Identidades LGBT+: cómo cambió el discurso de la ficción y cómo crear contenidos con perspectiva en diversidad y género

Orlando Pelichotti / Archivo Los Andes
Orlando Pelichotti / Archivo Los Andes

Con el marco de la Marcha del Orgullo que se realizó el sábado, la Federación Argentina LGBT puso en evidencia la evolución en el uso del lenguaje en referencia a las identidades.

Se sabe cuánto el habla y en particular los medios de comunicación han contribuido y contribuyen en la construcción del imaginario social.Y en se sentido cuánto han influido en el sostenimiento de estereotipos acordes al discurso de la época. Sin embargo, de la mano de cambios culturales hay cambios discursivos y es lo que se aprecia en la construcción de identidades asociadas a los géneros, en particular aquellos que están por fuera de la heteronorma.

Un análisis realizado por la Federación Argentina LGBT puso en evidencia la evolución en el uso del lenguaje en referencia a personajes de la comunidad en historias de ficción. Lo hizo junto a Babbel, una plataforma de aprendizaje de idiomas.

Marcha del Orgullo LGBTIQ+. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes
Marcha del Orgullo LGBTIQ+. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes

“Sabemos que cambiar la forma en la que hablamos es algo que a veces no es fácil y cuesta mucho. Es bueno reconocer que cada esfuerzo que se haga es importante, dado que es un debate simbólico y gramatical. Hay otras formas de pensar en expresiones que no caigan en reforzar el masculino universal”, sostuvo Flavia Massenzio, Presidenta de la Federación Argentina LGBT. Y agregó, “es importante hacer aportes en este sentido y, sobre todo, respetar y no banalizar los aportes de les demás”.

El sábado se realizó la edición número 31 de la Marcha del Orgullo LGBTQ+ y lo difundió en el marco de la “Semana del Orgullo”.

Los cambios en la construcción de los personajes

Los primeros personajes de la comunidad LGBTQ+ en ficciones televisivas argentinas surgieron en programas de sketches cómicos emitidos entre los años 1968 y 1990. Las primeras representaciones fueron sumamente bufonescas, con personajes simplificados y cuerpos construidos desde lo grotesco y exacerbado, mediante el discurso, los gestos, el habla, las expresiones y vestimenta. Estos programas solidificaron el arquetipo de “loca” o “machonas” en el imaginario popular utilizando expresiones despectivas como “mariquita”, “marica”, “trolo”, “mariposon” o “balin” en referencia a los varones homosexuales y “marimacho”, “machona”, “torta” o “tortillera” para referirse a mujeres homosexuales. Eran sólo “personajes pintorescos”, donde se los estigmatizaba a través de recursos lingüísticos como, el chiste, las burlas, las frases con doble sentido e incluso el insulto, entre otros. A lo largo de los años, y gracias a la lucha y la visibilización de las problemáticas del colectivo, esto fue modificándose y evolucionando. Hoy en día el uso del lenguaje hacia personas de la comunidad LGBTQ+ y la construcción de los personajes en ficciones televisivas no son más tan estereotipadas ni tan discriminatorias y forman parte de la historia a contar representado ciudadanos comunes y no marginados.

Marcha del Orgullo LGBTIQ+. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes
Marcha del Orgullo LGBTIQ+. Foto: Marcelo Rolland / Los Andes

“El lenguaje es la herramienta más utilizada a la hora de pensar en sesgos de género. Por lo tanto, es importante fomentar nuevas formas de comunicar sin estereotipos, en las ficciones televisivas y en la totalidad de los medios de comunicación”, comentó Allan Martinez, creador de contenido de Babbel Live “Desde Babbel, reconocemos la historia de invisibilidad forzada, de identidades desfiguradas y borradas. Por eso tomamos este tema tan en serio: se trata de darle visibilidad”, concluyó.

Guía para Producciones Audiovisuales con Perspectiva en Diversidad y Género según la Federación Argentina LGBT

Para promover la evolución y el cambio hacia un tratamiento no discriminatorio e inclusivo ha sido importante el aporte de organizaciones como la Federación Argentina LGBT. Esta ha elaborado una Guía para Producciones Audiovisuales con Perspectiva en Diversidad y Género. Algunas de las recomendaciones en el uso del lenguaje en referencia a personajes de la comunidad LGBTQ+ en ficciones televisivas y cinematográficas son:

- No usar términos, nombres o apodos de manera peyorativa, para referirse a los personajes del colectivo, que desacrediten, estigmaticen, ridiculicen o discriminen.

- Construir personajes que no sean solamente estereotipos, desde el lenguaje y lo visual, por ejemplo: lesbianas con aspecto y lenguaje masculino y violentas o “machonas”, hombres gays afeminados y superficiales, personas trans con vocabulario simple o escaso y cuyo eje son los problemas de consumo y el trabajo sexual.

- Respetar el principio de autodeterminación de las identidades, desde su orientación sexo-afectiva como desde su identidad de género-sexo. En este sentido, siempre es importante referirse a las personas del modo y con el pronombre con los que prefieren ser nombradas y respetarlo. Hacer mención de su identidad de género, de su cuerpo o de orientación sexual sólo cuando tenga interés informativo, o para la construcción del personaje o de la historia, siempre y cuando ese “interés informativo” no sea discriminatorio.

- No es necesario apelar a discursos panfletarios a la hora de pensar en la difusión de derechos, sino construir un universo donde estos espacios existan. Reivindicar los espacios de pares y las organizaciones dentro del universo del personaje.

- No focalizar el conflicto del personaje en su orientación sexual o identidad de género a través del discurso. Un personaje que forma parte de la diversidad sexual puede tener otros problemas, conflictos o motores dramáticos. No es necesario presentar su orientación o identidad como conflictiva o tensionante, puede ser una característica más del personaje.

Las más dañinas representaciones de la identidad LGBTQ+ en el cine y la televisión

La plataforma de idiomas Babbel ha entrevistado cuatro de los guionistas queer más respetados del Reino Unido: Jake Graf, Oliver Warren, Charlie Tidmas y Jade Winters. Ellos compartieron sus opiniones sobre cómo la televisión y el cine de todo el mundo han tenido éxito o han fracasado en la representación queer. El resultado fue una inmersión profunda en las complejidades de representar la identidad queer, una exploración del papel que tienen el lenguaje y el diálogo en el desarrollo de personajes en pantalla y la importancia de la representación en la transición hacia una sociedad más inclusiva.

Las películas y los programas de televisión que obtuvieron los mayores elogios por su interpretación sutil de la experiencia queer incluyeron la película Moonlight de Barry Jenkins de 2016, elogiada por su falta de sensacionalismo, caricatura y exageración, y tres de los éxitos recientes, Heartstopper, Euphoria y Sex Education, que también fueron muy elogiadas por su representación de personajes queer y su uso de un lenguaje inclusivo.

Por su parte, algunos de los programas de televisión más queridos de la historia reciente no han resistido la prueba del tiempo, ya que los guionistas revelan su decepción por la presentación y la burla de la identidad LGBTQ+ en ciertos programas, incluida la sitcom estadounidense de los 90 Friends, la sitcom británica del año 2004 The IT Crowd y las exitosas series Game of Thrones y Glee.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA