La fe pudo más que el frío y más de 2.000 fieles rogaron a San Cayetano en Godoy Cruz

Pese a las bajas temperaturas, se formaron largas filas de mendocinos para venerar al santo del trabajo en Godoy Cruz. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Pese a las bajas temperaturas, se formaron largas filas de mendocinos para venerar al santo del trabajo en Godoy Cruz. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Las muestras de devoción se acentuaron con la crisis económica y los mendocinos volvieron a pedir trabajo de manera presencial tras la pandemia también en Junín.

La profunda crisis económica, las necesidades insatisfechas de muchas familias mendocinas y la “decepción” y “bronca” en la clase política como el camino para las soluciones que requiere la sociedad fueron el motor que movilizó a más 2.000 personas durante toda la jornada de este domingo en la que se rinde culto a San Cayetano, el patrono del trabajo. Sobre el final del día, más de 500 fieles realizaron la procesión en Godoy Cruz, como cada 7 de agosto.

Luego de dos años de pandemia de coronavirus, volvió a realizarse la procesión de manera presencial. La situación epidemiológica estable y el avance en la campaña de vacunación en todos los grupos etarios de la población, contribuyeron a que esta convocante celebración religiosa se volviera a vivir con una gran emotividad. Incluso con creyentes que lo hicieron por primera vez.

Todo se dio en un contexto en que los fieles acudieron a la parroquia de San Cayetano, en Godoy Cruz, “para agradecer, aunque no tuvieran trabajo”. “Vinieron a agradecer con un profundo sentimiento y con ganas de salir adelante”, comentó a Los Andes el padre Ricardo Poblete, a cargo de esa iglesia que venera al santo del pan y el trabajo.

Con la fe intacta y mucho abrigo

A pesar de las bajas temperaturas y la ola polar que amenaza a la región, los fieles acudieron a rezar a San Cayetano bien abrigados y algunos incluso con paraguas, frente a la posibilidad de que hubiese lluvia, que había sido pronosticada.

Trabajo y pan fueron los motivos por los cuales cada año el santo genera la devoción de los mendocinos y de los argentinos, acostumbrados a los vaivenes de la economía y la crisis cíclica.

Pero las personas que llegaron a las diferentes misas, que en Godoy Cruz se realizaron cada dos horas desde las 8 de ayer, no dejaban de advertir la incertidumbre sobre las nuevas medidas y cambios en el gabinete presidencial, así como de la incesante inflación.

“La respuesta es muy positiva. La gente vino a agradecer a San Cayetano, aunque tengan la necesidad de un empleo. Hay un gran descontento por la situación del país, pero a la vez, hay ganas de salir adelante, de luchar”, dijo el religioso.

La oración del párroco se centró, en las distintas misas que se hicieron en el día, en las condiciones dignas de trabajo.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

A nivel nacional, el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli apeló a los creyentes a adoptar “actitudes solidarias y fraternas que nos permitan reconstruir esta Argentina que nos duele a todos” y en la que “el pan que alimenta nuestra vida diariamente se hace más inalcanzable a causa de la inflación asfixiante”.

A las 8 de la mañana, la Municipalidad de Godoy Cruz, realizó cortes en la intersección de Santos Dumont y Chacabuco, Anatole France y Anzorena. También en O’ Higgins y Chacabuco, Malvinas Argentinas y Derqui, y en Derqui y Santos Dumont. Se recomendó a los automovilistas evitar la zona para permitir el libre acceso de los creyentes.

Se instalaron baños químicos comunes y adaptados para personas con discapacidad para facilitar la llegada de las personas de toda la provincia.

Familias enteras llegaron para venerar al patrono considerado como el patrón de los gestores administrativos, así como de las personas que buscan trabajo y se encuentran desempleadas.

Las manifestaciones de fe se repitieron en el santuario que el santo del trabajo tiene en Orfila, Junín. Allí la misa central se celebró a las 19 y la clásica procesión de antorchas comenzó a las 20. Durante toda la jornada los fieles llegaron al Este provincial para demostrar su devoción, agradecer y pedir empleo.

A San Cayetano se le atribuyen varios milagros. La historia se remonta a Venecia, donde se encontró con una joven a la que estaban por amputarle una pierna. Cayetano besó su pierna y le hizo la señal de la cruz. Esto provocó que se curara y los médicos debieran cancelar la operación.

También durante una época de sequía, un campesino le rogó a su imagen por agua y le ofreció una espiga de trigo. A los tres días de su súplica, llovió tanto que la ciudad se inundó, pero los campesinos pudieron salvar sus cosechas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA