El robo de cables en la provincia subió un 73% con respecto a 2020

COOPERATIVA ELECTRICA ALTO VERDE DE SAN MARTIN, PERMANENTEMENTE TIENE QUE HACER TRABAJOS DE REPOSICION DEL CABLEADO ELECTRICO EN LAS ZONAS RURALES  POR LOS ROBOS QUE SUFREN A DIARIO, EN LA FOTO : OPERARIOS DE LA COOP, TRABAJANDO EN LA REPOSICION DE LOS CABLES
COOPERATIVA ELECTRICA ALTO VERDE DE SAN MARTIN, PERMANENTEMENTE TIENE QUE HACER TRABAJOS DE REPOSICION DEL CABLEADO ELECTRICO EN LAS ZONAS RURALES POR LOS ROBOS QUE SUFREN A DIARIO, EN LA FOTO : OPERARIOS DE LA COOP, TRABAJANDO EN LA REPOSICION DE LOS CABLES

Dicen que en los últimos meses esta tendencia se incrementó. En el Este provincial los usuarios reclaman que la caída del servicio es frecuente.

Desde hace un buen tiempo, muchos usuarios de internet, especialmente los de la zona Este de Mendoza, sufren la interrupción del servicio por el robo de cables, tanto de los convencionales como de los de fibra óptica, que sirven para proporcionar este servicio. Esto, como no puede ser de otra manera, ocasiona un grave perjuicio, tanto a los particulares como a las empresas de la zona.

Esta situación parece extenderse en todo el territorio provincial y de manera sostenida ya que, por ejemplo, desde la empresa Movistar detallaron que el robo de cables registrado en la provincia subió un 73% con respecto al del 2020, con un marcado aumento de estos hechos delictivos sobre todo en los últimos tres meses.

Por ejemplo, durante la semana que pasó se supo que luego del robo de este material hubo un corte casi general de internet en San Martín, Junín, Santa Rosa y parte de Rivadavia. Los ladrones, sin embargo, dejaron su “botín” tirado, ya que descubrieron que lo que había dentro del caño que arrancaron no era cobre.

“Semana tras semana, sufrimos cortes de internet. Yo soy usuario de Arlink y es materia corriente. La segunda semana de septiembre se vivió el peor, ya que estuvo el servicio cortado durante más de cinco horas. En la compañía apenas dan excusas y son usuales los cortes, pero supimos que hubo un corte por robo de cables y que los complicó bastante” comentó Gabriel, de San Martín.

Empresas y usuarios afectados

Como es esperable, las empresas proveedoras del servicio también se ven afectadas. Es el caso de Fotpik, que denunció en sus redes sociales que por el robo de cables de fibra óptica a su proveedor internacional se cayó el servicio y debieron ocupar gran parte de su jornada para reestablecerlo.

Ernestina, de Montecaseros, señaló que durante la mañana del miércoles pasado tuvo problemas debido a este hecho y que por esta razón no pudo llevar adelante sus actividades cotidianas en lo referido a lo laboral. “Tenía que responder algunos mails y me entraron otros correos de trabajo y tuve que pasarme internet con el celular. Por esta razón, me consumí todos los datos y tuve que pedir más”, dijo la mendocina. Rodolfo, por su parte, señaló que siempre tuvo problemas de cortes con Movistar. “Siempre tuve problemas, aunque se acabaron con la fibra óptima. O al menos desde que opté por esta opción nunca más tuve problemas”, señaló.

Consultados al respecto desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia indicaron no tener datos referidos a este tema, en tanto que desde el Ministerio Publico Fiscal señalaron que los robos que caen en su jurisdicción no están clasificados de acuerdo al material sino por el tipo de hurto.

Desde la empresa de telefonía celular Personal, en tanto, manifestaron que si bien han tenido problemas de este tipo en otras provincias como Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires donde este delito es común, pero en Mendoza no se han dado situaciones de este tipo.

Incremento

Desde la empresa Movistar ya se realizó una denuncia a raíz del grave aumento en los episodios de robos de cables registrados en la provincia de Mendoza ya que según exponen se incrementaron en un 73% en lo que va del año con respecto a todo 2020.

Según afirman desde esa firma, los primeros ocho meses de 2021 ya se registra un 73% de incremento de casos con respecto a los ocurridos en todo el año pasado, lo cual refleja un notable agravamiento de la situación, que ocasiona serios inconvenientes a los clientes y a la sociedad en general, afectando los servicios esenciales de emergencia, salud y seguridad, además de la actividad comercial y social de las personas. En los meses de junio, julio y agosto se produjo una marcada concentración de los robos, un delito que se registró con mayor recurrencia en las localidades de Maipú, Luján de Cuyo, Las Heras, San Martín, Palmira y el interior de Lavalle, Costa de Araujo, Cuadro Nacional, Tupungato y Vista Flores, afectando los servicios de telefonía básica y banda ancha.

Las cifras comparadas de 2020 contra 2021 reflejan que en junio 2020 se registraron 13 robos, contra 57 del 2021; en julio, la cifra creció de 19 a 56 y en agosto, los registros reflejan un recrudecimiento que llevó de 9 a 85 estos episodios delictivos. La comparativa de 2020 contra 2021 muestra que el año pasado fueron repuestos en la provincia 15.393 metros de cables, mientras en lo que va de 2021, ya se llevan reemplazados 41.157 metros. El mismo reporte arroja que el año pasado, 13.800 clientes se vieron afectados por este delito, mientras que en lo que va de 2021, 33.500 clientes mendocinos ya vieron interrumpido el servicio como consecuencia de los recurrentes robos.

Movistar ya realizó las denuncias correspondientes ante las autoridades policiales y judiciales para evitar la reiteración de estos delitos. La compañía tiene habilitado, durante las 24 horas del día, el servicio de llamadas gratuitas 0-800-333-3433, para que los usuarios puedan realizar denuncias sobre hechos delictivos en inmediaciones de los tendidos telefónicos, subterráneos o aéreos, que posibiliten evitar la incomunicación por sustracción de cables, tras lo cual la compañía tomará las acciones necesarias.

Un robo que afectó a una gran zona

Para que se diera el gran problema del miércoles pasado en el Este, los “robacables” llegaron hasta un lugar de difícil acceso para cometer el ilícito. Se metieron debajo del Puente de Hierro viejo de Palmira y forzaron un tramo de unos cinco metros de caño galvanizado. Cortaron todos los cables que esta tubería llevaba en su interior. El daño no es para nada menor: el ducto pertenece a la empresa de telecomunicaciones estadounidense Lumen y la fibra óptica que los vándalos cortaron es parte de un troncal que llega de manera submarina a Buenos Aires, alimenta a nuestra provincia y sigue hasta Chile.

Lumen es el proveedor general del servicio, pero afecta a diversas distribuidoras de internet locales. “Hicieron un gran daño y dejaron todo tirado porque la fibra óptica no la pueden vender”, relató indignado desde el lugar del incidente Alejandro Cairo, dueño de la empresa de San Martín Foptik, una de las afectadas.

“Estuvieron trabajando en el lugar y se tardó unas cinco horas para poder restablecer al 100% el servicio”, dijo Cairo. Y agregó: “Esto lo sufrimos todas las empresas que nos proveemos de internet por este troncal: Telefónica (Movistar), Claro, I Plan, entre otras”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA