Las Heras suma radares viales y se reaviva la polémica por fuertes multas

Las Heras suma radares viales y se reaviva la polémica por fuertes multas
En zonas donde instalarán radares se hará un mes de "concientización" con carteles. Foto: Mariana Villa / Los Andes

El municipio comenzó la instalación de estos aparatos sobre Regalado Olguín pero aún no labran actas. Afirman que disminuyeron los accidentes.

La polémica por el funcionamiento de los radares viales ubicados en diferentes puntos del municipio de Las Heras continúa. Transcurridos algunos meses de la instalación de los mismos, se han generado diferentes lecturas según desde el lugar que se lo mire.

“Con el intendente evaluamos un saldo muy positivo porque han disminuido los accidentes y también las multas realizadas”, analizó Fabián Tello, secretario de Intendencia de Las Heras.

Durante el año pasado, el primer cinemómetro (dispositivo para medir en tiempo real la velocidad) de fotomultas fue instalado en los cruces del Acceso Norte, y luego se sumaron radares fijos en Julio A. Roca y César Palacios, entre las calles Perú y Boulogne sur Mer. Monitorean la velocidad con una máxima estimada de 60 kilómetros por hora.

Actualmente, desde el municipio aseguran que están comenzando los trabajos sobre la avenida Regalado Olguín, desde Champagnat hasta los semáforos de la entrada del barrio 8 de Abril. En esa zona, se apostarán radares móviles, considerando que próximamente se realizará un asfaltado nuevo. “Para que la gente se vaya concientizando, se ha instalado cartelería. Como siempre, se hará un mes de concientización. Aún no se han realizado multas”, informó Tello.

Sin embargo, la noticia no ha sido bien recibida por algunos vecinos, sobre todo aquellos que viven en el barrio privado La Bastilla. Para poder ingresar al barrio deben realizar una rotonda, sin embargo, muchos alegan evitarla ya que han ocurrido casos de ataques con piedras a los vehículos en la zona. Así también, en horario nocturno, muchos deciden pasar en rojo el semáforo por razones de seguridad. “Si  uno pasa rápido es justamente porque no es una zona tranquila”, aseguró un vecino. “Habrá que escoger entre el riesgo o la multa”, analizó una vecina.

Frente a esto, Tello aseguró que el municipio tiene contemplación en el tema. En el caso de recibir una multa y realizar el descargo, el juez vial puede considerar el horario y la situación en que se realizó.

Si bien algunos vecinos reconocen que ha sido favorable el cambio en cuanto al respeto de las normas viales, muchos otros han realizado denuncias sobre la precisión en la detección de la velocidad y otro tanto habla de un abuso por parte del municipio y que sólo se trata de una maniobra para lograr una mayor recaudación.

Como réplica a esto último, Fabián Tello explicó que, si se consideran los números del balance realizado hasta el momento, eso se puede refutar fácilmente. “Cuando lo implementamos en octubre, se hacían entre 700 y 800 multas por día y hoy el número fluctúa entre 40, 80, otros días 30. Eso demuestra que no se trata de recaudación porque con ese nivel de disminución no sería un negocio rentable para nadie”, respondió Tello.

Valores de las multas

Las multas por pasar el semáforo en rojo alcanzan los 17.000 pesos y por exceso de velocidad rondan los 15.000. Si el parte se abona de forma inmediata hay importantes descuentos.

El funcionario municipal asegura que se ha extendido el horario de atención del Juzgado Vial en calle San Miguel y Espejo, para que quienes lo precisen puedan realizar reclamos. En el caso de desconocer la infracción, hacer el descargo correspondiente y poder observar las cámaras.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA