Falleció el reconocido periodista y escritor mendocino Rolando López

Rolando López
Rolando López

El “Roly” dejó decenas de obras literarias que demuestran su talento con la escritura. “No te olvides de poner que soy hincha de Godoy Cruz”, repetía.

El reconocido, y muy querido, periodista y escritor mendocino Rolando López (54) falleció hoy tras pelear contra una dura enfermedad. El renombrado profesional de la comunicación trabajó por 26 años en diario Los Andes -de 1993 a 2019-, mayoritariamente a cargo de la sección Policiales, en donde fue jefe desde 2001.

“Roly” no sólo sobresalía por su buena pluma, sino, y por sobre lo anterior, por su compañerismo en las redacciones que pisó, por su humor ácido y su fanatismo por su querido Godoy Cruz Antonio Tomba.

López ganó ocho premios en concursos de crónica periodística que están compilados en “8 Premiadas”, uno de sus libros, trabajó en muchos diarios y revistas y explotó su don por la palabra como escritor-fantasma en decenas de biografías e investigaciones.

El último libro que presentó fue " El boxeador que sonreía demasiado”, una biografía novelada de Alejandro Lavorante, mítico boxeador mendocino que enamoró a Estados Unidos en los ’60 y murió prematuramente, dejando su sueño incumplido.

Sus libros capturaban la esencia que Rolando eligió para autodefinirse. Él era un “cazador de personas ignotas con historias dignas de ser contadas”. “Me llamó la atención la situación de arañar el sueño anhelado y no poder alcanzarlo”, dijó en una entrevista con este medio sobre su última obra.

“El boxeador que sonreía demasiado” fue su séptimo libro, después de títulos como “Partes diarios” (Diógenes, 2000), “Entrevista con el bandido” (Diógenes, 2006), “Diario de un padre separado de su hija” (Cuatro Vientos, 2009), “Textos de periodismo para no morir en el bostezo” (Diógenes, 2011), “Canelo, el perro que esperó a su dueño durante 12 años” (Diógenes, 2015) y “Ocho premiadas” (Ed. Bruma, 2019).

“La Gran Robando”, un método que creó y pulió

Sus compañeros de redacción le atribuían haber creado la “Gran Robando” (juego semántico con su nombre) que consiste en encarar una nota policial allí donde no se ve demasiado el hecho policial. “El lado B de las escuchas telefónicas”, “Entrevista a un camión robado”, son algunos de los títulos de notas hechas con el método la “Gran Robando”. López, que llegó a disertar en algunas facultades de periodismo acerca de este método, dijo que donde otros ven vagancia, él ve imaginación para salvar una nota que parece perdida.

En 2013 fue finalista del Primer Premio de Crónicas La Voluntad, organizado por la editorial Planeta, Anfibia y la Fundación Tomás Eloy Martínez. En 2015, también estuvo entre los seleccionados por el Concurso Federal de Relatos “Héroes. La historia la ganan los que escriben”, organizado por el Ministerio de Cultura de la Nación.

“No te olvides de poner que soy hincha de Godoy Cruz”, remarcaba en cada nota que le hacían.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA