Marilena, la joven que dio su vida para salvar a un nene de 8 años en Santa Cruz

Marilena, la joven que dio su vida para salvar a un nene de 8 años en Santa Cruz
Marilena era médica veterinaria y había viajado al sur en busca de trabajo porque estaba especializada en animales de gran tamaño.

El sábado una gran tormenta en el lago Cardiel desató una tragedia. La joven de 26 años falleció al naufragar su kayak y darle su salvavidas al menor que estaba a punto de morir ahogado. Hubo tres fallecidos más y un joven sigue desaparecido.

El sábado una gran tormenta azotó a la localidad santacruceña de Gobernador Gregores y dejó como saldo tres muertos y un hombre desaparecido. Entre ellos Marilena Bossio, una joven médica veterinaria oriunda de Córdoba que había viajado al Sur a visitar a una amiga y para buscar trabajo.

Experta en natación, la joven se encontraba el sábado en el Lago Cardiel cuando un temporal de viento dio vuelta varios kayaks, fue entonces que ella y seis personas más quedaron a la deriva en sus gélidas aguas. Sin embargo, entre los afectados había un nene de 8 años sin salvavidas, por lo que Marilena le cedió el de ella para que el menor salvara su vida.

Los rescatistas a orillas del Lago Cardiel

El trágico suceso ocurrió alrededor de las 15 en la zona de Bahía El Griego, a unos 80 kilómetros de Gobernador Gregores, una pequeña localidad ubicada en el centro de Santa Cruz que cuenta con 9.000 habitantes.

“Ella dio su vida y eso no lo hace cualquier persona”, detalló a Clarín María Alicia Martínez (66) la mamá de Marilena Bossio.

Marilena era oriunda de Río Tercero y en 2019 recibió el título de médica veterinaria de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), pero había viajado al Sur en busca de un trabajo ya que dentro de su carrera se especializó en  “animales grandes”.

“Mi hija era un ser de luz. No sólo tenía un enorme amor por los animales. Era un maravilloso ser humano del que aprendíamos todos”, detalló entre tristeza y orgullo su madre al noticiero Arriba Córdoba (El Doce).

Dolor en la facultad

Por otra parte, Nora Trotti, docente de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la UNRC, fue profesora de Marilena en una de las últimas materias de la carrera que cursó la joven y la recordó con mucho cariño explicando que era muy entregada a su carrera y al prójimo.

Además, también contó que en el Hospital Escuela de la Facultad, la alumna se entregó por entero a las prácticas con los casos clínicos de los grandes animales. “Sus profesores, sus compañeros, la recordamos como una persona muy predispuesta y muy buena estudiante”, le dijo a Clarín la docente.

Y continuó: “Era una persona con la que se podía contar porque una actividad de medicina veterinaria donde se requiere estar disponible las 24 horas es algo muy especial. Y ella era especial: si había casos que atender, no tenía problemas en hacer cualquier tarea”.

Marilena era médica veterinaria y ejerció en el hospital escuela de Córdoba hasta este año.

Trotti también sostuvo que, de acuerdo lo hablado con otras compañeras de Marilena, la joven fue “perfectamente consciente” de lo que hizo al ofrecerle su propio salvavidas a un nene de 8 años que logró salvar su vida en la tragedia del lago, cuando el viento dio vuelta su kayak y lo dejó a la deriva sin protección.

También advirtió que la actitud de Marilena en el episodio trágico del Lago Cardiel no es algo que le extrañe a los que la conocieron. “No nos extraña, porque su calidad como persona era así”, dijo.

“Sus compañeros y los que la conocimos la vamos a honrar el resto de los días contando su historia y repitiéndola porque es así como las personas que cambian el mundo pasan a la inmortalidad”, aseveró.

Por otra parte, Juan Cruz Sereno, quien fue docente adscrito y compañero de la joven en el último año de su carrera, detalló: “El Hospital Escuela es un espacio en el que el grupo es chico, de 15 a 20 jóvenes, permite tener una relación cercana con los alumnos y allí pudimos conocer a Marilena, que hizo la profundización en grandes animales y continuó como pasante durante un año y medio”.

Y continuó recordando: “Era muy dispuesta, muy activa, muy participativa y servicial. Era una persona que estaba a disposición para tender una mano”.

Gran nadadora

En cuanto supo sobre lo sucedido María Alicia viajó a Santa Cruz y tuvo la posibilidad de ver el cuerpo de su hija antes de que los peritos forenses le realizara la autopsia de rigor. Sin embargo, la madre detalló que tenía la esperanza de que no fuese Marilena, ya que ella era una gran nadadora.

Marilena Bossio (26) y su madre, María Alicia Martínez (66).

“Nos permitieron ver su cuerpo y una tenía la ilusión de que no fuera ella porque era una gran nadadora y aprendió en una escuela de Río Tercero”, dijo.

“Ella era capaz de darlo todo sin medir las consecuencias. No dudo que haya ofrecido su salvavidas por un niño”, siguió.

El sábado los rescatistas hallaron muertas a tres víctimas y siguen buscando el cuerpo de Javier Barría Peralta, de 29 años, un cabo bombero de la Policía y hermano de Daniel Barría Peralta (33), quien falleció, y del diputado provincial Claudio Barría Peralta (36), quien logró sobrevivir.

En el incidente también murieron Marilena Bossio y Raquel Elsa Martínez (49). En tanto, fueron rescatados con vida Claudio y Mateo Barría, además de John Maximiliano Hoffman (28), hijo de Martínez.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA