Habló la piquetera que se volvió viral: “Todos los que vamos a una manifestación queremos un trabajo digno”

El testimonio de la mujer de 28 años se hizo viral durante la última marcha piquetera. / Foto: TN
El testimonio de la mujer de 28 años se hizo viral durante la última marcha piquetera. / Foto: TN

La joven se defendió de las acusaciones que cayeron sobre ella y afirmó que aquel que realizó el recorte del video lo hizo con mala intención. Además, contó cómo ella y su marido hacen changas para mantener a su familia.

Soledad (28) en los últimos días fue noticia por sus comentarios durante una marcha en Buenos Aires a la que asistió con su esposo y sus tres hijos. Ahora contó cómo vive y afirmó que aquel que realizó el recorte del video lo hizo con mala intención.

En la entrevista durante el piquete, la joven, que tenía al lado a su hija de 4 años, había dicho: “La plata no alcanza para nada, los planes sociales los están cerrando. ¿Qué quieren, que trabajemos de 8 de la mañana a 5 de la tarde por la misma plata que nos pagan? Nos quieren mandar a trabajar a la calle y no es justo, porque toda la vida vivimos trabajando de esto”.

En diálogo con TN, se defendió de las acusaciones que cayeron sobre ella: “Siempre trabajé, si buscan referencias las van a encontrar”. También, señaló que día a día les inculca a sus hijos la importancia de ir a la escuela: “Saben que si no estudian van a tener que ir a una marcha a bancar al Gobierno”.

“Me expresé mal”

Soledad contó que se enteró de la viralización del video porque una amiga se lo mostró. “Me expresé mal, dije que no era justo porque 20 mil pesos los gasto en insumos básicos y los otros 5 mil no alcanzan para nada”.

“Todos los que vamos a una manifestación queremos un trabajo digno, pero esto es lo que nos tocó vivir. Mi esposo me acompaña en todo, y al comienzo no estaba de acuerdo en ir a las marchas”, expresó.

La mujer explicó que con la asignación y el plan social que le brinda el Estado está terminando de hacerle la pieza a sus hijos. Y señaló que le cuesta mucho conseguir trabajo porque se ocupa de cuidar a su familia y nunca terminó el secundario. “Lo que comemos es lo que nos da el plan social. Siempre hacemos changas con mi marido, podo árboles, aunque ahora tengo la máquina rota”, dijo.

Además, indicó que en un momento salía a vender pastelitos y medias. “No estamos a favor de lo que dijeron que somos vagos. Si la gente tendría trabajo no haría esto”. A su vez, aseguró que dentro de un año o dos retomará sus estudios para poder tener los estudios secundarios completos.

“Siempre lucho por estar mejor”

Entre las asignaciones que cobran ella y su esposo, los dos reciben cerca de $50 mil por mes. “No es que nos rinde o nos guste, tampoco llegamos a fin de mes, pero nos sirve. No queremos vivir toda la vida de esto”.

“Subsistimos haciendo ollas populares y roperitos. Siempre estamos tratando de solventar los gastos para que la gente pueda llevarse un plato de comida. Con el plan no llegamos a fin de mes, no nos gusta hacer esto”, completó.

“Siempre lucho para estar mejor, el que realizó el recorte del video lo hizo con mala intención. Todo lo que tengo me cuesta”, remarcó.

A pedido de quienes quieren ayudarla, Soledad compartió su CBU.
A pedido de quienes quieren ayudarla, Soledad compartió su CBU.

Cómo vive Soledad

“Yo tengo que trabajar, no pretendo que me paguen el plan. Cobro hace cuatro o cinco años, entré acá por un amigo porque justo mi esposo se había quedado sin trabajo. También trabajo en un merendero”, dijo. Y agregó: “A veces uno se queja, pero hay gente que está peor”.

A pedido de mucha gente, accedió a que TN comparta su CBU. Sin embargo, asegura que prefiere recibir alimentos o ropa para colaborar con el comedor en el que trabaja. “Nunca conseguí un trabajo en blanco. Me gustaría tener uno. Quiero jubilarme y estar mejor, que mis hijos vayan a una escuela privada”.

Su historia familiar

Durante su testimonio también narró una historia de abandono y tragedia familiar que le tocó atravesar desde que era muy chica.

En la entrevista con TN, reveló que perdió a su mamá cuando tenía 9 años y que su papá nunca la reconoció. Después de esto quedó al cuidado de su tío Francisco que tenía seis hijos.

“Después mi tía tuvo mellizos y no se podía hacer cargo de otra persona. Mi familia es muy humilde”, contó. A partir de ahí, Soledad tuvo que ir a estudiar a un internado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA