La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño que el resto

La DGE presentó el primer informe para medir resultados tras la implementación del Plan Estratégico de Alfabetización de la Provincia de Mendoza. Las autoridades del gobierno escolar se expresaron más que conformes con su apuesta, destacaron que una mejora en primer grado permitirá disminuir esas brechas entre entornos en el futuro. Se amplió el relevamiento a 90% de la matrícula escolar y se está cerca del núcleo duro.

La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño
La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño

Se transita el último tramo del ciclo lectivo que tuvo como particularidad la aplicación de nuevas estrategias por parte de la gestión educativa de Mendoza. Es que este año se aplicó por primera vez el Plan Estratégico de Alfabetización de Mendoza (PEAM), aprobado como ley provincial y que apuntó a establecer la alfabetización como política de Estado. Transcurrido este periodo, la Dirección General de Escuelas (DGE) -y el gobierno provincial- salió a mostrar los primeros números del balance que en principio les dan un buen resultado y los dejó contentos.

La estrategia en la que ha puesto todas las fichas el gobierno escolar apunta a evaluar y mejorar la fluidez lectora de los alumnos considerando que esto redundará en una mejora del rendimiento académico y sus trayectorias.

Por eso fueron a la Legislatura y, orgullosos, mostraron que superaron el objetivo fijado para este año: lograr que la proporción de alumnos con desempeño crítico en esta habilidad fuera menor a 8% entre los estudiantes de 3° y 6° de primaria. De acuerdo a lo que presentaron ayer, esta proporción fue mejor aún y está en 7,1% en 3° y 7,6% en 6°.

Al iniciarse esta estrategia de medición, en 2021, en 3° estaba 30,6% en estado crítico mientras que en 6° era 18,7%.

La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño
La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño

Sin embargo, la “enfermedad” persiste en algunos sectores. Es que las escuelas marginales, tanto de ámbitos rurales como urbanos, mostraron un marcado peor desempeño que el resto. Allí la proporción de chicos con dificultades es de 13,3% en 3° y de 11,8% en 6°. En definitiva en el grado de los más pequeños casi llegan a duplicar al promedio del total de las escuelas en el mismo año.

Balance y apuesta superadora

La información se conoció ayer en la presentación de los datos 2023 del Plan Estratégico de Alfabetización de la Provincia de Mendoza (PEAM).

Se trata de la estrategia que el gobierno escolar local empezó a implementar este año como correlato de su gran apuesta: el Censo de Fluidez Lectora y con lo cual considera que habrá mejoras en el desempeño académico de los estudiantes.

El proceso incluye tres relevamientos anuales en las aulas, el análisis, observaciones y recomendaciones. Con estos datos la DGE conforma la base para la medición del desempeño del Plan.

“Lo que estamos mostrando hoy es la muestra que hizo la primera quincena de noviembre con resultados muy esperanzadores (....) realmente estamos muy, muy contentos”, afirmó el Director General de Escuelas, José Thomas, en la presentación. “Pensemos que cuando volvimos de la pandemia, con todo lo que la pandemia ha significado, estábamos alrededor del 30% de chicos en nivel crítico en alfabetización y hoy estamos cerrando el año con menos del 8%”, sostuvo.

Incluso, entusiasmados en el área, el informe anuncia que para el año 2025, la meta es aún más ambiciosa: reducir este porcentaje a un 4%.

La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño
La DGE celebró una reducción de alumnos críticos en fluidez lectora pero las escuelas marginales mantienen peor desempeño

Un número tan reducido puede hacer suponer la cercanía a un núcleo duro más difícil de superar. Consultada sobre el tema, Romina Durán, directora de Evaluación de la Calidad Educativa señaló: “Entendemos que el núcleo duro es el 5% y estamos en el 7%”.

Por otra parte, sumó que los chicos de las zonas más vulnerables suelen tener una caída en el rendimiento en el verano y hay que ver cómo llegan en abril del año próximo.

Las brechas

En setiembre, la DGE anunció que disminuyeron las brechas en el desempeño en los colegios de todos los ámbitos y gestiones, entre escuelas públicas y urbanas, rurales y urbanas. Sin embargo, las escuelas marginales siguen mostrando más dificultades que las otras, con comunidades afectadas por cuestiones socioeconómica quizás de larga data y un contexto poco favorable que se deteriora a pasos agigantados, inflación mediante y problemas anexos.

Al respecto Durán puso el acento en que, pese a que en las escuelas marginales hay peor desempeño, este se ha reducido notoriamente. Los gráficos de la DGE dan cuenta de que en esos establecimientos se pasó de 41,4% de los chicos de 3° en estado crítico a comienzos de este año, a 23,8% en la segunda medición y de allí al 13,3% en la última.

“La disminución es cercana al 30%; obviamente que el número no es el mismo que en la ruralidad y en las escuelas urbanas, pero se ve que hay una mayor mejora y una tendencia a que esto vaya mejorando”, subrayó.

Apuesta en primer grado

“Resultados esperanzadores” anuncia el gobierno escolar en el apartado del informe que muestra lo relevado en el operativo de lectura en primer grado.

Esta estrategia alcanza a todos los estudiantes del sistema educativo que se aspira a que cuenten con las habilidades requeridas para el nivel en el que se encuentran. Pero se toman como grados focales a 3° y 6°.

Asimismo se ha incluido una mirada particular en 1er grado, para evaluar qué proporción de chicos salen efectivamente alfabetizados. En este sentido el último informe mostró que 50% está en un nivel avanzado mientras que 36% se encuentra en nivel básico y medio lo cual, según explicaron, implica también haber cumplido con lo que se espera para el nivel.

“El básico es también un desempeño deseable”, señaló Durán. Esto también en relación a los chicos que salen del estadío crítico todos los años. Detalló que algunos pasan de crítico a medio o avanzado y que quienes pasan a básico (el segundo nivel desde abajo hacia arriba) siguen dentro del programa de fortalecimiento de trayectorias.

“Encontramos que casi el 50% de los chicos tienen una buena alfabetización, el 75% está por arriba de lo esperado y eso a mitad del primer grado, con una evaluación nueva que hemos incrementado este año, es un dato muy esperanzador para Mendoza”, dijo Thomas.

“Esto quiere decir que mientras que mantengamos estos niveles de alfabetización en los primeros años de la educación obligatoria, nos aseguramos en el futuro tener que invertir menos en esto y poder invertir más en otras líneas como matemática, como inglés, como otras políticas que son también muy importantes para la educación”, agregó.

Para el funcionario este logro en las primera etapas favorecerá el achicamiento de las brechas dentro del sistema.

“Esto ha sido una política que tiene un año, que es trabajar muchísimo en la primera infancia para disminuir la brecha; lo que dice toda la investigación es que cuando uno logra esto al principio, después esa brecha no se agranda tanto”, explicó.

Y agregó: “Hemos mejorado muchísimo más en los sectores vulnerables, tanto rural como marginal, que en los sectores con menos problemas sociales; todavía hay diferencia -aceptó- pero entre la ruralidad y lo urbano casi no hay diferencia; en los sectores marginales tenemos un poco más y ahí es muy importante también esto que se viene planteando, la unión con desarrollo, la unión con condiciones de educabilidad, poner más horas, contener de otros lugares, ver qué hacemos en el verano”.

En este sentido dijo que hay que trabajar de manera articulada con otras organizaciones como clubes y municipios para fortalecer la contención.

Se llegó a 9 de cada 10 alumnos

Otro aspecto que destacó el informe es un alcance histórico del censo. Así, la segunda medición de este año llegó a 90% de la matrícula, 318.097 alumnos de 1.257 escuelas.

Durante 2022 el máximo alcanzado en las tres ediciones fue 83% de la matrícula mientras que en la primera de este año fue de 88%.

Este año iniciaron el ciclo lectivo 445.488 estudiantes desde nivel inicial a secundaria.

En el estreno del plan además, se invirtió más de lo establecido.

La creación del Plan Estratégico de Alfabetización de Mendoza (PEAM) fue aprobada por unanimidad en diciembre de 2022 en la Legislatura. Implicaba una afectación específica anual de no menos del dos por ciento (2%) del Fondo de Financiamiento Educativo Nacional (Ley Nº26.075). Este fondo en 2023 asciende a $74.695.800.000, el 2% es $1.493.916.000,00. Entonces aclara que el monto asignado ha sido prácticamente el triple: $4.374.624.210,00, lo que representa el 5,85%.

La mayor proporción se destinó a líneas de fortalecimiento de trayectorias, se trata de 83%. Además, 9% fue a la adquisición de libros, 6% a la formación docente y 0,88% a la evaluación.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA