Julieta Porta: “Siento que soy el instrumento para que la gente se entere de que hay oportunidades”

23 Junio 2022 Sociedad

Julieta Luz Porta, capacitadora y tallerista.
La licenciada Julieta Luz Porta capacita y dicta talleres en distintas ciudades del mundo.

Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
23 Junio 2022 Sociedad Julieta Luz Porta, capacitadora y tallerista. La licenciada Julieta Luz Porta capacita y dicta talleres en distintas ciudades del mundo. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La joven de 24 años ya es licenciada y está a seis materias de convertirse en ingeniera en Dirección de Empresas. Se hizo más conocida cuando uno de los proyectos que armó en equipo fue seleccionado por la NASA. Promueve las iniciativas de impacto.

Escuchar con la seguridad con la que expone sus aprendizajes puede llevar a que el oyente caiga en uno de esos prejuicios que Julieta Porta aún suele padecer cuando se presenta en determinados auditorios. Algunos imaginarían sus conceptos en la boca de un hombre a punto de jubilarse como CEO de una compañía o que ya lo ha hecho y se dedica ahora a volcar sus experiencias ante un público ávido de recetas para lograr las metas.

Ella, en cambio, se anima a patear el tablero y con 24 años -casi recién cumplidos- se asume como un “instrumento para que la gente se entere de que hay oportunidades y que todos podamos aprovechar un mundo tan conectado para este tipo de cosas”.

Julieta salió del anonimato cuando uno de sus proyectos pasó el filtro de la NASA y otra iniciativa en la que participa, AgroJusto, fuera premiada por la ONU como mejor pyme con el Global Winners Best Small Business en la Cumbre Mundial de los Sistemas Alimentarios. Luego representó a Mendoza y a la Argentina en el Women’s Forum for the Economy and Society (en Ecuador) y en el XII Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios (desarrollado en México) donde fue nombrada como vocal de la comisión directiva de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios.

En el cierre de 2021 fue tapa de la revista Rocking Talent y hace unos meses fue parte de la campaña “La belleza es nuestra inspiración” de Loreal Argentina.

Todo ocurrió entre diciembre de 2020 y lo que va de este año, aunque ya venía dando charlas desde hace cinco años sobre ejecución de proyectos, iniciativas de impacto, gestión de equipos y start-ups. Cuenta que arrancó en escuelas y que luego llegaron las convocatorias del sector empresario, académico y de la administración pública.

Me dicen suertuda y, en realidad, no es así. Vos tenés las oportunidades allí, pero si no las aprovechás, las cosas no suceden. Hay un componente de suerte, pero tenés que intentar muchas cosas y mover la energía. Tenés que elegir e ir poniendo foco en algunas cosas y si te das cuenta de que algo no es para vos, rápidamente volver a otra y probar de nuevo”, reflexiona a la vez que advierte que estos movimientos de la energía suelen generar críticas porque “todavía hay que luchar contra muchos prejuicios”.

Si bien hay quienes la consideran la versión femenina de Mateo Salvatto (emprendedor especializado en robótica, también tapa de la Rocking Talent, en agosto de 2020), ella insta a evitar las comparaciones y desandar su propio camino “cada uno con lo mejor que tiene”. Se conocen, han compartido momentos y charlas, pero cada uno tiene su estilo. “Creo que tengo un perfil diferente y es bastante complejo esto de ser mujer, de pararse ante personas que tienen muchos más años de experiencia y que esperan escuchar tu título o qué hiciste para validarte.”

Durante la entrevista combina su vida y sus aprendizajes con las recomendaciones o -como le hizo llegar un alumno de una escuela en la que disertó- “los puntos importantes” que suele dejar, algunos de los cuales repitió esta semana ante la platea expectante de tantos adolescentes que asistieron a la ExpoEducativa.

Mira atenta ante cada pregunta, se toma unos segundos, respira y responde. Habla de nivel de energía y de componente emocional, de aprender del resto, de descubrir cada uno su talento, de saber a quién preguntar y con quién asociarse, de contar con un equipo sólido con diferentes perfiles que permita sortear las dificultades.

-¿Qué tiene que tener un equipo para que funcione?

-Tiene que ser diverso. Tiene que tener aversión al riesgo de que todo va a cambiar. Tiene que tener respeto por los criterios de los demás. Tiene que trabajar muy bien el tema de los egos, entendiendo que los roles y las funciones van a ir cambiando y que los propósitos personal y del equipo tienen que estar alineados.

La niña curiosa que llegó a la NASA

Desde su paso por las aulas del Instituto Virgen del Carmen de Cuyo (IVCC) de Maipú, en la primaria y secundaria hasta su cursado en la Universidad Juan Agustín Maza siempre se mostró muy sociable.

Aquella niña y adolescente curiosa, que desde temprana edad disfrutaba hacer cosas muy diversas, juntarse con todo el curso y aprender de todos los puntos de vista, logró capitalizar esa actitud como una herramienta de trabajo y hoy reconoce entre sus talentos que es “buena sacando lo mejor de los demás”.

Eso me ayudó en la facultad también. El haberme juntado con gente de diferentes carreras hizo que después en los proyectos ya sé a quién llamar. Entonces cuando necesito una opinión más analítica, me voy a los de ingeniería, o cuando necesito que me ayuden con la comunicación, me voy a los perfiles que tienen que ver con las habilidades más blandas”, explica esta ya licenciada que está a seis materias de convertirse en ingeniera en Dirección de Empresas.

Julieta junto a los mendocinos integrantes de Zonda Incorporated.
Julieta junto a los mendocinos integrantes de Zonda Incorporated.

Después de remar bastante, de cambiar de rumbo cuando las cosas no funcionaban, llegaron los reconocimientos y siguieron casi dos años en los que a veces da dos charlas por día.

El equipo Zonda Incorporated (cocreado y dirigido por Julieta que está integrado por los mendocinos Sebastián Calvera López y Wenceslao Villegas y el guatemalteco Sergio Dubon) creó Flut Mapper, una app que provee información en tiempo real sobre inundaciones brindada por los satélites. En diciembre de 2020, se conoció que el proyecto era uno de los seis finalistas del “Space Apps Challenge”. Y un mes después, llegaba la confirmación de que la NASA había elegido la iniciativa.

Fue una época de mucho aprendizaje porque de repente uno va haciendo las cosas no con un fin último. Uno va haciendo las cosas por tener experiencia, pero no se imagina lo que viene después”, cuenta la joven que aclara que el proyecto sigue cumpliendo sus etapas aunque los integrantes del equipo se han enfocado en terminar sus estudios.

La exposición redundó en más demanda de asesoría y la necesidad de hacerlo a mayor escala. “Llegó un punto en que no podía abarcarlo sola”, confiesa Julieta. Así nació la sociedad que hoy le permite “ser más productiva”. Con su socia Paz crearon Mycorrhiza -que tal como indica su brief- “asesora a proyectos relacionados a la tecnología del agro, empresas de software, relacionadas al metaverso, de tecnología de la educación, proyectos aeroespaciales, de biotecnología, de salud, sustentabilidad entre otros”. Y están presentes en varios países de América latina.

Ayuno de opamina

“Mis días no son todos iguales. Tengo un margen de tiempo para adaptarme a lo que sé que va a ir pasando y también a mis niveles de energía”, describe con una voz tan fresca y suave como enérgica que sin duda invita a la acción, a que la idea se transforme en un proyecto y que el proyecto pueda concretarse.

Lejos de establecerse una rutina o de copiar recetas de otras personas, tiene algunos tips para ser lo más productiva posible. “En un día normal, siempre arranco leyendo un libro físico. Nunca con el celular de una”, detalla y argumenta que siente que los libros la salvaron en una época que estuvo “muy bajón”. No siempre son de negocios las lecturas elegidas, además hay sobre filosofía, espiritualidad, neurociencia, psicología, novelas. Y cuenta que con un amigo tienen la teoría de que leer varios libros al mismo tiempo te permite tener muchas visiones.

Me gusta mucho el concepto de ayuno de opamina. Por eso, no empiezo el día con el celular. Después sí me informo, veo, busco... pero una vez que no me comparé con el resto, que no me puse mal por otras cosas y digo ‘tengo estas 24 horas ¿cómo las voy a usar?’”, explica y aclara que en ese comienzo de jornada también dedica un tiempo para agradecer. Se considera agradecida por su familia, sus amigos, sus maestras y profesores, por las condiciones en las que ha crecido porque siente que puede cambiar las cosas desde su lugar “cuando hay un montón de gente condenada a tener una cierta vida porque no nació con las mismas posibilidades que yo”.

Luego, sigue con lo que más le pesa, que a veces puede ser preparar una materia. “Hay un libro que se llama ‘Tráguese ese sapo’ y me ayudó a darle sentido a empezar por lo más difícil primero. No me lo cuestiono. Me lo saco de encima rápido y tengo otra energía para el resto del día.”

Esta joven maipucina repasa una pequeña lista de lo que siente le hace bien: escucharse a sí misma; respetar las horas de sueño; entrenar; respirar; conectarse con la naturaleza.

23 Junio 2022 Sociedad

Julieta Luz Porta. (Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes)
23 Junio 2022 Sociedad Julieta Luz Porta. (Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes)

“Me ha pasado estar saturada de trabajo. Necesitaba estar fresca para que se me ocurrieran las ideas, y al no dormir lo suficiente y no volver a entrenar y estar todo el tiempo cumpliendo deberes, no rendía lo que tenía que rendir. Si uno quiere ser creativo, quiere empatizar, quiere estar generando ideas no convencionales, sí o sí tenés que cuidar tu cerebro, tus emociones, tu modo de pensar, tu estado anímico y tu estado de salud. Hay una conexión re-importante”, afirma admitiendo que su punto de vista de ver las cosas es “bastante holístico”.

Fascinada de ver cómo se crean nuevos proyectos y cómo interactúan los grupos de personas cuando quieren crear cosas para la sociedad, dice que prefiere vivir su vida moviéndose y luchando por las cosas que le parece que hay que trabajar en conjunto y con el talento de los demás. “Incluso, a veces, las ideas no son mías. En AgroJusto me acoplé, pero era una start-up que nació de otras personas. Me encantaba lo que hicieron y me acoplé. Muchas veces, no tenés que ser vos la de la idea”, cierra convencida de que se ve en el futuro dedicándose a cosas de impacto y creando muchos equipo de trabajo.

La importancia del estudio

“Siempre les digo a los chicos: ‘Estás teniendo educación, estudiá. Tenés una chance, tenés una oportunidad. Y si no estás cómodo con eso, estudiá otra cosa, pero el estar estancado durante mucho tiempo y no moverte por el miedo al qué dirán hace que no aproveches y no seas agradecido con las oportunidades que tenés, porque ese lugar lo puede estar ocupando otro chico que tal vez necesite estudiar y le gusta y se siente bueno en eso’”, insiste Julieta Porta profundamente agradecida con los docentes que contribuyeron a que ella sea lo que es hoy.

Julieta busca motivar a los jóvenes con sus charlas, a perder sus miedos y animarse a trabajar en pos de sus proyectos.
Julieta busca motivar a los jóvenes con sus charlas, a perder sus miedos y animarse a trabajar en pos de sus proyectos.

Sabe que la formación académica nunca es suficiente. “Cada uno tiene que ir armando su perfil a su medida. No podemos luchar contra los sistemas porque sería ineficiente; igual le dejo el espacio a las personas que lo hacen. Yo Julieta elijo actuarlo y me gusta encontrar nuevas formas de innovar sobre el sistema educativo”, considera.

Es tal su insistencia al respecto que un estudiante que vio una de sus charlas destacó en un documento que denominó “Puntos importantes de Julieta”: “No siempre se puede ir contra el sistema. Para ser crack en algo y quizás lamentablemente tengas que estudiar sí o sí, para luego aplicar lo que aprendiste”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA