Qué es el porteo y cómo su uso adecuado es importante para un sano contacto con el bebé

Madre lleva a su hijo en brazos. Foto: Cerquitamio.
Madre lleva a su hijo en brazos. Foto: Cerquitamio.

La consultora en porteo Natacha Largayoli se refirió a la importancia de promover el uso de portabebés como una práctica universalmente aceptada, con beneficios tanto para el niño como para el cuidador.

La importancia de mantener un contacto constante entre los padres y sus bebés a través del porteo ergonómico, con el fin de brindarles beneficios emocionales, fue manifestada por Natacha Largayoli, consultora en porteo, fundadora de Sabia Crianza, un espacio multidisciplinario dedicado a acompañar a las familias en la crianza de sus hijos.

En este caso, esta concientización está enmarcada en la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, que se celebra durante la presente semana.

“Portear” es una forma de transportar al bebé a través de un dispositivo, conocido generalmente como portabebé, y en esta oportunidad se da a conocer el porteo ergonómico, seguro y respetuoso, ya que se desconoce la forma correcta de portear.

De este modo, muchas personas, por falta de información, portean con mochilas que pueden perjudicar la columna y cadera del bebé. Explicó Largayoli que la Semana Internacional de la Crianza en Brazos se celebra desde 2008 gracias al movimiento que generó Baby Wearing International, una ONG cuya misión es promover el uso de portabebés como una práctica universalmente aceptada, con beneficios tanto para el niño como para el cuidador.

Desde el año 2017 Sabia Crianza organiza eventos y campañas de difusión en la Ciudad de Mendoza para hacer conocer los beneficios del porteo, que consiste en una práctica ancestral en la que los padres priorizan el contacto constante con el bebé a través de un dispositivo conocido como potabebé.

“En cuanto al porteo, es importante que se cuide la columna y cadera del bebé, y también el cuerpo del adulto. Para ello se deben tener en cuenta varios aspectos”, sostuvo la especialista.

A tener en cuenta

* Que el bebé siempre vaya en posición vertical, y no en posición cuna dentro del portabebé, ya que esto puede generar asfixia postural.

* Que la columna del bebé vaya redondeada. De esta manera respetamos su posición fisiológica, ya que el bebé cuando nace no está preparado para que se lo rectifique.

* Que la cadera del bebé esté basculada (piernas más arriba que la cola), contribuyendo al buen desarrollo de su cadera, ya que si el bebé cuelga podríamos perjudicarla.

* Que se use el portabebé adecuado a su etapa de desarrollo (fular y bandolera desde que nacen hasta que logran la posición de sentado, aproximadamente a los 6 meses de edad y portabebé de panel como mochilas o meh dai a partir de que el bebé se sienta).

“El consejo que puedo dar desde mis estudios y conocimientos es que resulta muy amplia la variedad de portabebés que podemos encontrar en el mercado. Muchas familias desean portear a sus bebés y caen en productos que pueden perjudicar sus cuerpos, por eso es importante informarse bien antes de elegir el mejor. Hay consultoras y asesoras de porteo que pueden guiar y ayudar a obtener el portabebé que mejor se adapte a las necesidades de tu familia”, dijo.

Agregó: “Los bebés no se acostumbran a los brazos, los necesitan. El cuerpo de su mamá es el hábitat que el bebé reconoce cuando nace, es el único espacio seguro para él, allí podrá satisfacer todas sus necesidades físicas y emocionales”.

En este sentido, manifestó que el porteo puede ayudar a las familias a mantener este contacto sin descuidar sus tareas y responsabilidades diarias.

“No es lo mismo dejar al bebé en el cochecito o la cuna, que tenerlo cerca nuestro brindándole seguridad y confianza”, consideró.

Finalmente, a las mamás que deben salir de su casa para trabajar y dejar a sus hijos al cuidado de otra persona, sugiere aprovechar los momentos a solas con el bebé y tener mucho contacto.

“El porteo puede ser un gran aliado para estos casos. También se puede enseñar a los cuidadores esta práctica, ya que los bebés sentirán este vacío y necesitarán más contención”, dijo.

Concluyó: “A no frustrarse, a veces vale más la calidad que la cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA