jueves 25 de febrero de 2021

La dirección de vuelo está determinada por el viento predominante ese día, por lo que no hay una ruta fija. Por eso cuentan con varios puntos de aterrizaje. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sociedad

Paseos en globo aerostático: viento a favor para el regreso de la aventura en Junín

Los vuelos, que estaban suspendidos por la pandemia, fueron reinaugurados esta semana. Esperan que turistas nacionales disfruten de una experiencia única.

La dirección de vuelo está determinada por el viento predominante ese día, por lo que no hay una ruta fija. Por eso cuentan con varios puntos de aterrizaje. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

“Te vas elevando suavemente y en ningún momento sufrís vértigo. No se le parece a nada. Es apacible, tranquilo. Sentir el aire en la cara es maravilloso”, asegura Graciela al contar su experiencia de viaje en globo, una actividad dedicada al turismo que se desarrolla en el Este mendocino, más precisamente en Junín. Luego de dos temporadas intensas llegó la pandemia y los globos dejaron de volar por más de 10 meses.

Pero ayer a las 6.39, cuando asomó el sol, soltaron las amarras de la aeronave que comanda Javier y quedaron oficialmente reinaugurados los vuelos desde la base de Los Barriales.

El globo de la empresa Mendoza Balloons, en conjunto con la compañía aeronáutica local Aerotech y el aval del municipio juninense, realizará vuelos matutinos y vespertinos, aunque en esta época prevalecerán los que permitirán ver las primeras luces del día.

Ocho pasajeros sobrevolaron los verdes campos cultivados de la zona Este y, si las condiciones meteorológicas lo permiten, mañana despegará nuevamente.

La actividad dura dos horas y media, desde el inflado del globo. Ignacio Blanco / Los Andes

La aventura dura entre 45 minutos y una hora y básicamente consiste en dejarse llevar por el viento con la posibilidad de alternar ascensos y descensos. “Por momentos podemos volar a unos pocos metros de altura y luego ascender para tener una visión panorámica que nos permita observar muchos kilómetros a la redonda”, explica Javier Barozza, el piloto de la aeronave.

Es piloto de avión, hijo de piloto también y desde hace 26 años vuela en globo. Asegura que Mendoza, y en particular la zona Este, es un lugar ideal para la práctica de la globonáutica a nivel mundial. Javier es de Buenos Aires, pero ahora vive en Mendoza y cuenta que, por ejemplo, en Buenos Aires hay entre 20 y 25% de días con buenas condiciones para volar, mientras que en nuestra provincia el 70% de los 365 días son aptos.

Cuando se instalaron en Junín, comenzaron a recibir a muchos turistas, extranjeros la mayoría, y ya en el primer año (2018) superaron los mil vuelos. Ahora tienen la posibilidad de regreso, que en principio estará acotado al turismo local y con el cumplimiento de los protocolos correspondientes. Es que antes los viajes eran de 12 pasajeros y ahora la capacidad se redujo a ocho. Y deben ubicarlos dentro de los compartimentos separados por grupo familiar o convivientes.

Volvieron los vuelos en globo de Mendoza Balloons en el departamento de Junin. Ignacio Blanco / Los Andes

Una experiencia única

El campo de vuelo está ubicado a 45 minutos del centro de Mendoza, en el cruce de ruta 60 y calle Miguez. La actividad, desde que comienza el inflado del globo hasta el retorno al campo de vuelo, es de aproximadamente dos horas y media. “Se puede apreciar una vista magnífica de toda la región sobrevolando viñedos y olivares. La dirección de vuelo está determinada por el viento predominante de ese día, es decir que no hay una ruta fija”, explica Javier.

Y añade que cuentan con varios puntos de aterrizaje. Por ejemplo, si el globo va con dirección al noreste, aterrizan en San Martín. Javier comenta que el vuelo es “tan plácido y sereno que no da ningún tipo de malestar ni sensación de vértigo. Una vez que aterrizamos, les entregamos un certificado de vuelo mientras se guarda el globo y regresamos por tierra al lugar de despegue”.

Desde el municipio de Junín comentaron que el centro de las actividades, donde se ubica el campo de vuelo, está en la zona de la rotonda del agua y el trabajo, de Los Barriales, junto al informador turístico inaugurado a fin de año. Explicaron que antes las reservas se hacían con cuatro meses de anticipación, debido a la alta demanda.

Volvieron los vuelos en globo de Mendoza Balloons en el departamento de Junin. Ignacio Blanco / Los Andes

Contaron que muchos extranjeros visitaban la zona motivados por los vuelos, tanto de países de otros continentes como de América y Sudamérica. Por otra parte, señalaron que les llama mucho la atención la geografía de Junín, el Jardín de Mendoza, que tiene 90% de suelo cultivado.

El intendente Héctor Ruiz se mostró entusiasmado con la reinauguración de los vuelos. “Es muy importante para nosotros porque los vuelos venían posicionando al departamento y a la provincia con esta actividad turística única en el país y de amplia repercusión internacional. Por eso consideramos necesario continuar su desarrollo, porque nos permitirá también ampliar la oferta turística del departamento”, destacó.

En este sentido, el jefe comunal comentó que pueden ofrecer sitios como Molino Orfila, Algarrobo Grande y sumar la rica propuesta gastronómica que posee el departamento.

Sobre el mantenimiento de los globos, la actividad es controlada por la autoridad aeronáutica nacional y Javier Barozza explica que requiere de una logística importante a la hora de poner en vuelo un globo. Deben renovar la aeronave por completo a las 800 horas, por lo que es una actividad de alto costo.

Con el primer vuelo de reinauguración, ahora esperan que las condiciones meteorológicas sean buenas para poder realizar el segundo vuelo, previsto para mañana, cuando asomen los primeros rayos del sol. Aunque hay pronóstico de tormenta, tienen esperanzas que haya buen tiempo para soltar las amarras.