años en Mendoza, asegura que la resolución significa un “gran avance” para el gremio, ya que Aneca es el órgano en ese país que verifica la competencia de los títulos universitarios y, en este caso, da por sentado que la carrera de Psicología en Argentina no necesitará rendir equivalencias ni requerirá otro tipo de exigencias académicas para ejercer legalmente en España.

Sin embargo, la decisión y la firma final para homologar los títulos le corresponde al Ministerio de Universidades de España (desde 2023 Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades).

“Es una buena noticia, porque agiliza el trámite. Hasta ahora, venía siendo un trámite largo y engorroso, además de estéril. Es que desde el 2014 España hizo un cambio en el título habilitante de los psicólogos egresados en ese país. Se cambió el título de ‘licenciado’ o ‘licenciada’ por el de profesional de ‘grado’ o de ‘maestría’. Por lo que la incompatibilidad entre los títulos entre ambos países complicó aún más la gestión para homologar el título. Incluso cuando egresados de ambos países comparten contenidos y competencias similares en su formación académica”, apuntó.

Según datos que se desprenden del Movimiento de Psicólogos y Psicólogas Migrantes, desde el 2018, el 99 % de los títulos de psicólogos argentinos que fueron presentados para ser homologados todavía no tienen resolución favorable.

“Se trata de una gran traba burocrática. Por ley, el Estado español debería homologar a los seis meses un título extranjero, pero no cumple ese plazo. Con la resolución de Aneca, el plazo para psicólogos se acorta porque ya le da el visto bueno y celebramos ese aval que, está muy lejos de materializarse automáticamente”, completó el psicólogo.

Los psicólogos de Mendoza, con menos demanda

En Mendoza actualmente hay 5.500 psicólogos profesionales matriculados y se estima que unos 4.500 están en plena actividad. “Somos muchos, somos la tercera provincia del país con mayor cantidad de psicólogos, después de Buenos Aires y Córdoba. Muchos egresados jóvenes no pueden insertarse”, comentó Gabriela Dik, presidenta del Colegio de Psicólogos Profesionales de Mendoza.

Dik prefiere ser cauta con las expectativas ante la nueva resolución en España, pues asegura que, en un momento de crisis local, podría traer aparejada una fuerte ola de consultas para migrar a España. “Debemos asesorarnos bien primero para asesorar bien a nuestros profesionales”, indicó.

La psicóloga aseguró que la resolución es una buena noticia para los argentinos que residen en ese país, ya que “se trata de una lucha que lleva muchos años por parte de los colegas, incluso muchos mendocinos que viven en España y que aún no puede ejercer”.

Y en Mendoza, si bien los psicólogos pueden ejercer legalmente, el trabajo ha mermado en los últimos meses. La presidenta de esa entidad señaló que los psicólogos mendocinos están viviendo “un momento muy crítico”.

Por un lado, los ajustes en el bolsillo de los particulares impactaron y muchos pacientes están reemplazando sesiones semanales por quincenales o mensuales. Por otro lado, la contracción de gastos en el Estado ha frenado los contratos de personal de salud mental en espacios de la Salud, la Educación y Desarrollo Social.

Si bien el honorario mínimo sugerido de una consulta está en $12.600, Dik señala que son cada vez más los profesionales que son flexibles con ese monto y bajan la consulta para poder asistir a pacientes que no pueden costearlo. “Muchas veces se llega a bajar a la mitad si el paciente necesita cuatro sesiones mensuales y no puede asumir el costo. Depende de cada profesional, pero nosotros estipulamos un mínimo digno para el gremio”, concluyó.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA