Admiten escasez de test para Covid: se usan para pacientes de riesgo, no asintomáticos

Al haber escasez, los test disponibles se destinan a pacientes de riesgo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Al haber escasez, los test disponibles se destinan a pacientes de riesgo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Además, en Mendoza los contactos estrechos con vacunación completa no tendrán que aislarse. Quienes no hayan recibido vacunas o no hayan completado el esquema deberán seguir el confinamiento de 10 días.

El Ministerio de Salud de Mendoza, encabezado por la ministra Ana María Nadal, anunció que las personas asintomáticas que son contacto estrecho de un caso de Covid-19 positivo que tengan su esquema de vacunación completo no tendrán que ser aisladas, como se venía haciendo hasta el momento y desde que se declaró la pandemia.

Estas declaraciones, que van en sintonía con lo dispuesto por el Gobierno nacional, fueron anunciadas por la titular de la cartera provincial luego de participar en la reunión del Consejo Federal de Salud. La funcionaria también aseguró que quienes no tengan ningún tipo de vacuna o no hayan completado su esquema tendrán que cumplir estrictamente con el confinamiento de 10 días.

La ministra reiteró la necesidad de completar los esquemas de vacunación para prevenir casos graves de Covid. “Mendoza fue la primera provincia que anunció la disminución del período del refuerzo en cuatro meses a partir de la segunda dosis, por eso es tan importante que los mendocinos y mendocinas se coloquen el refuerzo. Esta fue una decisión sumamente importante porque las personas vacunadas y con refuerzo están preparadas para enfrentar esta enfermedad”.

Nadal aseguró que la pandemia “es otra” ya que cambiaron las características de la enfermedad. “Estamos en el marco de otra pandemia porque ha habido un cambio de paradigma. Hoy cursamos una pandemia con una cantidad exclusiva de casos que no tiene correlato con las personas internadas ni con el porcentaje de letalidad. Los síntomas son leves y no hay impacto en el sistema de salud. Es un virus más benigno, con menos gravedad pero que tiene una tasa de ataque importante que genera casos y contactos estrechos. Así, las decisiones deben ser distintas en la forma de manejar la pandemia”, indicó la ministra.

De todas formas recordó que, si bien los contactos estrechos sin síntomas no deberán aislarse, lo que sí tiene que hacer esta persona es tener cuidado, no ir a eventos masivos y no estar en contacto con personas de riesgo. “Tiene que extremar cuidados, porque la mayor tasa de contagios es donde hay mayor concurrencia de personas”, apuntó Nadal.

Se denomina contacto estrecho a una exposición de 15 minutos o superior sin barbijos y sin distanciamiento. Esto en los ámbitos laborales se da porque es más fácil cumplir con los protocolos, pero en la convivencia familiar se flexibiliza.

Vacunados con síntomas

Desde el Ministerio de Salud provincial también informaron que, en caso de que una persona presente síntomas y tenga dos o tres dosis, debe realizar aislamiento de siete días, más tres días de cuidados especiales. Tampoco debe concurrir a eventos masivos, evitar reuniones sociales, utilizar barbijo bien ajustado en ambientes cerrados y evitar contactos con personas en condición de riesgo.

Se considera esquema de vacunación completo cuando se tienen dos dosis y menos de cuatro meses del refuerzo; o dos dosis, más el refuerzo. En tanto que se considera esquema de vacunación incompleto cuando se tiene solamente una dosis o dos dosis con más de cuatro meses sin colocarse el refuerzo.

Personas no vacunadas deben permanecer 10 días aisladas. Porque, al no estar inmunizadas, no se disminuye la carga viral como sucede con una persona con esquema de vacunación.

Respecto de los test, Nadal indicó que se va a priorizar y testear a aquellos que tienen mayor riesgo y que se necesita confirmar rápidamente si son positivos. “Con gente asintomática no estamos testeando. Y el testeo sugerido es al quinto día, que es cuando una persona vacunada comienza a bajar la carga viral. Por lo tanto el testeo será de poca eficiencia”, sentenció.

Hay escasez de test

Nadal admitió que hay falta de test en el mercado y que, por lo tanto, los disponibles estarán orientados a las personas más necesitadas. “Estamos muy justos de los test porque no nos han podido entregar los que hemos adquirido los proveedores. Falta también recurso humano para los que elaboran los test. De todas formas vamos a tener testeos suficientes todos los días”, aseguró.

La funcionaria recordó que desde el ministerio provincial están trabajando en dos ejes. Por un lado, la estrategia de testeos y, por otro, la vacunación como eje central de la pandemia. La ministra explicó que la vacunación es importante porque organiza y les permite decidir cómo van a seguir con las estrategias.

“Hoy se ha definido la forma en que se realizará el aislamiento de contactos estrechos por la cobertura de vacunación. Por esto, una persona con contacto estrecho asintomática completamente vacunada está eximida de realizar el aislamiento”, dijo. Agregó que es una forma de seguir manteniendo las actividades escenciales.

Específicamente, respecto del stock de test, Nadal dijo que es un problema que tiene el país y que los insumos están altamente demandados y por ello hay dificultades de provisión. “Nosotros lo que planteamos es una estrategia de testeo enfocada a poder llegar a testear a las personas con mayor riesgo. Primero estamos definiendo que a los asintomáticos no se testea. Después, dentro de los grupos de riesgo, estamos reservando fundamentalmente los testeos a aquellos que no han tenido contacto estrecho o mayores de 60 años que por riesgo confirmamos por testeo el diagnóstico”, remarcó.

Para terminar, la ministra señaló que el sistema de salud está trabajando “a full”, concentrados en todo lo que la pandemia contuvo. “Hoy la enfermedad del Covid no estresa al sistema de salud, hay 20% de personas complicadas y las camas moderadas no son el factor fundamental. Hay mucho trabajo porque se está recuperando la demanda que no se pudo llevar adelante durante la pandemia”, cerró.

Lo dispuesto por el ministerio nacional

Durante horas de la mañana de ayer las autoridades sanitarias de Argentina, a través del Consejo Federal de Salud (Cofesa), decidieron poner fin al aislamiento para aquellas personas vacunadas que sean contactos estrechos de casos positivos de Covid-19 y que sean asintomáticas. Sin embargo, aclararon que la decisión a adherir al nuevo protocolo está en cada gobernador.

La propuesta del Gobierno nacional al Cofesa consiste en que las personas con el esquema primario de vacunación completo más el refuerzo (una tercera dosis) estén exceptuadas de aislarse a pesar de haber sido contacto estrecho con un caso positivo confirmado; las que tengan dos dosis o hayan tenido Covid-19 en los últimos cuatro meses también pueden no aislarse pero con un test entre el tercer y quinto día del contacto; y las que no están vacunadas, deberán aislarse.

En diálogo con radio Con Vos, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, declaró: “Las personas que tienen dos dosis y un refuerzo no hace falta que cumplan un aislamiento”. Continuando, se especificó que las medidas fueron tomadas en función de la cantidad de personas aisladas y su impacto en el sistema de salud, en servicios esenciales, Aerolíneas Argentinas, bomberos, policías, seguridad, energía y en todo el sector privado.

“Se habló claramente que esto es un paraguas global, con recomendaciones que plasma un cambio de paradigma desde el nivel nacional pero cada provincia tiene diferentes avances de vacunación, diferentes situaciones epidemiológicas, diferentes capacidades de testeo y diferentes actividades que son consideradas prioritarias”, explicó la ministra. Por ello, los tres escenarios con normativas generales serán aplicados mayoritariamente a personal de salud y de seguridad en una primera instancia. Aunque el sector privado también puede adaptarse en acuerdo con las autoridades sanitarias locales.

“Estas normativas generales las jurisdicciones, como siempre, las pueden adaptar. Estamos poniendo en valor la vacunación y poder flexibilizar los aislamientos. Es lo que está haciendo Uruguay. Y estamos monitoreando lo que hacen otros países”, dijo la funcionaria nacional. Vizzotti también consideró que se trata de un “momento bisagra” de la pandemia porque deben definir si se está por entrar a una “endemia”, que significa cuando hay prevalencia habitual de una enfermedad en una zona.

En el país hay 85,8% de la población con una dosis; el 74% con dos dosis; y el 17,3% cuenta ya con el refuerzo. El 60% del personal de salud y el 40% de los mayores de 60 años están en la muestra poblacional con tres dosis.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA